Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular

PALACIO

Lugar de la parroquia de Felgueras (Lena), sobre La Vega'l Rey, en las riberas del río que desciende de los altos de Carraceo. Dista 4 kms. de la capital del concejo, y se sitúa a unos 490 ms. de altitud. Tiene 83 habitantes. La iglesia parroquial está dedicada a San Lorenzo -antes, San Tsaurienzo-: patrono de los cocineros, de los pobres...; antes, según la voz oral, estuvo dedicada a San Clamente: protector de las enfermedades, de la infancia, de las tormentas...

La iglesia tiene hoy la placa dedicada a Juaquín Bernardo Barbado: joven misionero, de Felgueras, asesinado en Albania, cuando se disponía a preparar las elecciones democráticas en la promoción y tutela de los derechos del pueblo, a cargo de la ONU; colaboraba con la ONG, IFES..., y unas cuantas organizaciones humanitarias.

El núcleo central de las viviendas de Palacio se agrupa en torno a La Casona o Priorato: rústico conjunto de caserón y dependencias, con la estructura palaciega que se repite en estos valles (portón de carros, portalá, capilla...). Un poco más allá están los otros barrios: El Casqueyu, Ente l'Arruxu, El Cochéu, L'Espinal, Trascasas, Tresviña ('detrás de la viña'), La Cruz...; y al otro lado del río, La Fuente, La Escuela y El Quempu la Iglesia.


(Foto de Alberto Cordero)

Destaca en el pueblo, como se dijo, el conjunto de La Casona. Sigue la tradición oral de que fue residencia ocasional de los reyes asturianos en sus viajes de ocio, y en sus trasiegos por estos montes hacia las tierras castellanas. Se dice que La Casona o Priorato fue luego reutilizada como convento, cartuja, cenobio, monsaterio..., y que los monjes benitos se encargaban de cuidar el monumento de Santa Cristina.

De hecho, tras La Casona o Priorato había un anexo que se recuerda como La Capilla: un pequeño edificio adosado por la pared surdeste, que servía de oratorio al monacato. La misma voz popular (fantaseada o no) hizo llegar a estos mismo días algunos datos más: la imagen de las torturas y los castigos en tono a la institución religiosa.

Así, se precisa la función de una pared medianera entre La Casona y La Capilla: una oquedad estrecha y alargada en vertical (un par de metros) en la que se dice eran emparedados los condenados por razones religiosas, impago de tributos... La leyenda sigue arraigada.

Y se concretan las torturas en La Casa la Gotera -o de La Gota-: cuadra actual entre La Casona y L'Arruxu, rodeada de una leyenda negra que habla instrumentos y sistemas de castigo en tiempos religiosos más estrictos. Por ejemplo, citan algunos vecinos mayores (no sin cierto misterio y respeto) el supliciu de la gota, que relacionan con las piedras de castigo de La Colegiata de Arbas.

El nombre del lugar es evidente que no responde a una estructura palaciega, como siempre se ha rebuscado en torno a Santa Cristina y a los reyes asturianos. En tiempo medievales había de tratarse de algún caserón del tipo de los citados (La Casona o Priorato...) bajo una autoridad señorial, con renteros, colonos...

El mismo topónimo de La Vega'l Rey (por cierto sólo en relación con el prerromano reku, 'arroyo, curso de río') alimentó diversas leyendas sin convencimiento alguno ni entre los propios vecinos.

Finalmente, destaca en la toponimia del pueblu, el nombre de Las Viñas: varias fincas buenas, soleyeras, a lo largo del río, por su margen derecha, algunas dedicadas hoy a usos diversos; sigue la voz oral de que se hacía vino y sidra, que se fabricaba y guardaba en las famosas bodegas, que dan nombre a algunas fincas y partes adosadas a algunas casas.

Para más información, ver
Diccionario Geográfico de Asturias.
Ciudades, villas y pueblos.

Editorial Prensa Asturiana.
Colaboración de Julio Concepción Suárez

Volver a pueblos

ÍNDICE alfabético de materias

Pasar a información cultural