Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular
Palabras clave, tags: paisaje vegetal asturiano, etnobotánica, etnografía

    “Los libros son hijos de los árboles,
    que fueron el primer hogar de nuestra especie
    y, tal vez, el más antiguo recipiente
    de nuestras palabras escritas"

    (Irene Vallejo) .

    Las plantas en el paisaje:
    toponimia de origen vegetal
    fitotoponimia

    El lenguaje botánico traducido a las palabras populares que siempre usaron los nativos, los lugareños, a la hora de describir las funciones de cada planta en su comunicación diaria; o que fueron dejando sobre el terreno a la hora de señalar con precisión dónde localizar cada una de esas plantas (la toponimia)

    1. Las plantas asturianas: usos populares tradicionales (etnobotánica, etnofitonimia)

    2. Unas cuantas plantas medicinales, curativas de la piel, estomacales...

    3. Las plantas más comunes de Lena: nombre popular

    4. Las edades aproximadas de las plantas: los árboles

    5. Las plantas en varios idiomas: una experiencia a medias en un grupo interactivo de aula; equivalencias en distintas culturas y lenguas (fitonimia)

    6. Las plantas y la etnobotánica de las brañas: un breve estudio etnográfico, etnolingüístico, etnobotánico..., en el uso vaquero y pastoril asturiano

    7. La toponimia botánica: Fitotoponimia, los nombres del terreno por las plantas

    8. Etnobotánica: Centro de Interpretación Monte Deva. Xixón

    9. Un paseo entre las plantas lenenses: etnobotánica popular.

      El paisaje vegetal
      por Pascual Risco Chueca

      “Es útil regresar a los archivos y a la memoria geográfica que almacena la toponimia para hacer inventario de bienes naturales preexistentes. El paisaje vegetal y ecológico no puede describirse mediante un esquema simplista o esencialista: lo autóctono y hereditario, por un lado, y lo impuesto y sobrevenido, por otro.

      El estudio toponímico permite, en algunos casos, comprobar la riqueza y alto grado de contingencia de las evoluciones seguidas... En todo caso, conocer los nombres de las plantas y la fauna en el habla local es una condición útil para contribuir a su supervivencia. Aquello que goza de un nombre es culturalmente reconocido. El nombre vernáculo tiende un abrazo de afecto a la especie nombrada" (Pascual Risco Chueca).

    Libros y árboles
    por Irene Vallejo
    (El infinito en un junco, p. 276)

    “Los libros son hijos de los árboles, que fueron el primer hogar de nuestra especie y, tal vez, el más antiguo recipiente de nuestras palabras escritas. La etimología de la palabra enciera un viejo relato sobre los orígenes. En latín, liber, que significaba "libro", originariamente daba nombre a la corterza del árbol o, para ser más exactos, a la película fibrosa que separa la corteza de la madera del tronco. Plinio el Viejo afirmaba que los romanos escribían sobre cortezas antes de conocer los rollos egipcios.

    Durante muchos siglos, diversos materiales -el papiro, el pergamino- desplazarían a aquellas antiguas páginas de madera, pero, en un viaje de ida y vuelta, con el triunfo del papel, los libros volvieron a nacer del os árboles".

      Otros trabayos de Xulio Concepción Suárez

      Índice alfabético de materias