Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular

Puzu Tsago.

LA VOZ "GÜERNA",
EL HUERNA:
etimología .

Publicado en la revista Belenos,
nº 12, 2001 (pp. 30-41)
Colaboración de
Julio Concepción Suárez

Nombre en contigüidad con Lena es el que designa todo el valle del Güerna, de Campomanes parriba: l´utru vache (como se dice en el de Payares). El topónimo trasciende, asimismo, los límites del concejo: en Baíña (Mieres) está el lugar de Las Ornias; y en Cangas de Onís, el río Bueña se documenta como Onna, Orna... en documentos de 926 y 1141 . Huerno / Güerno, en Santiago de Ambás, entre Avilés y Gijón, concejo de Carreño.

Ya Adolf Schulten, estudiando la vida de los cántabros y astures, cita la tribu de los Orniaci . Schulten relaciona la raíz con el antropónimo Orne y el río Orna, en la Galia, a los que asocia, no sin reservas, el lugar de Hornija, al sur de Villafranca del Bierzo; el origen de los Orniaci estaría, para él, en el nombre de un posible *Ornia, teniendo en cuenta los ríos que llevan este nombre (Orna, Urna, Urnia) .

La filiación prerromana parece aceptada en la etimología, aunque no aparezca claro el sentido que la base léxica pudiera contener. R. Menéndez Pidal extiende el campo toponímico de la voz al vecino dominio leonés: "igual nombre lleva el río que riega las tierras de Astorga llamadas la Valduerna...

Y en la Hispania Tarraconense se documenta el lugar de Orniacus" . El campo toponímico podría ampliarse con voces parecidas, y con límites lingüísticos muy difusos en ocasiones.

Más allá también de Güerna y Lena

Más allá del Huerna y Lena asturianos, se encuentra Horna, en Reinosa, junto al Embalse del Ebro, precisamente al lado de la discutida localización del asentamiento prerromano de Julobriga / Juliobriga; Horna, cerca de Sigüenza, entre Guadalajara y Soria; Orna de Gállego, en Huesca; Güernia, en La Rioja .

En la toponimia francesa, Auguste Vincent, hablando de las corrientes de agua, cita L'Orne, afluente del Mosell (el Mosela), documentado Orna en el año 775 ; Dauzat añade Ornes, Ornel, documentados Urna en 812, y Ornella en 1152 respectivamente .

Y el departamenteo francés correspondiente, Orne, en Normandía, es la extensa zona (unos 6.000 km2) que va del macizo Armoricano hasta la Cuenca de París. Se trata de una morfología del terreno entre colinas, cuencas y llanuras, con amplias zonas húmedas y bosques, que permiten el desarrollo de todo tipo de ganado: bovino, porcino, ovino...

En el camino de la filiación léxica, J. Menéndez Pidal, citando las tribus prerromanas en Lena, dice que los orniacos que habitaban la antigua Orna, actual Huerna, ocupaban una región la cual "debió extenderse hasta el Vierzo [así] donde corre el río llamado hoy Duerna, y en antiguos documentos Orna, afluente del Órbigo" .

Etimología posible

En principio, el nombre que recoge, con cierta frecuencia, la documentación medieval, a partir del s. IX, es la forma Orna; esto es, con la inicial tónica sin diptongar, lo que supone una derivación *orna > Uerna .

Por esto, J. M. González, no sin reservas, asocia al Huerna lenense (que él transcribe Uerna, sin "h") el gijonés Baldornón, interpretable como Valle de Ornón (a partir de Orna), o como Valle Dornón (a partir de duerna).

Y añade el mismo autor La Peña l'Ornia, en Llueves (Cangas de Onís), documentada, en época medieval, en la forma Forcata de illa Ornia; Orna, río y monte en el concejo de Allande; Huerno, con "H" no etimológica, en Carreño, documentado Orno en 1150 . Pero las distintas grafías toponímicas complican la voz

El étimo de los topónimos citados (hidrográficos, casi todos) se remontaría, o bien, a un posible *orna (con /o/ larga), o *orna (con /o/ breve), pero con diptongación analógica con otras voces diptongadas y homónimas, incluso; o bien, a un posible *orna indiferente a la diptongación de esa tónica inicial.

En otro caso, el origen del diptongo en Uerna estaría en una vocal breve del tipo *orna , como étimo inmediato, sin más.

¿Orna > (H)uerna?

Para los casos del tipo Uerna, con diptongación inicial, las etimologías distan de ser definitivas y claras. J. M. González parece inclinarse por una base en torno al antiguo dominio celta, posteriormente diptongada.

Así, partiendo del gentilicio astur orniaco, mencionado por Ptolomeo, observa este autor que el sufijo -iacus es frecuente en la Galicia céltica, lo mismo que el radical orn- en el norte de Francia y Bélgica.

El origen del adjetivo, en consecuencia, en opinión del autor podría estar en un antropónimo (el jefe de la tribu de los orniacos), o en un hidrónimo (el río Orna) del territorio de los antiguos astures, que daría nombre a los pobladores que habitaron sus riberas, como en otros muchos casos de la Antigüedad . Parece inclinarse por esta opción.

Pero el mismo J. M. Gonzalez relaciona con esta base formas paralelas al Uerna asturiano, del tipo Orne, Orneau, Ornot en Bélgica; Orne, Ornell, Ornain, Oignon, en la señalada región francesa . Y así concluye que tal vez se trate de un hidrónimo de origen o uso celta, con esa transformación Orna > Uerna , de rara, analógica, y sólo ocasional diptongación.

El sentido de la voz Orna

Por otro lado, en cuanto al sentido del nombre, pudieran servir, en parte, las investigaciones de los franceses Louis Deroy-Mnne. Mulon, para el departamento del señalado Orne, al NO de la Baja Normandía.

Allí, discurre el río Orne, afluente del Mosela, mencionado por Ptolomeo en el s. II, bajo la forma Olina, y en los documentos medievales como Olna. Por evidente rotacismo /-l- > -r-/, atraído por otros homónimos, la forma se volvió Orna ya en el s. XIII, luego Orne, según los referidos autores .

Concluyen estos investigadores que podría tratarse de la frecuente base hidronímica *ol- (+ el sufijo -na), supuestamente de origen precéltico, con el sentido de 'manar, fluir, deslizarse', aplicado a las aguas de una corriente .

Finalmente, Martín Sevilla propone la forma orna: "hidrónimo antiguo europeo no atribuible a una lengua indoeuropea en particular, que habría tenido un significado 'agua que se agita' (griego, ornumi, 'agitado, movido' ).

Conclusiones sobre la voz Güerna

Se trataría del radical *or- + sufijo -n- + vocal -a, morfema presente en el nombre de otros ríos del norte peninsular (Deva, Sella, Narcea, Navia...). El gentilicio Orniaci, documentado en una inscripción de Astorga ya en el s. I, designaría los habitantes del entonces llamado Orna .

En resumen, la voz Güerna, en contigüidad con la otra de Lena en el valle siguiente, más abajo, unido por las mismas aguas, sería una palabra descriptiva del origen de un solo río: primero, con la base *or-n-a > Orna se habría señalado la simple circunstancia de la 'corriente', el caudal que manaba de los altos de Ubiña, abundante, agitado en una buena parte del cauce entre las peñas (El Quempu, Val de Dios, Rospaso, Teyeo...).

No se excluyen entre sí, necesariamente, las teorías citadas, pues coinciden en la referencia hidronímica.

Más tarde, ya en época marcada por la discutida cultura celta, las mismas aguas se describían más lentas, con la citada raíz *len-, arriba analizada (propiamente, río Lena).

Ambos nombres parecen, así, enlazados en una estructura descriptiva respecto al mismo entorno montañoso de un mismo río, con morfología específica diversificada entre la altura y el llano. El ensamblaje de los dos topónimos pudiera estar reforzado por el dato de aquel sufijo /-iaci/, encotrado en las lenguas célticas y en algunos topónimos galos .

En fin, con voz castellanizada o no, el valle del Güerna sigue conservando hoy, todavía, un léxico específico, una articulación fónica más palatal y sibilante, una entonación más pausada y uniforme, y todo un conjunto de costumbres que caracterizaron a los del utru vache frente a los del Payares, y de Campomanes pabaxo en general. Cultura y nombre conectan, así, con otras lenguas, tiempos y regiones.

Volver a etimologías

Para otros ejemplos de etimologías

ÍNDICE alfabético de materias

Pasar a información cultural