Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular

Etiquetas, tags, palabras clave: Enedina García Durán, presentación, paisaje, cinco sentido

Mesa redonde sobre el libru:

  • Aurelia Villar Álvarez
  • Belén Álvarez Delgado
  • Enedina García Durán
  • Graciela Álvarez Fernández
  • David Ordóñez Castañón
  • Xulio Concepción Suárez

A lo cimero’l Curuchu Braña
Palabras de presentación
por Nedi García Durán

del libru:
Por el paisaje asturiano con los cinco sentidos,
de Xulio Concepción Suárez.
Edita Asociación Vindonnus.

SI YO SUPIERA FACER VIÑETAS COMO LOS DE “LA TIRA Y AFLOJA DE LA NUEVA ESPAÑA”, LA MI MISIÓN ESTARÍA CUMPLIDA: BAXARÍAMOS LA PANTALLA, Y EN UN TRIS TABA TOO EXPLICAO. SIRÍA RÁPIDO Y REIRÍAMONOS UN POCO CON XULIO.

Pintaría al nuistru Xulio cual maduro cowboy en lo cimero del Curuchu Braña (nun se vos olvide, observatorio del conciyu L.Lena, en la Puerta d’Asturias, frontera sur ).

Las mismas gafinas y el mismu tipín que cuando en el 95 presentó’l pioneru, y ya míticu, libru “Por Los Pueblos de Lena”. Nada de sombriru vaquiru del oeste: a la última, con una gorrina tipo Duckbill (o picu de pato); y, eso sí, muy importante, los pies nun tocan el suilu, porque ya ye güilu, y paeme que eso  pon a la xente en otra dimensión.

Imaxinai los sos brazos cargaos de cordeles, lanzándolos certeros, non pa agrarrar  xatos ni caballerías: ún díria,  por la toponimia; utru, por la hortoterapia, la etimología, las esquisas, las xuntanzas y romandelas, lo sensorial, las brañas, las páxinas webs….


Cataldo guxarapas, renacuayos, marabayos..., el casu ye comprobar la vida del río, la piel del agua...

Nun penséis que quedaría to en un bruyu mecío de mala traza. No, no. Zarrai los güeyos, y vei ente La Pena la Portiecha, El Picu Tresconceyos y el Raneru: una constelación de mapas conceptuales, prestos a navegar mundo alantre.

Porque Xulio trabaya con el afán de lo que en antropología se denomina la “aprehensión de la totalidad”: agrarrar intelectuamente el mundo y entendelu de manera global e interrelacionada, y generar conceptos.

A mí, como a los de la generación del 98, “Me duele Lena”. Sei que soy un poco fata, y sufro como una condená cuando la xente marcha pal extranjero; es decir, más allá de Senriella o de Payares; y más entavía, si dicen que ye porque aquí nun hay ná.

Chevo años consolándome, pensando que tan mal sitiu nun será ¡oh!; polo menos tenemos un vecín que ye científicu, que podría entamar la marcha hacia cosmopolitas centros del saber, y de momento resiste en L.Lena.

En cuanto a la influencia del maestro en el mi trabayu, que me dio Lengua en COU, tengo que decir algo: lo primero como persona, sintíme respetá y respaldá pa hablar como hablo; eso a los mios 17 años valúme muncho humanamente; y más terdi, pa conectar con determinada xente pela vida y pel trabayu arriba hasta ahora mismo.

Lo segundo, Xulio educónos la mirada y el oyíu. Probablemente foi en las clases de lengua de COU cuando empecé a sentir eso de que “somos enanos a lomos de gigantes”. Féxonos ver esos xigantes de sabiduría, que podían aparentar ser xente muy humilde y prescindible. Muy guapamente, como esas vecinas vieyas que nunca habían salio del chugar; o a to lo más lejos, a Xixón cuando se casaron.


Tomando notas de la andadura: estos guajes y guajas tsevan buen camín

Soy trabajadora social desde van 31 años; también licenciada en Antropología Social y Cultural. Anduve por el movimientu asociativu. Trabayo pal Principado de Asturias, los últimos 12 años en dirección de CSPM-CD; actualmente, en Turón, donde el Centro de Día ye unu de los tres que hay en Asturias, específicu en Alzheimer y otras Demencias.

El trabajo social tien que valer pa que haiga sitiu (dignu) pa toos y pa toas. Yera lo que mio guela y las amigas consideraban que facía falta pa que, ¡por Dios!, ¡por Dios!..., nun golviera otra desgracia, otra guerra, que ye lo peor que mos pue pasar con diferiencia (paeme que toy oyéndolas). Las definiciones académicas resaltan por un lado la acción transformadora, y enfatizan la importancia de lo relacional, de los vínculos entre las personas.

En el 95, ya sabéis, año de la publicación del míticu llibru Por los pueblos… empecé en Cruz Roja. Sabía que Xulio estaba preparando otru llibru paicíu, “Por las montañas…”; y que, a veces, ye-aprovecía salir sulu, y dixei: “Xulio, qué te paez si preparamos unas salidas por L.lena y mos fais de guía.


Nun tan así, tan aliniaos, por casualidá: los tres tienen el focicu en la misma línia recta exacta, porque corre un chorro de aire muy fresco del norte, en un gran día de calor nelpuerto; y tan tranquilos sin una mosca alreor del focicu. Muy espabilaos ya los xatinos tamién...

Además de dar a conocer el conciyu, pa que lu quieran y nun lu desprecien diciendo que aquí nun hay ná; a ver si somos a xuntar a xente, texer lo que caún sabe, y lo que puea facer, y comprometelos en proyectos que mejoren lo que hay pel conceyu”.

Entamamos, asina, una etapa entre xente muy pural y diversa (políticamente, edad, ocupación, aficiones, etc), en la que se cimentaron amistades y cordialidades que llegan hasta ahora mismo, ventitantos años después. Son xente que sacaron alantre estaferias per chugares, proyectos medioambientales, culturales, repartos de alimentos solidarios, socorros y emergencias, apoyo escolar pelas escuelas, etc.

Y fue posible. entonces, facer aquel l.libru inolvidable “L.Lena Fala”: un trabayu pensáu pa rular pol conciyu como una antorcha olímpica que texera redes personales, y recoyera conocimientu, dando voz a los que normalmente nun la tenían: los vecinos y vecinas de los pueblos, que lu escribieron de su puñu y letra durante varios años.

Desde 1995-6, que foi cuando se planteó to esto, hasta ahora, gracias a Dios, cambiaron munchas cosas: ta munchu más extendíu y valoréu el conocimintu del conciyu que taba entós; y, en buena medía, gracias a la labor de Xulio.


Aquella noche alreor del fuiu en Güeria

En los Centros de mayores, la nuestra misión ye crear oportunidades vitales para las personas mayores, y fomentar una imagen positiva del proceso de envejecimiento; contribuiremos, así, a la creación de UNA SOCIEDAD PARA TODAS LAS EDADES, combatiendo el edadismo, y fomentando la colaboración entre CS y CD. To esto, pasándolo lo mejor posible.

Como vos decía anantes, en los proyectos que tenemos, el tema principal ye el medio en que vivimos. Pero el tema capta a la xente; y, pa eso, hay que invertir tiimpu “escrutando el paisaje y el paisanaje” que tenemos delante. El fin ye lo que se texe al reor.

Teresa Zamanillo, un referente del trabajo social, recalca la dimensión ética que tiene: hay que facer propuestas honestas, y tener muy claro el pa qué se fay: la finalidad para la que promovemos la participación; “¿queremos xente dando vueltas, como peonzas sin sentidu? De ninguna manera… Catemos soluciones.

Cuando te dan la noticia de que tú, o alguien de tu familia, tien alzheimer u otra demencia, no ye un motivo de alegría precisamente. Viense encima un matu pistonudu.

Lo que intentamos desde los CD ye apoyar a los cuidadores/as: frenar en lo posible el avance de la enfermedad, y generar oportunidades vitales para que las personas usuarias puedan seguir disfrutando y aportando a la sociedad.


Comprobando la orientación exacta del furecu de los grillos: al sur, por supuestu...

Con estas premisas, salieron proyectos inter e intrageneracionales, como las partes 2 y 3 del itinerario “Ganaderos con Escuela” que ganó varios premios. O como “Texendo Turón” o el más reciente “Los Nabos del Conceyón”, en el que ahora andamos metíos.  

Concretamente en el Ganador@s... Xulio apoyonos pa que mayores y alumnado ficieran un curso de fotografía panorámica, y luego punxieronya nombre a lo que aculumbraban desde el colegio; a que leyeran el paisaje y punxieran en común conocimientos sobre los distintos usos que tuvo hasta la fecha… Los mozacos nun distinguen qué mayor ye del CSPM, y cuál del CD: ven un equipo, unos compañeros, que ye lo importante.

Cuando las capacidades conservadas ya son muy puquitinas, se recurre a las salas SNOLECEN, espacios multisensoriales, en los que se pretende imitar a los árboles mediante columnas de luces, la proyección de imágenes y sonidos de pájaros etc.


Los detalles del puerto desde los altos: el tsegu, las aguas del puerto que dieron el topónimo, la tierra acuaria...

 Resumíanlo muy bien las mis compañeras Patricia Peruyera y Rosa Carraluz, psicóloga y auxiliar respectivamente: trátase de volver a las raíces de la vida, a la estimulación básica de los sentidos por ejemplo, goliendo flores, tocando musgo, manipulando  tierra, paseando al sol etc. No hay mejor sala multisensorial que un buen paseo entre árboles, regueros, páxaros…

En el nuestru equipo compartimos la idea de que la reserva cognitiva influye en la evolución y afrontamiento de la enfermedad; y el tener experiencias biográficas de relación profunda con la naturaleza como la que propone Xulio, es un “alimento” para la reserva cognitiva.


Las manos de Nedi preparando los potes, los cazos..., al fuíu del suilu nel puerto Güeria.

El caso ye que 27 años después del hito de la publicación de Por los Pueblos de Lena, tenemos al Doctor Concepción Suárez fechu un influencer, pero de los de probada trayectoria. Ye un gurú del mindfulness, y de los baños de bosque: acaba el libru del paisaxe -esti que publicó ahora- con Preguntas: ¡¡¡Oh, la pregunta¡¡¡¡…, la piedra angular de la etnorafía, lo que protege de perder la capacidad de extrañamiento, imprescindible para poder avanzar.

A modo de Quintiliano, “vive en un lugar pequeño para no hacerlo más pequeño aún”, casi en una Aldea. O, produciendo alimentos de proximidá, conocimiento para su comunidad y pa exportar a quien lo necesite. Además, tien el querer de los sos alumnos y alumnas, que lu chaman maestro ¿habrá título mas guapu pa quién ganó la vida con la enseñanza? ¿nun val tanto como ser Doctor.?

Aunque me repuna mucho esi libru de Victor Frank, paeme que Xulio debe de ser algo feliz. Ye un home que “y’encontró sentidu a la so vida”, y ayuda a que otra xente lo puea facer.

Decíamos en L.L.ENA FALA que lo importante yera vivir la vida formado parte de lugares y gentes: del paisaje y del paisanaje, esnizándose por ella sele o a trompicones, según la suerte de cada quien; y no como si la tierra estuviera envuelta en un gran celofán que no nos dejara mezclarnos, solo pasar.

Ta claro Xulio: tú nun te limitas a pasar por la vida; y los tos trabayos ayudan a mezclase , a crecer y volar.

La Pola 9-6-2022   Nedi García Durán


El placer de las alturas: l'airín del norte na cara tras la xubía un día de calor.