Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular
por Xulio Concepción Suárez
 

"Yo vengo de una raza de pastores que perdió su libertad
cuando perdió sus ganados y sus pastos.
Durante mucho tiempo mis antepasados cuidaron sus
rebaños en la región donde se espesan el silencio y la retama.
Y no tuvieron otro dios que su existencia ni otra memoria que el olvido...
Ellos no conocían la intensidad del fuego ni el desamor
de los árboles sin savia.
Los graneros de su pobreza eran inmensos. La lentitud
estaba en la raíz del corazón.
Y en su sosiego acumularon monedas verdes de esperanza
para nosotros
"
(Julio Llamzares)

Por el invierno
entre las hayas y las peñas: el jayéu,
en el decir de los pastores cabraliegos.

 
 
1. Las jayas
blanquecinas,
ahora al desnudo
en plenu inviernu
cabraliegu
.
 
 
2. Los primeros frutales
que empiezan a brotar:
las ablanares
 
 
3. Y los primeros retoños
de las cabras:
los otros frutos tempranos de
las igüedas.
 
 
4. Las cabritas mayores,
entre las peñas
a la rebusca del inabiu,
los terenos y terenas...
 
 
5. Las cabras que dieron nombre a
Cabrales,
al quesu...
 
 
6. Y en rey
de la reciella...
 
 
7. Con las piedras abundantes
para que el puveriu
non se lleven el tejáu
tou de cuaju...
 
 
8. Los invernales
nel silenciu del inviernu
 
 
9. La oveya lacha:
con llana abundante y llarga:
paque resbale meyor la lluvia,
seque primero la humedad
del cuerpu...
 
 
10. Los efectos del xelu,
el agua...
en las calizas
 
 
11. Y con más detalle
en la peñe entera
 
 
12. El ríu secu
en plenu inviernu:
nun paez eneru...
 
 
13. La poca agua,
hay que mimala
 
 
14. Ya en el pueblu:
el gallu y las gallinas
al sol
 
 

15. La capilla'l pueblu entre las peñas
 
 


16. Y el buen remate vexetal de la xornada...

Y nos vamos del jayéu y de las peñas
con la mirada en los brotes
del avellano en pleno invierno...

“Brota la fuente rosa,
donde el avellano se asoma
para avistar el cielo.
Aprieto el paso, cuesta arriba,
hacia el cruce, donde
el camino muere.
Un viento liviano zarandea
las copas frondosas, y
el bosque revive.
El avellano triste
se ríe, inescrutable,
desde su otero, solitario.
Rosa es la tarde, y
rosa es el agua que brota
de la fuente del avellano.
(Luis Tamargo)

Más informaciones sobre la zona:

Moradiellos, Ana María (2005) Vida, vezos y estraperlu en Sotres, en Asturies. Memoria encesa d'un país. Númberu 20 (pp. 44-65). Fundación Belenos. Uviéu.

Unas palabras para los pastores de Ariu: Gustavo, Toño...

Ver algunos artículos de Los Picos y las calizas:
por Elisa Villa Otero

Volver a ÍNDICE de contenidos de la Páxina