Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular

"Me encuentro con el paisaje.
Como hay un idioma materno
que te enseña a nombrar las cosas,
hay un paisaje materno,
con el que aprendes a ver el mundo.
Luego conoces más lenguas y más paisajes
y pueden ser más bonitos,
pero ninguno te parece mejor.
Éste es el espejo en el que me empecé a mirar
cuando era pequeño [León]"

(Julio Llamazares)

Frases, textos, sobre el paisaje:
agentes naturales, hombres y mujeres,
máquinas, intereses incontrolados...,
tras las huellas de las palabras.

Estas frases suponían
nuestro juego diario con la sintaxis,
los comentarios de texto, las palabras...
Aprendíamos juntos y lo pasábamos bien.
Por eso algunas fueron recogidas
en diversos trabajos didácticos
y publicaciones del autor.

Julio Concepción Suárez.

  • "Al ingerir el paisaje absorbemos parte de la vida" (Réné Redzepi)

  • "Al subir a la montaña..., ten la vista clavada en la senda que conduce a la cumbre, pero que no se te olvide mirar lo que tienes a tus pies" (René Daumal).

  • “Arroyos, ríos, fuentes... A todos los arroyuelos visibles e invisibles que descienden de barrancos y vallecillos hacia el arroyo principal, se unen aún a centenares infinidad de pequeñas fuentes y venas de agua, todas diferentes por el aspecto y el paisaje de las piedras, los zarzales, arbustos o árboles que las rodean, diferenciándose también por la cantidad de sus aguas y por la oscilación de su nivel, según los meteoros y las estaciones del año” (Élisée Reclus)

  • "Arte y naturaleza... Se trata, en primer lugar de tachar la naturaleza, de desnaturalizarla, para dominarla mejor y convertirnos, por medio del proceso artístico y del progreso científico, en dueños y posesores de la naturaleza" (Paul Valéry).

  • "Artealizar, artealización del paisaje... Las artes no fueron nunca imitativas..., el lenguaje, poético o no...., la arquitectura..., la música, la pintura... El hecho mismo de re-presentar es suficiente para arrancarle su naturaleza a la naturaleza... El artista, cualquiera que sea, no tiene por qué repetir la naturaleza -¡qué aburrimiento, qué engorro!-, su vocación es negarla, la de neutralizarla con vistas a producir los modelos que, al contrario, nos permiten modelarla..." (Alain Roger).

  • "Belleza y naturaleza... No hay belleza natural, o más exactamente, la naturaleza sólo se hace bella a nuestros ojos por mediación del arte. Nuestra percepción estética de la naturaleza siempre está mediatizada por una operación artística, una 'artealización', tanto si ésta se efectúa directa como indirectamente, in situ o in visu" (Alain Roger).

  • "Cada día aumenta el número de ciudadanos que sienten la necesidad de un contacto íntimo con la naturaleza y con la vida" (Mariano Bueno).

  • "Casi toda esta enorme riqueza natural va a parar al bolsillo de los más acomodados, a menudo extraída de forma insostenible" (Gregory Mock)

  • "Comprendí que detrás de aquella montaña de magia estaba escondido el lecho del sol, mi futuro, y que mi destino era buscarlo" (Salvador Gutiérrez Ordóñez).

  • "Con el tiempo, caerás en la cuenta de que no sólo estás tú cuidando del huerto, sino que el huerto está también cuidando de ti" (Ted O'Neal)

  • "Con la naturaleza crecemos en la fe, confiando en que la diminuta semilla que sembramos brotará, crecerá y florecerá" (Ted O'Neal)

  • “Contaminación paisajística verbal y toponimia local... El llamado «paisaje lingüístico» está compuesto por paneles de señalización en la vía pública, indicadores de nombres de calles y lugares, equipamientos publicitarios, referencia a obras públicas, carteles informativos en espacios protegidos y otros elementos que introducen textos, en presencia real, dentro del paisaje... Son notorios los excesos contemporáneos en esta materia: empaquetado del producto paisajístico, previsión de itinerarios, confinamiento y acotamiento, sobre-énfasis en los hitos... La señalética (disciplina que estudia la señalización de accesos, turística y ambiental) ofrece criterios que, correctamente aprovechados, permiten cualificar el paisaje sin sobrecargarlo ni crear desorden. La industria y el turismo buscan nombres que potencien la imagen o producto que se pretende difundir. La designación poco feliz de nuevas componentes del territorio (urbanizaciones, restaurantes, caminos, fábricas) resulta en un sinfín de reclamos explícitos, a veces impudorosos, que suplantan a la toponimia tradicional. El nombre del lugar heredado es recatado en la expresión emocional y condensa un continuo evolutivo socio-natural, mientras que el topónimo comercial nace en un despacho o una cena de negocios.” (Pascual Riesco Chueca)

  • "Convertir el medio ambiente en una plataforma económica para los pobres requiere cambios en la forma de gobernar, en quién controla los ecosistemas, en quién se queda con los beneficios y en quién soporta los costes de la gestión" (Gregory Mock).

  • "Convivir con la naturaleza..., conectar con la naturaleza..., el poder curativo del sembrar, esperar, escardar, cuidar, coschar y saborear" (Ted O'Neal)

  • "Cruces, mojones, la socialización, la cristianización del paisaje... La liturgia mojonera, la limpieza de los mojones... Fijar los límites era... un acto solemne en el que participaban tanto los jóvenes como las autoridades municipales. El rito circumambulatorio se seguía, a pie o a caballo, renovando los límites del contorno jurisdicional y fijándolos mediante árboles o piedras, a veces con cruces. Todavía se recuerdan los puntos donde se alzaban, aquí y allí, aquellas cruces que hacían las veces de hitos al mismo tiempo que cristianizaban los paisajes. La naturaleza concreta y duradera de las piedras alcanzaba así una dimensión simbólica para los concejos limítrofes, que veían en los mojones una garantía y un testigo pétreo cuya presencia anulaba los recelos mutuos. Concebido de esta manera el mojón, resulta fácil interpretar las tradicionales meriendas de los jóvenes de ambos pueblos... como una tentativa de reforzar, a través de los alimentos compartidos, el acuerdo territoria... Este carácter topográfico de la vida comunal ha impregnado con fuerza incluso... la religiosidad popular. A fin de ratificar los discutidos límites municipales..., la procesión anual que conmemora la aparición de la virgen... en las alturas del monte comunal... constituye un excelente ejemplo de cómo la patrona puede ejercer de abogada celesial" (Rufino Gómez Villar)

  • "Cuando hayáis talado el último árbol, cuando hayáis matado el último animal, cuando hayáis contaminado el último río, os daréis cuenta de que el dinero no se come" (de los indios cris, Canadá)

  • "Cuanto más se alimentaban los orgullos locales y las lealtades vernáculas a lo largo de los últimos treinta años más impunemente se han destruido los paisajes. El orgullo local separado de la conciencia cívica es paletería, igual que el patriotismo sin ciudadanía es fanatismo. Se inventan pasados y se alimentan nostalgias rústicas al mismo tiempo que se impone la ignorancia y se borran las huellas del pasado verdadero, el que habría sido tan fértil para mejorar el porvenir" (Antonio Muñoz Molina) .

  • "Cultivar un huerto hace que nos sintamos partícipes de la creación: siembra, cuida y alimenta, riega y desbroza tu huerto; ayuda a las semillas a crecer" (Ted O'Neal).

  • "Dejaron los ríos de ser dioses..., esos cuerpos vivos complejos y dinámicos que no sólo hacen posible la vida, sino que además aportan elementos lúdicos, estéticos, simbólicos, y hasta religiosos a nuestra existencia" (José María Montero Sandoval)

  • “Densidad y sensibilidad toponímica... El mapa de nombres de lugar se corresponde con un mapa de la sensibilidad práctica que los pobladores (en nuestro caso, asentados al menos desde el Medioevo) mostraban con respecto al terreno, escenario cotidiano de su lucha de subsistencia. No sorprende por ello que allí donde la pugna haya sido más intensa (cultivos más atomizados, suelos fértiles, ardua competencia por los recursos), la toponimia sea también más rica. Las zonas de baja densidad de población suelen arrojar un balance pobre en la cosecha toponímica (BASSO, 1984; HUNN, 1994). La densidad toponímica (número de nombres de lugar por unidad de superficie) es más alta en función de varios parámetros, que reflejan la estructura cognitiva de los pobladores con respecto a su territorio: proximidad a los núcleos habitados; intensidad de los aprovechamientos...; riqueza morfológica y biodiversidad...; efectos de diglosia y estratificación lingüística...; grado de participación de clases, oficios y géneros en las labores del campo...; antigüedad del poblamiento.:” (Pascual Riesco Chueca).

  • "Después de un par de horas caminando por la sierra, el deseo de palabras y la fruición verbal pueden deberse en parte a la euforia que producen el festín de oxígeno y el baile de endorfinas, que tal vez ayuden a aguzar la percepción y la sensibilidad" (Victoriano Colodrón Denis)

  • .

  • “Destrucción toponímica del paisaje...; estos campos por los que ha pasado el rodillo tecnocrático, la uniformización de cultivos, la tala de árboles de linde, el alambrado y roturación de prados, la reparcelación y sepultura de caminos, fuentes y puentes antiguos; cuando estos campos son recorridos a la sombra de los nombres de lugar heredados, se pone de manifiesto cómo la modernización ha raspado el rostro del territorio; y donde antes pudo existir un paisaje ameno, compartimentado, jalonado por marcas varias (vallados, linderos, ribazos, pradejones, arroyos, acequias, molinos), ahora sólo queda el puro suelo, obediente ya a un hierofante principal: el bulldozer.” (Pascual Riesco Chueca).

  • "Disfrutar de la simple contemplación de un bello paisaje, sentir el viento en el rostro, el olor de la tierra mojada, de las plantas en floración, los colores de las estaciones, los sonidos naturales" (Fernando Ballesteros y José Luis Benito)

  • "Donde me halle, soy un pedazo del paisaje de mi patria" (fatos Arapi).

  • "Dos caminos radicalmente divergentes: en los concejos interiores de montaña el paisaje humanizado desaparece comido por el matorral; y, en la costa, la rasa sucumbe devorada por las segundas residencias" (Manuel Niembro, de Asiegu)

    • Duermen bajo las olas...
      Allá en el fondo,
      todas las palabras que dijimos
      y de las cuales ya no guardamos recuerdo,
      duermen bajo las aguas.
      Duermen aquellas que no supimos decir
      y esperan su turno para salir a flote.
      Las cartas que hemos roto, las no recibidas
      y las veces que hemos dicho adiós.
      La pena que sentimos y que ahora,
      al recordarla, nos parece pequeña.
      La risa o el llanto que no llegó a brotar.
      La amistad que buscamos en el momento difícil
      y que resultó más débil que nosotros, más falta de ayuda.
      La persona a quien quisimos consolar y nos sirvió de consuelo...
      Todo duerme allí, en ese fondo" ( Carmen Kurtz).

  • "Durante 13 horas diarias miras a un águila que no se mueve en dos semanas, y cuando llega el momento justo, caza" (Jonny Keeling)

  • "El abandono de la actividad campesina en lugares manejados por el hombre durante siglos es tan perjudicial para la conservación de la naturaleza como la propia expansión urbana" (Jaime Izquierdo) .


  • (foto prestada por Raúl).

  • "El árbol tiene sus raíces en la tierra, pero las hojas y el fruto los entrega donde encuentra sol que le ilumine" (Manuel Ángel Argüello)..

  • "El Amazonas encarna la idea de lo desconocido, donde los referentes de nuestro mundo pierden valor" (Laura Pérez)

  • "El campo ha de ser un lugar de recreo para la gente de la ciudad, pero, si no existe otra actividad económica además del turismo...Turistas, sí, pero también fabas, queso, vacas y sidra... No queremos el museo de la cuadra, queremos cuadras " (Manuel Niembro, de Asiegu).

  • "El campo no está muerto, basta ya de mensajes catastrofistas" (Tomasa Arce)

  • "El ganáu y nosotros semos los mejores ecologistas" (Emilio Suero, pastor de la Mayada Ceñal, Picos d'Europa).

  • "El gran pecado de nuestra mirada sobre los ríos es verlos como simples proveedores de agua que acumular o desviar. No habrá futuro para los ríso, si no empezamos a considerarlos como ecosistemas complejos llenos de vida y que dan vida" (Laura Pérez)

  • .

  • "El hombre del mundo rural es el auténtico guardián de la naturaleza, aprendamos de él" (Odile Rodríguez de la Fuente).

  • "El mundo rural, hoy en época de cambios, se enfrenta al reto de conservar esta riqueza. La ganadería y el aprovechamiento racional y sostenible del monte han de ser fuente de vida para los habitantes de este paisaje natural" (Fernando Ballesteros y José Luis Benito)

  • "El paisaje es el estado del alma" (Unamuno).

  • "El paisaje es memoria. Más allá de sus límites, el paisaje sostiene las huellas del pasado, reconstruye recuerdos, proyecta en la mirada las sombras de otro tiempo que sólo existe como reflejo de sí mismo en la memoria del viajero o del que, simplemente, sigue fiel a ese paisaje" (Julio Llamazares)

  • "El paisaje es un presente del pasado" (Joaquín Araújo).

  • "El paisaje y la biodiversidad de la montaña asturiana, e incluso la supervivencia de especies tan emblemáticas como el urogallo, dependen en buena parte del paisano que sube las vacas al monte" (Jaime Izquierdo)

  • "El sentimiento de la Naturaleza, el amor inteligente, a la vez que cordial, al campo, es uno de los más refinados productos de la civilización y de la Cultura" (Unamuno).

  • "El sinvergüenza pirómano es el gran responsable, pero la política forestal tiene que cambiar" (Juan Luis Rodríguez-Vigil)

          • ¡El paisaje de Asturias
            vive y canta...!
            Si se le escucha atentamente,
            se percibe en sus ríos,
            en sus rocas,
            en sus fuentes,
            en sus árboles,
            el murmullo de los dioses...
            (Constantino Cabal)

  • "El último niño en el bosque... Richard Louv ha puesto ahora nombre a esa tremenda carencia que arrastran los hijos de la revolución tecnológica: el déficit de naturaleza" (Carlos Fresneda)

  • "El viajero lo saborea todo con sus veinte sentidos, y encuentra aún que son pocos, aunque sea capaz, por ejemplo, y por eso se contenta con los cinco que trajo al nacer, de oír lo que ve, de ver lo que oye, oler lo que siente en las puntas de los dedos y saborear en la lengua la sal que en este momento exacto está oyendo y viendo en la ola que viene del mar abierto" (José Saramago)

  • "En Asturias tienen que conservarse los pastos; en Valencia, los naranjos. Eso es biodiversidad" (Ernest Reig Martínez)

  • "En el campo, si tú callas, los animales hablan; si tú hablas, ellos callan" (José Bejarano) .

  • "En el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente" (Khalil Gibran)

  • "En el curso de una generación se ha destruido para siempre lo que tardó siglos en hacerse. Lo que se está robando a quienes vengan detrás no es una memoria sentimental y un paisaje urbano que fue único, sino también una forma de disfrute de la vida y de prosperidad. Donde hubo perspectivas de huertas y de casas blancas que llamaban desde los caminos lejanos ahora hay bloques horrendos que se amontonan los unos sobre los otros para mayor beneficio de los constructores" (Antonio Muñoz Molina) .

  • .

  • "En épocas invernales, el acebo brilla con luz propia, recordándonos que la vida continúa incluso en la aparente desolación" (Ignacio Abella).

  • "En la montaña no hay que forzar el paso" (César Pérez de Tudela).

  • "En la naturaleza, la ley de la selva es comer o ser comido (dicen los ecologistas y los técnicos).

  • "En los primeros días del otoño las hojas de las hayas comienzan a mudar el vivo verde por paletas de rojos y ocres, tiñendo las frondas de los bosques de un manto dorado. Las flores violetas de las quitameriendas salpican los pastizales anunciando el final del buen tiempo" (Fernando Ballesteros y José Luis Benito).

  • "En nuestra vida diaria y cotidiana utilizamos cantidad de materiales y disfrutamos de muchos alimentos sin que nos detengamos a pensar cuál es su origen. Muchos de ellos proceden de nuestros montes. Sin la madera de los árboles difícilmente tendríais lápices de colores; sin los buenos pastos de nuestros montes no disfrutaríais de un sabroso filete; sin las flores que pueblan los bosques las abejas no podrían fabricar miel y, ¿os imagináis un amagüestu sin castañas?" (Servanda García Fernández)

  • .

  • "Es un lujo... detenerse unos minutos delante del mar y contemplar las olas que mueren en la playa desierta, descubrir una pequeña joya botánica escondida detrás de una roca u observar un grupo de aves sobre un rincón del paisaje" (Mónica Artigas, Álex Barnet y amigos).

  • "Estamos abocados a tener bosques muy hermosos, mientras no quemen, que no dan un duro a nadie" (Juan Luis Rodríguez-Vigil).

  • "Etnopaisaje, etnotoponimia, topofilia... Los nombres bonitos y agradables son preferidos a los que no lo son y, sobre todo, a los que aparentemente son feos o malsonantes. El topónimo va ligado a la tierra, al lugar, y la tierra a las personas. Así, si se procede de un sitio con nombre bonito o se vive en él, "parece" que mejora la categoría y el nivel de vida. Los nombres de lugar constituidos por expresiones placenteras, indicadoras de calidades apreciadas, favorecen la ligazón del hombre con el espacio que habita; por eso esta toponimia se ha dado en llamar también topofilia; y es que el nombre bonito puede fomentar una población más abundante. El viejo aforismo latino bonum nomen, bonum omem 'un buen nombre es un buen presagio' cobra todo su sentido con esta clase de topónimos" (Jairo Javier García Sánchez).

  • "Existe un libro que un analfabeto podría leer y que, sin embargo, algún universitario no sabría por dónde comenzar. El volumen, escrito en lenguaje universal, no está catalogado en ninguna biblioteca y lleva componiéndose miles de años. Este «libro» es el paisaje, el suelo, la naturaleza, y lo que más lo aproxima a uno con pastas y lomo son los estudios toponímicos" (Patricia Martínez).

  • "Existen cosas que, a pesar de tener un gran valor, hemos dejado de admirar porque resultan demasiado fáciles... Es un lujo poder hundir los pies en la nieve virgen y oir cómo los cristales de hielo crujen bajo la suela de los zapatos" (Mónica Artigas, Álex Barnet y amigos).

  • "Fotografía, quietud y paisaje... La palabra "quietud"... me devuelve a uno de los pocos lugares en los que he encontrado la calma perfecta en cuerpo y alma... En cuanto saco mi cámara, descubro la quietud interior, esa sensación profunda de paz que anhelo todos los días. Me pierdo de una manera tan hermosa que es difícil de describir... Mientras me siento, en calma, mirando por el objetivo, mis sentidos se aguzan. El aroma de la tierra me hace sentir arraigada; el sonido de las olas que baten o de la hierba que se mece con el viento, o el balido de una oveja solitaria en la distancia, me hace sentir muy viva; y la vastedad de lo que veo hace que me sienta más grande. Eso es lo que significa vivir en el ahora, que en realidad no es más que la quietud mental y corporal. Mis fotografías nacen de un lugar de emociones. No son un intento de captar la imagen perfecta, sino de apresar el sentimiento que me embarga cuando contemplo las cosas que tengo delante" (Pico Lyer, El arte de la quietud...).

  • “Fuentes orales y escritas..., para el conocimiento de la historia del paisaje, destacadamente la toponimia, ofrecen una vía realista y poco gravosa para adquirir información sobre el pasado del territorio, sus dinámicas y potenciales. Es cierto que los estudios arqueológicos, palinológicos, dendrocronológicos, limnológicos y otras herramientas ofrecen datos precisos y a veces insustituibles sobre la historia del paisaje, pero el coste de tales investigaciones y la alta especialización requerida limita en mucho su aplicabilidad. Como testimonio del carácter actual de un paisaje, los topónimos son también una fuente de sugerencias;” (Pascual Riesco Chueca)

  • "Hace treinta años, en una de tantas idas y venidas, volví a mi ciudad para votar por primera vez en mi vida en unas elecciones municipales. Pensábamos que la democracia iba a traer a las ciudades un aire limpio de ilustración y racionalidad, espacios públicos rescatados del abandono y la roña franquista de los especuladores. Me paseo por Úbeda, entre zanjas y mugre, entre el deterioro de lo abandonado y la ostentación palurda de lo que no había necesidad de cambiar, me adhiero a una pared para que no me atropelle un coche con la música a todo volumen en una calle estrecha. Ya sé que en todas partes sucede lo mismo, que el gobierno de las ciudades españolas es un grosero catálogo de venalidad e incompetencia: pero sólo en ésta el escándalo político se me convierte en íntima desolación" (Antonio Muñoz Molina) .

  • "Hay gente que habla del queso de Gamonedo. Si no eres capaz de conservar el nombre del quesu, el gamonéu, ¿cómo vas a ser capaz de conservar la cultura de los pastores?" (Javier Niembro, de Asiegu)

  • "Hay muchas zonas de montaña que servirían para la producción de carne y otros pequeños rumiantes, pero no se están aprovechando. Hay 200.000 hectáreas llenándose de maleza esperando a que alguien las paste. Si no aprovechamos los recursos, el coste de producción se dispara y, además, no se mantiene la biodiversidad del paisaje" (Koldo Osoro Otaduy) .

  • "Hay que educar la mirada y ver hacia dónde quieres enfocarla" (Álex Zapico).

  • "Hay que tener curiosidad y evitar la uniformación del gusto" (Emmanuel Demarcy-Mota).

  • “Historia rural, toponimia y paisaje... En su versión más armoniosa, la interacción entre comunidad y paisaje adquiere una dimensión recíproca: existe una apropiación cultural del espacio, por un lado, en virtud de la cual, éste es traducido al lenguaje y la práctica de la comunidad; e, inversamente, la experiencia individual se enriquece y expande mediante la constante referencia a un fondo común, más vasto, más antiguo y más sabio que la vida personal” (Pascual Riesco Chueca).

  • "Historia, toponimia, paisaje y paisanaje... Ils nous ont été légués en héritage, parfois depois les tempes les plus éloignés. Certaines [noms de lieux] ont été fixés par écrit dans textes officiels, raportés sur des plans, transcrits sur les cadastres. Beaucoup plus nombreux sont ceux qui ne figurent nulle part si ce n'est dans la mémoire de quelques anciens, passés de l'un à l'autre uniquement par la tradition orale" (Marcellin Berot)

  • "Historia y toponimia... No sólo la historia grande, la de los hechos sonados y personajes famosos, sino también la pequeña, la que Unamuno llamaba intrahistoria, la vida secular de villas y aldeas con sus granjas, sus cultivos, sus molinos, sus santuarios locales, sus costumbres, sus consejas" (Rafael Lapesa).

  • “Historia del lugar y toponimia local... La terca y minuciosa labor de campesinos y pastores, durante siglos, se resume en un corpus de prácticas y conocimientos, en gran parte borrado por la irrupción de saberes deslocalizados que se originan en las mallas de la ciencia y tecnología trasnacional. Una fracción de aquel corpus la componen los restos de la tradición, el legado etnográfico. Otra parte, no menos ruinosa, es el mapa de nombres que, sobrepuesto al territorio, espiritualiza los terrones y asperezas del suelo con sus fonemas heredados. El conjunto de nombres geográficos de un término municipal, su micro-toponimia total, puede leerse como un texto que representa una teoría del lugar, contada desde la vida y el trabajo de sus pobladores” (Pascual Riesco Chueca)

  • "La apreciación estética de un paisaje es un hecho cultural en el que lo que se sabe (la información visual sobre el paisaje condiciona y cuestiona lo que se experimenta (la propia vivencia del paisaje)" (Joan Nogué).

  • "La contemplación de las fotografías de hermosas selvas vírgenes y de musculosos árboles cortados llorando savia les dejarán [a los mismos bosques], como a nosotros, muy dolidos" (David Corral).

  • "La diferencia entre paisaje y paisaje es poca, pero hay una gran diferencia entre los que lo miran" (Ralph W. Emerson) .

  • "La horticultura nos enseña el valor de la planificación, la preparación, el cuidado, la nutrición" (Ted O'Neal)

  • "La infrautilización del monte ... por falta de pastoreo afecta negativamente a su conservación" (Jaime Izquierdo Vallina)

  • "La maleza está cada vez más cerca de los pueblos y de las casas. La presencia de los animales en las zonas de montaña es uno de los factores que previenen la propagación del fuego" (Koldo Osoro Otaduy) .

  • "La mayor parte de los ingresos no proceden de la tala de árboles, sino de productos como leña para la calefacción, alimentos silvestres, medicamentos y forraje para el ganado" (Gregory Mock)

  • "La mitad de la belleza depende del paisaje y la otra mitad del hombre que la mira" (Lin Yutang).

  • "La música está íntimamente ligada con las emociones y también con las leyes matemáticas que rigen el universo. Pero también es música el latido de un corazón, el sonido de la lluvia, el suave ritmo de las olas" (Montse Cano).

  • "La naturaleza, como escuela de vida, como manantial de creatividad y bálsamo reparador, o como reto permanente... (Carlos Fresneda)

  • .

  • "La naturaleza ofrece todo tipo de presentes capaces de complacer los cinco sentidos: el mar puede saborearse a través del salitre que queda pegado en el paladar, el bosque puede llevarse a casa evocando el perfume del enebro, el ronroneo del gato puede convertirse en una dulce nana, el atercipelado tacto de las hojas del bejeque ayuda a relajarse, y la silenciosa caída de la última hoja de un árbol ya desnudo se convierte en un espectáculo minimalista" (Mónica Artigas, Álex Barnet y amigos).

  • "La naturaleza y el cultivo de las plantas nos demuestran que no podemos controlarlo todo" (Ted O'Neal)

  • "La naturaleza y el cultivo nos permiten co-crear y re-crear con alegría" (Ted O'Neal)

  • "La naturaleza nos da a conocer que la muerte es parte de un ciclo que comienza con el nacimiento de nuevo" (Ted O'Neal).

  • "La naturaleza nos enseña a esperar y a practicar la virtud de la paciencia" (Ted O'Neal)

  • .

  • "La naturaleza sólo ansía esto: ver el cuerpo libre de enfermedad y la mente en calma" (Guido Mina di Sospiro)

  • "La niebla forma parte del paisaje asturiano. Cuando la niebla todo lo inunda, el bosque adquiere un aspecto misterioso y mágico. Quizá por eso algunos de los personajes mitológicos asturianos se representan asociados al bosque" (Fernando Ballesteros y José Luis Benito)

  • "La posibilidad de disponer de una parcela en un huerto urbano se convierte en una de las mayores satisfacciones y fuentes de continuas experiencias gratificantes" (Mariano Bueno)

  • "La primera condición del paisaje es su capacidad de decir casi todo sin una sola palabra" (Konrad Lorenz).

  • "La selva es una madre solícita... El árbol nos acerca a los dioses y nos alimenta. Y también cura... Destruir los árboles es destruir al hombre africano. ¡Nosotros los defenderemos de esta locura" (Jean de Eschiembor)

  • "La tecnosfera ha suplantado a la biosfera y los chavales no tienen tiempos ni ganas de experimentar eso que Edward O. Wilson bautizó como 'biofilia', la necesidad profunda de estar en contacto con el entorno natural" (Carlos Fresneda)

  • "La vida genera vida" (Montse Cano).

  • “Labradores del paisaje y sensibilidad toponimia...; sin apenas variación fisonómica, parajes indistinguibles y colindantes reciben nombres distintos que sólo conoce el labrador. Sin duda, la sensibilidad para el matiz de quienes han pasado su vida luchando con los terrones, empujando la reja del arado durante interminables jornadas de invierno o segando a pleno sol, palmo a palmo; esta sensibilidad no puede sino ser más aguzada y penetrante: en cualquier caso, radicalmente distinta de la que nos interpela como paseantes, más o menos desinformados, que cruzamos sumariamente por el paisaje” (Pascual Riesco Chueca).

  • "Las personas del medio rural son fundamentales para su conservación, y han sido las creadoras del paisaje" (Santiago Menéndez de Luarca)

  • .

  • ¿"Local, global...? El éxito internacional de una película suele estar en que es muy local; y cuanto más local, más refleja una verdad, y así llega a ser universal" (Alex de la Iglesia)

  • "Los animales te enseñan a ser paciente y humilde" (Jonny Keeling)

  • "Los árboles fueron los primeros templos y, fieles al antiguo culto, los campesinos consagran aún su más bello árbol a la divinidad" (Plinio)

  • "Los ganaderos estamos en peligro de extinción. Las industrias nos extorsionan y nadie nos apoya. No se dan cuenta de que somos necesarios... El campo está bonito porque lo cuidamos. Somos jardineros del paisaje. Sin nosotros, todo estaría lleno de matorrales, como una selva. Y no vendrían los turistas, pues no habría nada que ver" (Marta López).

  • "Los ganaderos son más que jardineros del paisaje: mantienen vivo el entorno" (Ernest Reig Martínez) .

  • "Los hortelanos saben que en los árboles crecen cosas mejores que el dinero" (Ted O'Neal)

  • "Los huertos nos muestran no sólo el milagro de nacer, sino también el de renacer" (Ted O'Neal).

  • "Los huertos urbanos se han convertido en espacios abiertos que propician la comunicación y el intercambio de experiencias personales, lo que lleva a una mejora de la calidad de vida..., a crear nuevas redes de relaciones" (Mariano Bueno)


  • El Tiatordos, con la nublina alreor .

  • "Los indígenas saben que allí, en medio de la selva, la ejemplar normativa medioambiental peruana y los convenios internacionales son papel mojado" ( Núria Escur).

  • "Los ingresos generados por estos productos del bosque multiplicaron por 10 el salario equivalente a la agricultura de tala y quema" (Gregory Mock)

  • "Los paisajes me han creado la mitad mejor de mi alma" (Ortega y Gasset).

  • "Los paisajes son estados del alma" (Amiel).

  • "Los pastores son imprescindibles para conservar la naturaleza" (Jaime Izquierdo)

  • "Los pastores, tras milenios de evolución, construyeron una civilización rústica capaz de organizar el territorio y adaptarse a él para ajustar su forma de vida hasta el punto de fundirse con el paisaje" (Jaime Izquierdo, Gonzalo Barrena)

  • “Lugareños, nativos..., para la interpretación del paisaje... El conocimiento empírico en cuanto a lugares y naturaleza que poseen los residentes sirve como suplemento y piedra de toque para los datos científicos. A la inversa, la identificación correcta y diferenciada de especies y procesos ayuda a ordenar la memoria colectiva en referencia a topónimos, nombres de plantas y de animales. Se trata de aprovechar la cultura oral referida al territorio, en particular la toponimia y la geografía popular, como fundamento para arraigar las iniciativas de paisaje en la conciencia colectiva. El paisaje tiene su propio lenguaje, que no pertenece sólo al registro culto (SPIRN, 1998); y los topónimos de un determinado espacio contienen a menudo claves para la interpretación del territorio” (Pascual Riesco Chueca)

  • "Masai Mara..., el pueblo que me marcó para siempre..., porque allí la Naturaleza todavía sonríe. Su alegría son los todavía millones de animales terrestres que pueden recorrer miles de kilómetros sin obstáculos artificiales. Su alegría son comunidades complejas en las que no faltan representantes de todas las categorías de lo viviente" (Joaquín Araújo).

  • "Memoria de los lugareños, la memoria colectiva como recurso de futuro... Los recuerdos son recursos culturales básicos. Cuando desaparecen los vestigios de otros tiempos, la memoria colectiva, el patrimonio compartido y las tradiciones culturales que atesora una determinada comunidad son tan importantes, o incluso más, que sus monumentos. Conviene, pues, prestar atención a las memorias asociadas a un recurso, evitar que se pierdan, recopilar historias, documentar, interpretar, antes de que desaparezcan los vestigios. La interpretación exige reproducir aquellos ambientes y condiciones que permitan al visitante hacerse la idea más práctica posible de las condiciones de vida del período destacado (tipo de producción, cultura, hábitos de alimentación y vestido)... Las mejores iniciativas se caracterizan por crecer desde abajo hacia arriba" (Joan Nogué).

  • "Mi intención al caminar es poder reflexionar, pensar, contemplar las maravillas a mi alrededor, conversar..." (Paulo Coelho)

  • “Minifundio y riqueza toponímica...; el minifundio en los ruedos de los pueblos, donde se combinan cortinas de herrén, huertos, abrevaderos, pozos y fuentes, lavaderos, corrales, pajares, alamedas, palomares, tierras de cereal, prados, eras y ejidos, lleva asociada una toponimia más densa que la dehesa latifundista. Una de las áreas peninsulares de más rica toponimia es el norte de Portugal y Galicia, donde el minifundio y la dispersión poblacional se combinan con el antiguo poblamiento, no interrumpido por migraciones masivas” (Pascual Riesco Chueca).

  • "Mirada y contemplación de un paisaje: paisaje físico y paisaje cultural, objetivo / subjetivo, in situ / in visu... El paisaje tiene un papel relevante en la cultura contemporánea..., el paisaje como proyección cultural de una sociedad en un espacio determinado y reconocen en el mismo dos dimensiones intrínseamente relacionadas: una dimensión física, material y objetiva y otra perceptiva, cultural, subjetiva. Cualquier elemento del paisaje, un lago o un bosque..., tienen una realidad, una espacialidad y una temporalidad objetivas, propias e independientes de la mirada del observador. Ahora bien, una vez percibidos por el individuo y codificados a través de toda una serie de filtros personales y culturales, aquel lago y aquel bosque se impregnan de significados y valores y se convierten incluso en símbolos... El paisaje, por tanto, puede interpretarse como un dinámico código de símbolos que nos habla de la cultura del pasado, de su presente y también de su futuro. La legibilidad semiótica del paisaje" (Joan Nogué).


  • Aquecha nuiche
    que amenazaba tormenta... .

  • "Mirar..., hay que mirar con otros ojos, ojos que perdimos en la escuela, en esta sociedad de la inmediatez, del ya y del ahora, en la que solo importa lo que vemos, mucho menos lo que sabemos y menos aún lo que imaginamos o lo que soñamos. En cambio, la Naturaleza solo se abre a nuestros ojos si la observamos, si la imaginamos o la soñamos. No vale con verla. Ni siquiera con mirarla [...]. Y en estas estaba cuando noto que alguien me observa, y, al girarme te veo sobre el pasto helado, mirándome, quieta, como un juguete olvidado, como un peluche pálido en la cuna de un niño. Tras unos segundos vuelves a tus quehaceres y yo a los míos. Y con eso vuelvo a la muerte que es salir del bosque, a ver lo que siempre se ve y oír lo que siempre se oye, donde todo es consumo y uno es solo lo que posee... Algún día no volveré" (Juan Goñi).

  • "Montaña y paisaje.... La transformación de la montaña en paisaje se produjo en el s. XVIII... Las primeras señales, discretas, de una sensibilidad nueva aparecen hacia finales del s. XVII, con John Dennis y Mme Sévigné. Pero, respecto a lo esencial, es decir, respecto a la mirada colectiva, la montaña sigue siendo un 'país horrible'. Esta fórmula se repite sin cesar en los relatos de los viajeros, impacientes por alejarse de estos 'montes altivos'. Sin dusa hay quien se aventura en ellos, por necesidad, a veces por interés, la mineralogía, por ejemplo, pero nunca por placer estético... Al alba de la Ilustración, la experiencia de la montaña sigue siendo igual de negativa" (Alain Roger).

  • "Montaña sagrada, mítica, mágica, pasión por la montaña... El carácter mítico, regenerativo e iniciático de la montaña, símbolo de pureza y de virginidad... La montaña se convierte en el espacio puro y sagrado al que volver la mirada... A esta pasión por la montaña no será ajena la evolución que se observa en la percepción y la valoración estética de la misma en el conjunto del continente europeo por parte de la burguesía ilustrada... La montaña, sagrada y venerada desde los albores de la humanidad, era un espacio temido y evitado a toda costa hasta finales del siglo XVIII y principios del XIX. Es sólo entonces cuando se pone de moda como resultado de la aparición de una estética de lo grandioso, de lo sublime..., e incluso de lo terrorífico (el movimiento romántico...)" (Joan Nogué).

  • "Montañero no es solamente el que vence la montaña. También lo es, y muy relevante, el que la siente, la admira y la contempla" (José Ramón Lueje)

  • "Mucha gente infravaloró las actividades agrarias, agrícolas y el pastoreo, y las trató desde el desprecio. Ahora se dan cuenta de que estaban equivocados: el campo es la base del desarrollo y del equilibrio, la primera piedra para que el resto funcione" (Koldo Osoro Otaduy).

  • "No queremos el museo de las cuadras, queremos cuadras" (Manuel Niembro, de Asiegu).

  • "No reconocer que los agricultores y ganaderos son los principales protagonistas de la conservación del medio ambiente es no querer ver cómo se ha desarrollado la actividad en Asturias durante siglos. Gracias a ellos esto es un paraíso natural y no el paraíso de la maleza" (Tomasa Arce Bernarda)

  • "No vemos lo que vemos; vemos lo que somos" (Fernando Pessoa) .

  • "Nombres del paisaje y paisaje de nombres... Estas flotantes nubes verbales —los topónimos— que acompañan, y a veces suplantan, a la realidad, son capaces de transformar con su leve peso las evidencias de lo material. El mecanismo de fijación de los nombres de lugar explica su relevancia como indicadores de paisaje. La densidad toponímica es un dato esencial: si es alta, avisa de una densidad homóloga en los usos y la historia del lugar. Se pasa revista a los topónimos como expresión de cultura y biogeografía, tradición oral y literatura. Se distinguen dos dimensiones en cierto modo antagónicas del nombre de lugar: su carácter hereditario, pero también su posible imposición, por razones simbólicas o de poder. Finalmente, se valoran posibilidades de puesta en valor de la toponimia en la disciplina del paisaje, y se discute el influjo de las nuevas denominaciones y rotulaciones sobre la experiencia del territorio" (Pascual Riesco Chueca).

  • "Nuestra mirada 'hace' el paisaje, lo crea" (Paco Valero)

  • "¡Ojalá no dejes de contemplar un arco iris por estar mirando al suelo" (Share The Hope).

  • “Ojos cada mañana sobre el paisaje... Acostúmbrate a ver un momento el cielo cada mañana, y de pronto serás consciente del aire que te rodea, el olor de la frescura de la mañana que se te concede entre el sueño y el trabajo. Encontrarás todos los días que el tejado de cada casa tiene su propia apariencia y su propia luz. Pon atención y pasarás el resto del día con una satisfacción reminiscente y un sentimiento de coexistencia con la naturaleza. Gradualmente y sin esfuerzo, el ojo se entrena a sí mismo para poder transmitir numerosos y pequeños placeres, a contemplar la naturaleza y las calles de la ciudad, a apreciar la inagotable diversión de la vida cotidiana. Esto es, para el ojo entrenado artísticamente, solamente el inicio del viaje; lo principal es el comienzo, el acto de abrir los ojos” (Hermann Hesse).

  • "Oteando pueblos y paisajes desde el monte recuerdo haberme preguntado con extrañeza: 'Y esta casa ¿por qué se llamará El Ferrocarril si por ahí pasa el tren?... Comprendí que se llamaba El Ferrocarril porque allí me habría de subir a un tren de esperanza fecunda que ha iluminado desde entonces todos los días de mi vida" (Salvador Gutiérrez Ordóñez)

  • "Otoño, un año más... Es una pena que vivamos estresados, tristes y agitados... La yerba no se esfuerza por crecer, las flores tampoco por abrirse, simplemente lo hacen; el sol brilla, las estrellas relucen..., las nubes se forman, se reúnen, empiezan a descargar agua a la tierra, se convierten en ríos, llegan al mar, comienzan a evaporarse, se elevan otra vez con los rayos del sol, se convierten en nubes, vuelven a caer a la tierra..., son esos fenómenos observables que, por ser tan sutiles, no se pueden explicar. Pero sí apreciar las manifestaciones de su belleza. Y, cuando lo haces, y observas y sientes esa maravilla, te encuentras bien... En paz" (Carmen Pérez Novo).

  • "País, paisaje... La palabra paisaje no existe en occitano (de hecho no aparece en la lengua francesa hasta finales del siglo XVI)... Louis, ¿cómo dices: es bello, este paisaje?...por fin declara: 'se dice, es un buen país'... El paisaje, para él, para la gente, es el país... Es un buen país: respuesta sorprendente y, en su coherencia, muy significativa, puesto que, por dos veces en cuatro palabras -bueno en lugar de bello y país en lugar de paisaje- elimina el punto de vista estético.... El campesino de Cueco no es, en absoluto, algo excepcional..., la idea de paisaje parece escapársele a los campesinos, que, más cercanos que cualquier otra persona al país, estarían tanto más alejados del paisaje" (Alain Roger).

  • "País, transformación en paisaje... "Un paisaje nunca es reductible a su realidad física...; la transformación de un país en paisaje supone siempre una metamorfosis, una metafísica, entendida en sentido dinámico. En otros términos el paisaje nunca es natural..., sino siempre sobrenatural... Me sitúo, pues, a medio camino entre los que creen que el paisaje existe en sí -un naturalismo ingenuo...-, y los que se imaginan que 'tantas bellezas sobre la tierra' no pueden explicarse más que por una intervención divina... Pero si el paisaje no es inmanente ni trascendente, ¿cuál es su origen? Humano y artístico, ésa es mi respuesta. El arte constituye el verdadero mediador, el meta de la metamorfosis, el meta de la metafícica paisajística. La percepción, histórica y cultural, de todos nuestros paisajes -campo, montaña, mar, desierto...- no requiere ninguna intervención mística... o misteriosa; se opera según eso que yo llamo... una 'artealización'" (Alain Roger).

  • “Paisaje animal y toponimia... En ocasiones, la referencia animal es ponderativa, expresando cualidades del terreno. El frecuente topónimo Zorreras o Tejoneras, en su alusión a Vulpes vulpes o a Meles meles, no ha de ser tomado siempre en la literalidad de la denotación: a menudo estos topónimos avisan maliciosamente de un suelo arenoso y sin sustancia, abandonado, donde hacen o podrían hacer su cubil las alimañas. Sobre esta base semántica, la cristalización toponímica ofrece indicios lexicográficos o morfológicos de interés: en ámbito leonés, por ejemplo, coexisten topónimos Zorreras, Raposeras o Golpejar. En algunos puntos del astur-leonés, a Tejoneras le sustituye su equivalente Melandreras (Gijón; Susañe del Sil, le) y similares, frecuentes en Asturias.” (Pascual Riesco Chueca).

  • "Paisaje interior y paisaje exterior... Las cualidades y las virtudes que uno reconoce en la naturaleza son las que la contemplación ha descubierto y reconocido en él. No son atributos de la naturaleza, sino del sujeto contemplador... Si el paisaje existe es por todo aquello que el escritor proyecta sobre él: sentimientos, imágenes, recuerdos, vivencias. Y no es una representación del paisaje, sino el medio a través del cual el escritor expresa y muestra su propia presencia imaginativa y formalizadora" (Joan Nogué)... "¿En qué medida el sentimiento del paisaje está fundamentado en él mismo, objetivamente? Es un estado anímico y, por eso, sólo puede habitar en el reflejo del sentimiento del espectador, pero no en las cosas externas que carecen de conciencia" (George Simmel). "Si el conjunto de árboles, de montañas, de aguas y de casas, que llamamos un paisaje, es bello, no es por sí mismo, sino por mí, por mi gracia propia, por la idea o el sentimiento que le dedico" (Baudelaire).

  • "Paisaje y cultura en el dos mil...El paisaje comienza a ser considerado como una manifestación formal de una cultura y de una forma de vida, y su experiencia depende de la conservación y gestión de un determinado sistema de vida. Los paisajes cuentan historias... De la misma manera que nuestra cultura se desarrolla y se conforma, el paisaje cambia. Nuestros paisajes son y serán reflejo de nuestra forma de ser... Se manifiestan las tecnologías agrícolas, ganaderas, constructivas..., que hemos hecho nuestras, aunque provengan de otras culturas" (Jakoba Errekondo).

  • "Paisaje y toponimia... Motivación referencial... de los topónimos... La mayor parte de ellos hacen alusión a la descripción del paisaje y a la actividad que realiza el hombre en su entorno. Es ésta una cuestión de gran interés, pues, además de conocer los referentes que propician las designaciones toponímicas y de proporcionarnos importantes datos de la historia y de la vida del pasado, nos va a ayudar a entender mejor la peculiaridad significativa de los nombres de lugar" (Jairo Javier García Sánchez).

  • "Paisaje en cada tiempo... El paisaje, por tanto, puede interpretarse como un dinámico código de símbolos que nos habla de la cultura de su pasado, de su presente y también de la de su futuro. La legibilidad semiótica del paisaje, esto es, el grado de descodificación de los símbolos, puede ser más o menos compleja, pero en cualquier caso está ligada a la cultura que los produce" (Joan Nogué).

  • “Paisaje arqueológico... Partimos pues del concepto de los paisajes culturales, intentando revalorizar toda una serie de elementos que son el resultado de la acción del ser humano sobre el medio durante milenios y que han permitido la conformación de los paisajes actuales. Unos paisajes que tienen una compleja profundidad histórica que no sólo debemos investigar desde las construcciones más emblemáticos que generalmente son considerados yacimientos arqueológicos, sino desde el estudio de cualquier elemento que aporte información que permita acercarnos a la complejidad de las prácticas productivas. Así, junto a castillos, iglesias, cuevas, lugares de hábitat o grandes monumentos, estudiamos sistemas de aterrazamiento, canales de riego, estructuras ganaderas…, y damos una gran importancia a los estudios bioarqueológicos que, por un lado nos aportan datos que permiten dar profundidad histórica al paisaje actual y decodificar su proceso formativo, y por otro nos dan información sobre grupos sociales que han sido los grandes ausentes de las investigaciones en determinados períodos. Se trata pues de abordar el estudio del paisaje de forma diacrónica y compleja: trascender la información que nos aporta la lectura de las formas que se mantienen en superficie y los datos de los documentos escritos y comprender el paisaje a través de la aplicación de la metodología arqueológica” (David González Álvarez)

  • "Paisaje utilitario... Para estos agricultores [los franceses], el entorno raramente es 'paisaje', pues lo más a menudo, el trabajo agrícola es incompatible con esa disponibilidad de tiempo y espíritu. De hecho, el término paisaje es casi siempre inadecuado para ellos... El registro estético parace estar fagocitado por el utilitarismo, lo bello definido por lo útil... Es bello este prado... Sí produce mil gavillas de heno" (Martín de la Soudiére).

  • “Paisaje vegetal...Es útil regresar a los archivos y a la memoria geográfica que almacena la toponimia para hacer inventario de bienes naturales preexistentes. El paisaje vegetal y ecológico no puede describirse mediante un esquema simplista o esencialista: lo autóctono y hereditario, por un lado, y lo impuesto y sobrevenido, por otro. El estudio toponímico permite, en algunos casos, comprobar la riqueza y alto grado de contingencia de las evoluciones seguidas. En todo caso, conocer los nombres de las plantas y la fauna en el habla local es una condición útil para contribuir a su supervivencia. Aquello que goza de un nombre es culturalmente reconocido. El nombre vernáculo tiende un abrazo de afecto a la especie nombrada" (Pascual Risco Chueca)

  • "Paisajes, y no sólo un paisaje...; territorios, y no sólo un territorio... Se trata de que unos lleguen donde otros no llegan y de impulsar y sacar partido de una nueva cultura participativa... Los territorios que hoy contienen numerosos recursos patrimoniales se construyeron sumando muchos esfuerzos... Para el éxito de este tipo de iniciativas, resulta básico crear lugares de encuentro, plataformas de comunicación, de participación e intercambio entre diferentes instancias públicas y entre agentes públicos y privados..., foros de debate y comunicación" (Joan Nogué).

  • "Paisajes como proyectos... La gestión inteligente de los recursos patrimoniales supone en diversos territorios uno de los factores clave para su desarrollo económico, porque atrae turismo e inversiones, genera actividad y puestos de trabajo, pero, sobre todo, porque refuerza la autoestima de la comunidad... Las muestras de decadencia... [también] pueden entenderse como activos para construir un nuevo futuro, como recurso para ser revalorizados y estructurados para conformar una base adecuada de desarrollo" (Joan Nogué).

  • “Paisajes sin nombres, toponimia menor despreciada... En los grandes encinares y quejigares...., se recorren kilómetros sin que cambie el topónimo: nótese a este respecto la pobreza onomástica del Catastro de Ensenada en las dehesas y alquerías de monte alto. Es probable que existiera una capa de denominaciones efímeras, creadas por un estrato social muy humilde, formado por carboneros, cazadores, corcheros, colmeneros, cabreros, porqueros y serradores... Infelizmente, estos topónimos internos apenas han dejado huella escrita en apeos, testamentos o registros de hacienda, porque no ofrecían interés como elemento de deslinde o identificación, al ser toda la propiedad o bien comunal (proindivisa) o bien de un solo dueño. En cualquier caso, las dehesas han llegado a nuestros días con una densidad toponímica muy baja, situación que aún se agrava más dada la usurpación generalizada, con alambradas, de casi todos los caminos públicos que las cruzaban. Perdido el acceso, se borra la memoria” (Pascual Riesco Chueca).

  • "Palabras del paisaje... Al hombre, ciertamente, se le arrebata la pureza del aire y del agua, pero también se le amputa el lenguaje, y el paisaje en que transcurre su vida, lleno de referencias personales y de su comunidad, es convertido en un paisaje impersonalizado e insignificante" (Miguel Delibes)

  • "Para el pueblo masai la tierra es tan sagrada que ni siquiera la horadan para enterrar a sus muertos" (Joaquín Araújo).


  • Desde Ariu,
    con El Macizo Central de Picos al fondo

  • "Pero el uso del monte exige también gran responsabilidad por parte de los usuarios. Grandes incendios provocados por despistes o imprudencias con el fuego, merenderos y caminos repletos de basura, motos y todoterrenos interrumpiendo la tranquilidad de personas y animales, molestias al ganado y a las especies silvestres, ríos y arroyos sucios, caza furtiva y muchas otras tropelías semejantes deben desaparecer completamente de nuestros campos" (Fernando Ballesteros y José Luis Benito)

  • "Plantar un huerto demuestra tu fe en el mañana, y cuidarlo significa invertir en el mañana y en el hoy" (Ted O'Neal)

  • "Podrán cortar las flores, pero no detendrán la primavera" (Pablo Neruda)

  • "Poesía y paisaje... Porque cuando la mirada, antes de ser palabra, acaricia el paisaje, va levantando esa espuma que son los otros seres vivos que a su vez cohesionan, nexan, que son la armonía interna de la propia Natura. Te visitan entonces, los montes, el árbol, la flor, el trino, el aroma, el insecto, dos alas alejándose... Y descubres que nadas en la sencillez, primer hogar de la belleza. Todo versificado... La propia percepción busca la primera condición del paisaje: su capacidad de decir casi todo sin una sola palabra... El silencio y la contemplación fundan la Poesía, a mi sentir y entender cada día más necesaria... Y es que a veces, allí fuera, se ve sin apenas mirar, se lee sin libro alguno..., para que luego algo brote en medio de lo que escribes como nace la alegría en los manantiales" (Joaquín Araújo).

  • "Posmodernismo, posmodernidad y paisaje... Entendemos por posmodernismo una corriente de pensamiento propia de las artes y de las ciencias sociales que cuestiona el proyecto científico inherente a la modernidad y sus supuestos valores universales. Se cuestiona la supuesta objetividad del discurso científico y también la supuesta universalidad de determinados conceptos y valores... Se enfatizan, en cambio, la diferencia, la diversidad, los 'otros' discursos, las 'otras' voces (las alternativas, las marginales)... El posmodernismo... pone el énfasis en la heterogeneidad y en la diferencia, en la fragmentación, en la indeterminación, en el escepticismo, en el mestizaje, en el entrecruzamiento... Así, pues,... una etapa... y un momento que han generado su espacio y su paisaje. Una etapa, en definitiva, radicalmente diferente a la anterior, a la moderna" (Joan Nogué).

  • "Pozos de la nieve... Las neveras eran pozos excavados directamente en la tierra sin más protección, generalmenmte, que un sencillo recubrimiento de piedra en sus paredes y una cubierta de tejas o ladrillos. Las neveras se situaban en puntos especialmente fríos y elevados, expuestos al norte, como convenía a su función de almacén de nieves... Las neveras se rellenaban en ocasión de los grandes temporales de nieve que, con más frecuencia que hoy, se abatían sobre el país. La nieve se prensaba para facilitar su conversión en hielo dándole forma de grandes bolas y una vez onducida al depósito se colocaba en capas separadas por estratos de paja trillada. Es evidente que la paja se usaba como aislante térmico aprovechando su riqueza en celulosa y las cámaras de aire que en su interior tiene esta materia... Sin duda la potente acción anticorruptora de la sal justificaba su aplicación en la limpieza del suelo del almacén" (Rufino Gómez Villar)

  • “Precisión del paisaje y toponimia... Simplemente saber qué nombre tradicional han recibido los distintos parajes que componen una comarca es una ayuda fundamental para la discusión paisajística, pues se gana en precisión, se adquiere una conciencia más plena de la escala (los topónimos se aplican a áreas de distinta extensión), y se tiende un puente a las percepciones acumuladas por los habitantes a lo largo de los siglos recientes” (Pascual Riesco Chueca)

  • "Presente y pasado en un paisaje... Los paisajes son realidades vivientes en continua transformación: lugares de la totalidad de la existencia, proyectos del mundo humano, fuentes de creatividad y de modificaciones. El ser humano plasma la materia creando moradas donde recoge su historia y su cultura: construye paisajes caracterizados por la simultaneidad del presente y del pasado" (Massimino Venturi).

  • "Puesta en valor del paisaje... ¿Se podría objetar que se trata de una estética elitista, que supone una cultura reservada a algunos aficionados (la gente con clase) lo bastante ricos y ociosos como para frecuentar las galerías de arte? No lo creo. Nuestra mirada, aunque la creamos pobre, es rica y está saturada de una profusión de modelos, latentes, arraigados y, por tanto, insospechados: pictóricos, literarios, cinematográficos, televisivos, publicitarios..., que actúan en silencio para, en cada momento, modelar nuestra experiencia, perceptiva o no... Lo mismo sucede con el paisaje, uno de los lugares privilegiados donde se puede verificar y medir este poder estético" (Alain Roger).

  • "Queremos forzar una política agrícola en la Unión más justa, más respetuosa con el medio ambiente, que atienda a los consumidores y que permita vivir a los agricultores" (René Louail)

  • "Quien conserva la facultad de ver la belleza no envejece" (Franz Kafka).

  • "Revalorización de los lugares, el territorio local... Estamos asistiendo a un excepcional proceso de revalorización de los lugares que, a su vez, genera una competencia entre ellos inédita hasta el momento. De aquí la necesidad de singularizarse, de exhibir y resaltar todos aquellos elementos significativos que diferencian un lugar respecto a los demás, de 'salir en el mapa', en definitiva. Todo ello explica el renovado empuje que ha adquirido el pasiaje en determinados círculos... En definitiva, la posmodernidad ha generado una particular concepción del espacio y del tiempo, una particular forma de organización del territorio y, evidentemente, un paisaje, unos paisajes" (Joan Nogué).

  • "Recuperar el paisaje, los aromas, colores y otros signos de las ciudades, ocultos por el mercado de consumo..." (de la revista Ecologista).

  • "Recursos locales, valoración del patrimonio, inicio del cambio... Los residentes constituyen los principales recursos... Tan pronto se refuerza su autoestima, dejan de sentirse parte de un territorio en crisis para empezar a construir un futuro sobre aquellos recursos patrimoniales. Las mejores inciaitivas así lo reconocen y por eso incorpran a los residentes en su diseño y promoción, convirtiendo estos proyectos en auténticamente participativos" (Joan Nogué).

  • "Río abajo, la vida fluye. Los grandes ríos del mundo son mucho más que corrientes de agua. Son ecosistemas llenos de vida, y algunas culturas los consideran sagrados" (Laura Pérez)

  • .

  • "Rutas adecuadas para los niños y profesores son herramientas inmejorables para desarrollar actividades de educación ambiental en plena naturaleza. La educación ambiental es importante. El monte es una gran escuela donde podemos aprender a observar, conocer los fenómenos naturales, las leyes de la vida y el respeto hacia las cosas y los demás seres vivos" (Fernando Ballesteros y José Luis Benito).

  • "Sacralización, cristianización del paisaje... Topónimos relacionados con el universo clerical..., sacralización arquitectónica de los espacios rurales y urbanos...; control patrimonial que sobre buena parte de los terrenos cultivados ejercieron los eclesiásticos...; A su alrededor se produjo una notable concentración de bienes territoriales procedentes de donaciones de los campesinos que buscaban... la protección y seguridad que ofrecían los monasterios. Sin olvidar las numerosas donaciones pro remedio anima mea inducidas por el prestigio del clero regular y sus prédicas piadosas... El paso implacable del tiempo no ha hecho sino robustecer la condición intacta de algunos topónimos como testigos de aquella injusta realidad... Los Clérigos, El Curato, El Corral del Cura..." (Rufino Gómez Villar)

  • "Sería bueno que nos impregnásemos de sensibilidad ante unas personas [los ganaderos] que trabajan 365 días al año, algo que no se hace sin un gran componente de vocación y amor a la tierra y a las vacas" (Tomasa Arce Bernardo).

  • "Si construyen esas unifamiliares asequibles para 100.000 personas, por ejemplo, acabarán edificando sobre suelo agrícola y con ello destruyendo el aire limpio, el trayecto corto hasta el trabajo, las vistas panorámicas y todos los empleos relacionados con la agricultura" (Dashka Slater)

  • "Si hay algo fundamental, urgente y prioritario a conservar en esta tierra es el pastoreo y sus pautas genuinas de manejo, uso y gestión de los recursos naturales. Es decir, la civilización y la perspectiva ecológica que nos dejaron en herencia los pastores" (Jaime Izquierdo Vallina)

  • "Si las vacas dejan de subir al monte, los accesos a los pastos, que también utilizan los senderistas para disfrutar de la montaña, acaban sepultados por el matorral, lo que incrementa el peligro de abandono de les mayaes" (Jaime Izquierdo) .

  • "Siempre hay un libro abierto para todos los ojos: la naturaleza" (Emile Rousseau)

  • "Si los niños perciben el entorno natural como algo ajeno y hostil, el deterioro será inevitable. Si permitimos que se sientan parte de este maravilloso hábitat, que cultiven un huerto o que se suban a los árboles, que amen y aprecien a los seres vivos, otro gallo cantará" (Carlos Fresneda).

  • Sitio y paisaje... "Sé que Martín nunca volverá porque noté cómo se despedía de mí, en mi interior. Y, aun existiendo la posibilidad, si bien remota, no quiero encontrar sus huesos. Tengo su imagen hermosa y fresca y no un único sitio donde rezarle. Está en todos los sitios, en cada rincón, entre mis árboles, cuando me miro en el espejo, cuando contemplo a mis hijos. Y ello me hace feliz" (Joaquín M. Barrero, en La tierra dormida).

    • "Sobre las cimas de las montañas reina la paz.
      En todas las copas de los árboles percibes apenas un aliento.
      Callan las pequeñas aves del bosque.
      Aguarda; pronto también tú conocerás la paz"
      ( Johann Wolfgang von Goethe)
      .
  • ..

    • "Soy un guardador de rebaños.
      El rebaño es mis pensamientos
      y todos mis pensamientos son sensaciones.
      Pienso con los ojos y con los oídos
      y con las manos y los pies
      y con la nariz y la boca.
      Pensar una flor es verla y olerla
      y comerse una fruta es conocer su sentido"
      (Fernendo Pessoa)
  • "Socialización, conciencia del paisaje, identidad de país... Saber mirar el paisaje a través de sus asociaciones con el pasado..., saber evaluar los lugares en función de sus conexiones con la historia. Un paisaje bucólico, pintoresco, ordenado, humanizado, verde y con bosques caducifolios conforma el ideal de belleza paisajística para la mayoría de los ingleses...; consolidación de la conciencia de identidad e identificación territorial, fenómeno muy propio de la modernidad... El paisaje será visto como el fiel reflejo del alma de un país" (Joan Nogué).

  • "Solidaridad paisajística comuñera... Los pueblos, sean villas o aldeas, se han visto empujados secularmente a organizar y oficializar sus relaciones espaciales y sus recursos con los colindantes. Así fue surgiendo la enorme variedad de las creaciones mancomunadas: los aprovechamientos de manantiales para consumo de varias poblaciones, la extracción de leñas para el hogar y de maderas para la construcción de edificios de los montes comunitarios, los prados mancomunados..." (Rufino Gómez Villar).

  • "Sólo los bosques pueden proporcionar el 22% del ingreso familiar de quienes habitan en los alrededores" (Gregory Mock)

  • "Somos lo que quemamos. Y estamos quemando lo que somos". (Joaquín Araújo).

  • "Soy paisaje... Lo que pienso y siento, lo que escribo y pronuncio es la herencia que confío legar. Porque aspiro a ser paisaje. En el legado, junto con un par de decenas de miles de árboles que tuve la suerte de plantar, figuran muchas palabras escritas y pronunciadas con pasión. Por eso comienzo este empeño con otro homenaje, en este caso a lo que, también desde los libros, prendió y creció en el huerto que soy..., lo que me susurró el resto de lo viviente y los paisajes. Casi todos ellos han dado sentido a mi vida, literalmente me han salvado del tedio y la corrupción que son las principales señas de identidad de este presente devorador... Acepté ser paisaje vivo con todas las consecuencias, y pocos deleites superan al de vagar, alejado y silencioso, en los bosques... Yo me considero un elegido por los paisajes. Los derredores me llamaron y yo acudí. Y al hacerlo acudí a mí mismo. Algo que de alguna forma entronca con el ideal de Píndaro de "llegar a ser lo que somos"" (Joaquín Araújo).

  • "Subir a la montaña... Lo alto sabe de lo bajo, lo bajo nada sabe de lo alto" (René Daumal)

  • “Territorio, paisaje y toponimia... Como resulta del estudio de culturas muy diversas, los nombres de lugar componen una enciclopedia selectiva y una cartografía mental, de elaboración local, donde se plasma el modo en que los nativos perciben el entorno, se comunican entre ellos acerca de él y extraen utilidades. A través de la toponimia se hace visible qué rasgos del territorio eran o son considerados significativos para la población local, y de qué modo es organizado como un todo perceptivo el conjunto de caminos, el hábitat, los aprovechamientos y aguadas de su alrededor (AFABLE y BEELER, 1996). Si se trata de adquirir lazos de afecto hacia una tierra, y de poner de manifiesto el carácter histórico-natural de todas las formas sensibles con que el mundo nos envuelve, no es posible dar la espalda a los nombres. Y para la plena recepción del legado que otorgan los nombres al paisaje es preciso que no se rompa la conexión entre lugar y topónimo” (Pascual Riesco Chueca).

  • "Tocar la tierra, trabajarla con respeto y con cariño, no sólo da frutos en forma de sanos alimentos..., sino que también tiene un saludable efecto terapéutico" (Mariano Bueno)

  • "Toda civilización que corta árboles está condenada a desaparecer" (Jared Diamond) .

  • "Todas las mañanas de luz, desde cualquier punto de aquel paraíso de la infancia en Bimenes, contemplaba el espectáculo increíble de un sol que surgía lento y solemne por detrás de la caliza grisácea de Peña Mayor" (Salvador Gutiérrez Ordóñez).
  • .

  • “Toponimia y puesta en valor del paisaje... En el CEP [Convenio Europeo del Paisaje] adquiere un lugar prominente la descripción del paisaje, la valoración de su carácter y la selección de objetivos de calidad para él por parte de la población local. La toponimia facilita un camino para acceder a datos endógenos sobre el paisaje, esto es, generados por los habitantes presentes y pasados; en muchos nombres de lugar palpita una intuición sobre el carácter del lugar tal como lo han percibido muchas generaciones. En todo caso, a través de los topónimos obtenemos un censo de percepciones sobre el territorio, referentes a la botánica, los cultivos, los accidentes geográficos, los asentamientos y otras variables descriptivas.” (Pascual Riesco Chueca).

  • "Tras estas matas de hermosas flores de jardín puedes encontrar a un sudoroso jardinero, sucio, con picaduras de insectos y arañazos de espinos... Pero observa su sonrisa de satisfacción" (Ted O'Neal)

  • "Tras un rato de marcha por un sendero solitario en la montaña, en el silencio del amanecer o del crepúsculo, me sobreviene a menudo una extraña apetencia de palabras, ya sea de decirlas, oírlas, leerlas o escribirlas" (Victoriano Colodrón Denis)

  • “Turismo, migración y toponimia... La toponimia refleja... una relación estrecha y prolongada de los habitantes entre ellos y con el territorio. Repasar los nombres de un término municipal es transitar por una mnemotecnia del paisaje, en la que se abrevian claves de representación. El mapa toponímico ofrece la base para una geografía popular. Su conocimiento y vigencia ofrece vías para que el recién llegado se adentre en un trato íntimo que los habitantes de la zona mantienen, el de su convivencia mutua y con el terreno...; el legado toponímico puede ofrecer al inmigrante una pauta de inmersión. El advenedizo debe realizar un lento viaje de descubrimiento y aprendizaje territorial (ARMSTRONG, 2004). Mediante los nombres de lugar, detallados e íntimos...: los topónimos heredados, aun cuando los nuevos pobladores puedan seguir innovando, suministran una pre-instalación afectiva para el reconocimiento del nuevo ámbito. Los nombres de los parajes trazan una genealogía cultural del territorio, y trasparentan la sucesión histórica, dotando al espacio de esta dimensión temporal que Ortega llamaba el espesor de la memoria” (Pascual Riesco Chueca)

  • "Turista es el que viaja por capricho y viajero el que lo hace por placer" (Julio Llamazares).

  • "Un bosque tarda cientos de años en formarse, pero puede quemarse en un día" (Ramón Margalef).

  • "Un monte rico, diverso, con extensos bosques y variados paisajes, es un espacio de gran valor y permite la conservación de una amplia biodiversidad" (Fernando Ballesteros y José Luis Benito)


  • Dibujo de Carmen Félix .

  • "Un paisaje de montaña necesita siglos para ofrecer pastizales, brañas, bosques, manantiales a la falda de las calizas..., y mujeres y hombres generosos. A veces, el progreso rompe nuestros hábitos y nos vuelve emigrantes en nuestra propia tierra" (Pepe Monteserín)

  • "Vamos de cultos por la vida. Pero si la cultura consiste en conocer, comprender e interaccionar con el mundo en el que vivimos, me temo que la mayor parte de nosotros somos profundamente incultos, al menos en lo referente a la naturaleza. Yo, desde luego, me confieso enorme y frustradamente ignorante. ¡Cuánto me queda por aprender!" (Ángeles Caso).

  • “Ventana al mundo... “En cada ventana debe verse el mundo entero” (Raymond Loewy) ... A veces se olvida que una ventana es el primer paso para poder llegar tomar conciencia de nuestro lugar en el mundo. Para mirar y también poder reconocernos mirando. Aunque la ventana no pueda abrirse y no permita que entre aire fresco. El poder ver las cosas es el primer paso para alcanzarlas. Para soñarlas. Aquella ventana nos recuerda que desde cada uno de esos agujeros debería siempre poderse ver un mundo, completo. Acostumbrados a resolverlo todo con inmensas cortinas de vidrio de carpinterías invisibles olvidamos que esa es la mínima de las obligaciones de una ventana” (Santiago de Molina)

  • "Ver, mirar... Estar viendo y no mirar es un arte supremo en esta ciudad que desafía tan incesantemente a la mirada (Manhattan)" (Antonio Muñoz Molina).

  • "Viajando por Europa uno descubre con envidia cómo en pueblos pequeños y en ciudades provinciales el cuidado en la preservación de lo más valioso del legado del tiempo es perfectamente compatible con el progreso tecnológico y tiene la ventaja práctica de hacer la vida más gustosa y crear una duradera riqueza: en España se empieza por arrasarlo todo" (Antonio Muñoz Molina) .

  • "Viajar a pie es el arte de aceptar lo que pasa y la síntesis de muchas historias" (José María Vázquez Espinas)

  • “Viajeros, toponimia y paisaje... Un paisaje rural puede mantener ingredientes varios que lo dotan de personalidad y hacen que su visita comunique al viajero una intensa sensación de impregnación, de haber entrado en contacto con un enclave donde el espacio y el tiempo se cruzan airosamente, dando trazas elocuentes del largo viaje que el territorio ha cursado por la historia y la evolución. Entre estos ingredientes destaca el patrimonio natural, la arquitectura popular, la vida cotidiana y el habla local. Cuando esta dimensión lingüística y antropológica, envuelta por ondas televisivas e informáticas, se ve naufragante y temblorosa, adquieren valor redoblado las pervivencias del habla y la etnografía que encierra el corpus toponímico.” (Pascual Riesco Chueca).

  • "¿Y este valle, cómo explicar lo que es? La carretera avanza en curvas entre montes y montañas, y es la acostumbrada hermosura, ni el viajero espera más de lo que tiene. De pronto..., el viajero tiene que detenerse, y en la página más clara de su memoria va a poner la gran extensión que sus ojos ven, los planos múltiples, las cortinas de los árboles, la atmósfera húmeda y luminosa, la neblina que el sol alza del suelo y junto al suelo se disipa, y otra vez árboles, montes que van bajando y luego vuelven a levantarse, allá al fondo, bajo un gran cielo de nubes. El viajero está cada vez más convencido de que la felicidad existe" (José Saramago).


La noche en Picos:
con la niebla en sala
.

"La naturaleza ofrece todo tipo de presentes
capaces de complacer los cinco sentidos:
el mar puede saborearse a través del salitre
que queda pegado en el paladar,
el bosque puede llevarse a casa evocando
el perfume del enebro,
el ronroneo del gato puede convertirse
en una dulce nana,
el atercipelado tacto de las hojas del bejeque
ayuda a relajarse,
y la silenciosa caída de la última hoja de un árbol ya desnudo
se convierte en un espectáculo minimalista"
(Mónica Artigas, Álex Barnet y amigos)

"Cuando te sientas en una ladera,
o yaces tumbado bajo
los árboles del bosque,
o te tiendes con las piernas
mojadas junto al arroyo de montaña,
la gran puerta,
que no parece una puerta,
se abre"
(Stephen Graham)

Algunos textos literarios sobre el paisaje

Esquema conjunto de frases de esta página

Del refranero en su conjunto

Otros trabayos de Xulio Concepción Suárez

Índice alfabético de contenidos