Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular

El panchón allerano
(I)

Versión asturiana: Sira Casado Alonso.
Publicado en el libro: Andecha lenense.
A la memoria del profesor Juan García García

Coordinador del trabajo
Julio Concepción Suárez
Pola de Lena 1991

"Pa empezar, ponse a ferver l'agua. Cuando ta a puntu de romper, va echándose la escanda con un pocu de furmientu, y va mezclándose con algo de farina blanca, pues si non queda muy afumao, duro y escariotao.

Pa amasalo, hay que facelo averándolo, de manera que siempre quede apretao: amasar de fuera pa dientro y pal medio. Pero nun fay falta sobalo. Después ye cuando se-y pue char un pingu sal.

Una vez amasao, envuélvese en berzes como si fuera un buchu, pero quedando más bien chevantao, sin aplastar.

Déxase cheldar un retu. Métese en una pota envueltu en les berzes, con el fornu muy fuerte y bien roxéu. De vez en cuandu, van dándose-y vueltes al puchiru pa que cuezca alreor tó por un igual, hasta que se-y vea la corteza casi quemá.

Un poco más terdi, va quitándose-y la corteza y esmigayando la mochena tavía en caliente. Una vez esmigayao en la misma pota, ponse-y l'azucar a gusto de ca ún (como un kilo por tres de farina), y la mantega (como mediu kilo: la metá cocío y la metá crúo). Si fay falta, pue añadíse-y un poco agua pa desleílo meyor.

Pa terminar, caliéntase una migaya encima la cocina-cheña o de carbón: hay que facelo despacio, y, si la cocina fuera de gas, al baño María.

Y, pa comelo..., cuanto más roxau, meyor que meyor".

Volver al panchón allerano en otras lenguas

Volver a gastronomía

Volver a Índice alfabético de contenidos