Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular
por Xulio Concepción Suárez
 

Descubrir, mostrar
Juan A. Vázquez.
IV

La Nueva España,
26 de julio de 2009

"Otros vendrán.
Verán lo que no vimos".
Blas de Otero

Hay una gran fascinación en lo oculto. Y eso es lo que nos empuja a descubrir. Lo que salta a la vista es lo entrevisto, lo que no está del todo a la vista. Y eso es lo que queremos ver. Lo desconocido es lo que se ansía siempre conocer. Sin misterio no hay descubrimiento, y ése es el encanto de los misterios por descubrir. El secreto está en mantener y a la vez mostrar el secreto, poco a poco, sin que se llegue del todo a desvelar.

Preferimos, por eso, lo que se insinúa a lo que se destapa, descubrir a lo que se descubre, desnudar a lo que se presenta desnudo. Vivimos en una época en que todo se quiere mostrar, pero mostrar ocultando, ocultar mostrando. Lo importante no es lo que se muestra, sino lo que se evoca. Por eso es mejor evocar que mostrar, sugerir que enseñar, insinuar que destapar. Ésa es la erótica del sexo, pero es, sobre todo, la erótica de la sociedad, de la vida, que se destapa poco a poco, que se muestra trecho a trecho, que se descubre día a día y cuyo encantamiento se pierde si se descubre del todo, de repente, de una vez.

Insinuar es mejor que mostrar, porque invita a imaginar. Sugerir es mejor que decir, porque nos obliga a suponer. Nos tapamos para descubrir, para no mostrar del todo la desnudez insinuada. Para desnudarnos hemos inventado formas de vestir la desnudez. Para que no osemos descubrir el fondo se nos muestran generosamente las formas. Nos quitamos ropas y nos ponemos caretas. Descubrir el cuerpo y ocultar el alma parece el sino de estos tiempos, lo que nos propone esta sociedad.

Vivimos en una sociedad que igual pone velos que exhibe transparencias, que nos invita a asomarnos sin dejarnos pasar, que nos induce a lo que luego nos niega, que nos anima a lo que nos prohíbe, que nos ofrece lo que deja fuera de nuestro alcance, que nos incita a mirar y nos impide ver. Una sociedad que convierte el interior en pura superficie; el accidente, en sustancia; la vida, en espectáculo, y la realidad, en una ficción.

Vivimos en una época en que todo se quiere mostrar, pero mostrar ocultando, ocultar mostrando. Descubrir el cuerpo y ocultar el alma parece el sino de estos tiempos, lo que nos propone esta sociedad.

por Juan A. Vázquez.

Ver Juan A. Vázquez (I)

Ver Juan A. Vázquez (II)

Ver Juan A. Vázquez (III)

Ver Juan Vázquez (V): Prosas sueltas

Volver a Índice de contenidos de la páxina

Pasar a Esquisa literaria