Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular
por Xulio Concepción Suárez

"Aprendiz siempre... Tengo noventa y cuatro años y me considero un aprendiz.... Todavía aprendo a ser quien soy... Trata de vivir en armonía con la naturaleza a la que perteneces. Se trata de vivir esta vida, esa es la cuestión"
(José Luis Sampedro).

Argimiro, de filanguiru per Xomezana
(III)

Contenidos del manuscrito

págs.
La Rosa de los vientos
6
Entrada para este libro
7
Recomendaciones
8
Filandiru
9

El Huerna y la variante

15

Inflación y consecuencias

21

La tropa en Xomezana

25

Se escriben libros hortera para "enganchar"

28

La tarde que se presenta "floja"

31

Libros: el japonés y el cura de Barros

32

Vuelve "un, dos, tres", conteste otra vez

33

Las estrellas y ¿la falta de tiempo para verlas?

35

Las fabas contadas y las votaciones (14 M)

39

Dar sal a las vacas

45

El proceso de la escanda

49

Jomezana, teatro y superficies

54

Afición a escribir , y el santo del ganado

58

Surrealismo, Dalí y el paso cebra en Escandalera

61

Los Príncipes, las cuevas y almorzar algo

64

La ministra danesa que emula a Sor Juana Inés de la Cruz

71

Del Planeta Rojo, a las acelgas del Presidente Bush

72

La semana en que no pensaba, el tiempo de Madrid y La Cosa Nostra

75

La mujer en alza, parejas sin "papeles", el código natural y la razón

79

Azar y algo más: entra lo territorial y el cauce Río Piquinu

83

Antesala de "Andresillo"

87

Personajes y alternancias

97

La noticia: barruntos del origen del pensamiento

98

El caso del aquitecto más valorado de España

100

Los Cuervos de El Cordal

103

Para Jomezana: un plan a corto plazo

109

Los filanderos de los que cumpliremos cien años

111

El alcance cuando el filandiru, y el caso del Barraal

114

La inmigración, noticia fresca; la emigración continúa

122

Más de emigración

126

La casa, el terreno, la identificación

131

Las amas de casa, y la escuela de Bilbao

136

Lo puntual de la radio y el Señor de los Anillos

137

La enjundia electoral, o la Venus de Milo

139

El día después

141

Un capítulo primordial: el abandono de las tierras

149

El progreso, el "Grosor", y Paloma San Basilio

156

A la sombra de D. Julio Concepción

162

Los efectos del movimiento parcelario

165

La Casa de los Bárcena

171

En las cocinas de Palacio

186

El Centro Socio-Cultural, regazo de Filandiru

189

La lluvia de mayo, bautismo; denominación Princesa

190

Las catorce páginas: grúa para encarrilar un libro

192
"Jonathan", la gaviota que supo lo que es el cielo
207

La Asturianita

203

LA QUEMÁ DE LA PENA:
La Pena la Portiecha

Cuando toda la espadaña ardía,
el desconsuelo nos dejaba inermes;
sintiendo que toda la flora se perdía,
y los fulgores en la noche subían
de los rescoldos, que se consumían.

Las piedras que fueran nodrizas de raíces,
al ser estas pavesas, perdieron su destino,
y buscaban gravedad: último intento;
y bajaron, cayeron, con lamentos,
y hasta esos ecos engullía el fuego.

Ya más tarde vinieron los diciembres,
esos meses del viento,
el agua y las escarchas,
y peinaron y lavaron los despojos.
Y una vez más, también la primavera,
con sabia magia de hechizos de verdores,
vistieron La Portiecha de Matrona.

Y “diz” que allá en la alba cima
 hay un güertín lleno de flores.
(por Argimiro).

(La pena -la peña- tuvo quemando una semana, ardió en redondo y quemaron las fayas. Esto sería 1988)

Nel Picu La Pena la Portietsa

NOTA INEVITABLE: ante la imposibilidad, por el momento, de teclear para el ordenata estas otras 203 páginas siguientes manuscritas (como las anteriores), que me pasa Argimiro (en una envidiable caligrafía, al estilo de los pacientes amanuenses medievales), sólo puedo recoger ahora el ÍNDICE. Y hacer constar de paso el valor literario, entre otros, de un lenense de 88 años, que sigue transcribiendo a una libreta de rayas sus muchas experiencias en la vida, desde el día que nació en Las Monas un día de hinchentes y torrenteras -como él mismo cita con gracia-.

Todo un documento escrito (y oral, por supuesto) es Argimiro (Arximiro) para el pueblo de Xomezana, para el conceyu Lena, para la etnografía, para la historia asturiana...; para los escolares o estudiantes universitarios que algún día les dé por investigar cómo se vivía en un pueblo de montaña en el siglo XX, cuando en el mejor de los casos se podía asistir a la escuela ocho, diez meses (sí, ocho o diez meses...) en la vida (sí, en toda la vida..., de ochenta y ocho años).

Lo demás, lo puso la inteligencia natural, el desarrollo de la observación, la capacidad de trabajo, la preocupación por el entorno que le tocó vivir, la creatividad, la solidaridad..., de Argimiro para con su pueblo y con sus gentes. La educación, la enorme educación de un paisano que recorrió, de trabajo en trabajo, muchas regiones más allá de estas montañas asturianas. Casi ná...

Argimiro Octavio Álvarez López, excelente alumno de 88 años. Sobresaliente, un 10, altu... Alumno inteligente, humilde (muy humilde), culto... Pues seguro que, acurruquéu en aquella esquina al mor del fuiu y de las faízas arroxando nel fogón, en la soledad creadora de las nuiches invernizas en Xomezana, si no fuera por pura humildad (por nun comparase, vamos), Argimiro pensaría también con el filósofo: "Sólo sé que no sé nada".

Todo un honor aprender de Argimiro en el puyu entecasa al mor de la mediaterdi; o al mor del fuibu, con la nuiche ya colgá de La Portiecha. Por alumnos como Argimiro, merece la pena madrugar al romper el alba, a eso del amanecerín, y pensar mirando por la ventana al horizonte anublinéu de La Pena Chago: "pero seguro que hoy vuelve a amanecer, y el sol brillará en lo alto, aunque sea por encima (muy por encima) de los mayores nubarrones que ahora ocultan Bovias, La Portiecha o Penubina".

Seguro (por supuesto) que vuelve a amanecer. Y que el sol ya brilla arriba, muy por encima de las nublinas, los nubarrones, las rencietsas de los vatses y las montañas.
(Xulio Concepción Suárez)

Argimiro Octavio Álvarez López
El libro de Jomezana: Filandiru 2004.
(203 páginas escritas a mano) .

Documentos de Xomezana

.

Ver Arximiro (I): nacer el Las Monas

Ver Argimiro (III): de filanguiru

Ver Argimiro (IV): El Arca de Espineo

Ver Argimiro (V): la quemá de La Pena

Ver Arximiro (VI): Museo - Escuela d'Espineo

Ver Argimiro (VII): Las muyeres de la Fábrica del Quempu

Ver Arximiro (VIII): Cuando aprendí a escribir en fueyas de panoyas aplastás

Ver Arximiro (IX): El Arca d'Espineo

Ver Arximiro (VIII): Cuando aprendí a escribir en fueyas de panoyas aplastás

Volver a personajes de Lena

Volver a índice alfabético de contenidos