Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular
por Xulio Concepción Suárez

VILLAYANA,
VITSATSANA,
VICHACHANA
(VILLALLANA, una vez castellanizado el topónimo)

Lugar y parroquia de Lena, situada entre La Pola y Ujo. Dista 4 kms. de la capital municipal, y se sitúa a unos 280 m. de altitud. Tiene una población censada de 500 habitantes. Siempre fue uno de los pueblos mayores del concejo. El uso local de los mayores, Vitsatsana, se convirtió luego en el cheísmo esperable (Vichachana), para terminar en Villayana que se oye entre lugareños y por el conceyu. La castellanización en Villallana, del todo ajena al uso asturiano lenense, procede de los carteles de la carretera, casi desaparecidos ya.

La distribución de las casas a lo largo de la villa recuerda su más o menos larga historia: los edificios parecen levantados sucesivamente con el tiempo por ambos lados del antiguo camín real que venía de La Frecha por El Camín de Santa Xuliana, La Rampla, el llamado Puente Romano de Campomanes, La Fuente'l Caño, La Malata, La Fonda, La Calzá, La Venta, La Casa Postes, L'Hospitalón...; y desde Villayana continuaba hacia Mieres por La Casona, Senriella, L'Envaralao, Uxo...

La condición del poblamiento en continuidad con La Vía Romana de La Carisa, El Camín de Santa Xuliana y La Calzá, inclinan a pensar que el nombre de Villayana surge a partir de una primera villa Iuliana, es decir, una villa dedicada a la familia de emperadores romanos, que dio lugar a otras calzadas dependientes de la antigua Roma en varias provincias.

No obstante, la opinión motivada y transmitida por los propios documentos medievales es que el topónimo procede del adjetivo latino plana ('lisa, llana'), a pesar del dicho generalizado de los propios vecinos, quienes sostienen medio convencidos que nin ye villa nin, muncho menos, llana.

Venga el nombre o no de la andadura y del camino, la condición andariega y de paso es evidente en Villayana: nombres de caserones como L'Hospitalón, L'Alberguería, El Portalón, La Venta, La Casa Postes (algunos muy transformados hoy) recuerdan la función hospitalaria del poblamiento tan sólo unas décadas atrás.

El historiador Juan Menéndez Pidal dice en su apartado sobre el concejo que todavía a principios del s. XVI había un "hospital" (alberguería) en Villayana al que llegaban peregrinos a la puesta del sol, y en el que "recibían cena y cama, y, a la mañana, frugal desayuno al proseguir camino". Recientemente Alberto Montero da abundantes noticias sobre la citada institución lenense.

Villayana destaca también en el concejo por una larga tradición de iniciativas artesanas e industriales: La Teyera, La Bárcena, La Fabricona..., y las más recientes actividades en torno a la chapa, la madera, los motores... Nuevos bloques de viviendas, centros comerciales, etc., dan a la antigua villa ese aspecto renovado que ofrece hoy al paso por la autovía o sobre los raíles del tren. Celebra la fiesta'l Cristo el segundo domingo de setiembre.

La parroquia de San Martín de Villayana está formada por los núcleos de Cabo, La Calzá, La Canterona, El Castiellu, El Casqueyu, La Caseta, La Collá, La Corraona, La Corrona, Fresneo, Malpique, Misiegos, La Mora, El Padrún, El Questru, Requexu, Retalente, Retrullés, El retrunal, San Martino, La Sapera, Vallines, La Vega, Vega Muro, Villayana, Viscarrionda, y La Viña.

Para más información, ver
Diccionario Geográfico de Asturias.
Ciudades, villas y pueblos.

Editorial Prensa Asturiana.
Colaboración de Julio Concepción Suárez

Volver a pueblos

Índice alfabético de la páxina

Pasar a información cultural