Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular
 

"En el espacio ocupado por los diferentes grupos humanos han quedado reflejados los gestos y comportamientos técnicos, económicos, sociales. La organización de estrategias de subsistencia basadas en recursos vegetales y animales nos permiten ver la utilización del espacio gracias a la generación de residuos. De esta forma podemos conocer cómo se articula el territorio explotado y cuáles son los modos de aprovechamiento del medio" (Carlos Díez, Sergio Moral, Marta Navazo)

 
 

Desde el paisaje cuaternario ibérico,
hasta el territorio de Atapuerca,

con las explicaciones,
tan amenas como didácticas y minuciosas,
de Lidia Arnaiz, Sagrario García,
Raquel Moraza y Estefanía.

El homo antecesor:
latín, ante (delante), más cessor (el que avanza);
el que marcha delante, el investigador, el que progresa...

 
 

Comenzamos paseo tan sosegado y provechoso
por la misma Sima del Elefante, que ya atestigua tiempos remotos:
la referencia a los huesos encontrados del animal.
Y por un buen rato eguimos
las explicaciones minuciosas
de Lidia.

 
 

¿Pero cómo fabricar
las primeras hachas de piedra para poder sobrevivir en medio tan hostil? ...., pues como está haciendo el colega, ahora bajo indicaciones
de la expresiva monitora:
a base de golpes secos,
de la piedra adecuada,
del lugar de percusión.
de una piedra con otra...
Para los primeros instrumentos
se calculan unos 2.500.000 años.

 
 

Las cuevas:
los lugares de yacimientos arqueológicos,
con abundantes datos sobre la vida de aquellos
primitivos pobladores (cenizas, huesos, polen...)

Los lugares del alojamiento humano
y de la estabulación del ganado.

 
 
En las paredes de la cueva
pinto el venado para adueñarme de su carne, para ser él.
En este santuario divinizo la s fuerzas que no comprendo.
Invento a Dios a semejanza del Gran Padre que anhelo ser
con poder absoluto sobre la tumba.
(José Emilio Pacheco)

 

 
 

En la alimentación inicial, antes de las tecnologías para la caza con instrumentos,
habían de disputar la carne al resto de los predadores (sin armas de ningún tipo, estaban en inferioridad de condiciones). Los animales espeñados, también los querían otros muchos competidores
del contorno...
(tigres, lobos...)

 
 

Hasta que se consiguió
el bifaz (dos caras):
una técnica que
sólo se pudo lograr
tras miles de años
(hasta un millón, según parece) de ensayos con lascas y cuarcitas,
piedras pulidas de los ríos,
sobre todo

Con lascas (silex y pedernal)
se hacían cortes afilados muy diversos:
para cortar carne, madera, pieles...,
para cavar, rasgar, pelar, limpiar...
(verdaderos cuchillos de piedra)

 
 

"La ciencia es la ciencia y los datos, los datos, pero ni la una ni los otros son nada sin la imaginación… Los descubrimientos que aporta Atapuerca, como los de cualquier otro yacimiento paleolítico, no serían apenas nada sin la capacidad de soñar que los investigadores deben agregar a cada nuevo trozo de evidencia encontrado"
(José Luis Arsuaga

 
 

No resultaría fácil a unos hombres la caza,
si no desarrollaban unas herramientas adecuadas,
para los rinocerontes, elefantes, hipopótamos,
bisontes, osos, bueyes, caballos,
ciervos ..
.

 
 

Y así nos va explicando Lidia
los detalles que atestiguan
las mandíbulas, los dientes, los molares...,
respecto a la alimentación que llevaban,
el sistema articulatorio y auditivo,
sus formas de comunicarse,
verbales y no-verbales.

 
 

Muy importantes las lagunas para la alimentación prerromana:
por los peces (la ictionimia), las ranas...

 
 

El aumento de la capacidad
craneal y cerebral,
sería imprescindible
para la mejora de las
herramientas,
aunque pasaran miles de años en perfeccionarlas.

 
 

Las primeras cabañas:
simples palos cortados,
que se cruzan y se entrelazan en la línea divisoria de la techumbre.
Se les calcula una antigüedad de
1.500.000 años

 
 

mejoradas, milenio tras milenio, con nuevas técnicas y herramientas:
llegaban las pieles.
Y Estefanía nos sigue dando detalles, explicaciones, conceptos nuevos..., por unas horas
que sólo parecen minutos
a lo largo de la mañana.

 
 

La Sierra de Atapuerca (unos 1.100 m de altura):
la entrada al gran valle desde unos altos
que conducen, o proceden (según se mire)
del Cantábrico.


(del catálogo, Museo de la Evolución Humana)

Tal vez, de donde la etimología el nombre:
vascuence, ata (puerta), más indoeuropeo *p-k-r
(valle; y también 'puerco salvaje'),
la entrada primaveral al valle
(o al valle de los xabalinos, de los porcinos),
tras la estancia invernal junto a las costas más templadas
del país vasco.

 
 

Así, con las cabañas
(con techumbre ya de grandes pieles),
iban construyendo
el contorno del hogar
en forma de poblado,
a su modo ya con cierta organización, en parte programada.

 
 

La capacidad craneal
de los homínidos
fue haciendo posibles
los conceptos progresivamente:
como el de la muerte,
por ejemplo; alguna vida posible después de la vida
misma ...
Se calcula sobre
los 350.000 años atrás.

 
 
Dice la niña observadora
que hasta colocaban los muertos en la misma posición
que se nace: la posición fetal,
pensando que comenzaban una nueva vida,
o que se quedaban como dormidos...,
por si un día despertaban...
 
 


Ciertamente, posición fetal, posición natal,
y posición letal, no por casualidad
coincidentes. Por eso también, los vestían,
les ponían flores aromáticas...

 
 

La capacidad comunicativa era evidente:
sirva el ejemplo de la bramadera, que se giraba con la cuerda a mucha velocidad en el aire (contra el viento), de forma que así emitían sonidos hasta km de distancia.
De ahí el nombre: porque zumbaba, bramaba.
Para llegar al lenguaje se calcula entre
1.000.000 y 600.000 años.

 
 

Y con los conceptos llega la capacidad artística: el arte rupestre, en el que se pintan sólo animales (nunca personas)
porque suponía robarles el alma,
la identidad, cazarlos, atrapar su fuerza ...
Las manifestaciones del arte más antiguo, se calculan sobre los 250.000 años.

 
 

El arte tenía para ellos
propiedades mágicas, fuerza simpática:
atraían a los animales pintados para cazarlos.
 
 

Pero también pintaban manos, muchas manos en las paredes de las cuevas,
porque sus manos
eran sus herramientas
complementarias del cerebro:
sus hábiles herramientas para progresar y sobrevivir.


Con los colores tomados
del contorno: hierro, ocre, manganeso,
limonita, tintes diversos...,
mezclados con agua, sobre todo.
 
 

Las técnicas de caza
se iban perfeccionando también al ritmo del cerebro, milenio, tras milenio: primero, con lanzas poco menos que cuerpo a cuerpo
(con casi todas las de perder); luego, con flechas, con lanzadera,
con arco...
La caza a distancia
se calcula que tiene sobre 80.000 años.

 
 

Y poco a poco
(milenio tras milenio, como siempre...), de la caza, a la domesticación de animales:
de seguirlos para cazarlos,
a capturarlos vivos y conducirlos al poblado
para utilizarlos más tarde,
hasta terminar por
hacerlos más familiares,
animales domésticos.
:


Primero se domesticó el perro,
el caballo, la oveja, la cabra,
la vaca... Se calcula que van unos
10.000 años.
 
 

Ya con las nuevas tecnologías, ingenios del neolítico (neo, nuevo; litos, piedra trabajada),
fueron perfeccionando las herramientas mangadas, con un mango, más cómodas para el trabajo con las manos.

 
 
Y así ataban la herramienta al mango
con tendones, con tripas...,
de los animales, mucho más resistentes
y duraderas que las simples cuerdas vegetales.
Otro paso importante
en el desarrollo de la
capacidad craneal, sin duda.
 
 

Como va llegando la técnica de la cerámica de barro, las vasijas para conservar alimentos, carne, líquidos...
O para intercambiar productos (el trueque, el troque), por el año arriba...

 
 

Y se va perfeccionando
la técnica del fuego,
a partir de la idea del rayo,
o de la chispa que salía
al golpear las lascas;
chasqueando también
piedra contra piedra
(pirita, pedernal...),
y frotando maderas
(de yedra, especielmente)
a mano, o con la cuerda de un arco,
que multiplica las fricciones,
se calienta un combustible,
sale humo, se sopla...
.


 
 

Se prende la lumbre, por fin, con yesca (seta seca),
juncos muy secos...
Se dominaba el fuego,
atrapado en la yesca,
en la estopa...
El descubrimiento tal vez más revolucionario de la humanidad: el secreto, el dios del fuego.

 
 
Y, una vez atrapado el fuego,
se conserva el ascua, la brasa,
se lleva de un lugar a otro,
en los cuernos huecos
de los animales
(el primer yesquero).
La tecnología
estaba en marcha,
tantos milenios ya atrás.
 
 

Finalmente, llegó el calor al hogar, la lumbre familiar: y con el calor del fuego; todos y todas alrededor caleciendo, calentándose, conversando, maginando, ilusionando,
tal vez, aleccionando,
advirtiendo, previniendo..., se iría fraguando en las ascuas la primera literatura oral:
la fantasía, la leyenda, el mito, la sentencia, el cuento.
..

 
 

Finalmente, tras el fuego,
con el cobre, el bronce, el hierro,
la revolución tecnológica fue total para su tiempo:
hachas, punzones, puntas, aros, anillas...,
fueron sustituyendo a la piedra, al hueso, a la madera...

Y, todo ello, desde aquel primitivo
par de piedras y un cerebro...

 
 

"Primeras palabras y dioses… Me encuentro de improviso ante unos hombres y mujeres que comenzaron a frotar palabra contra palabra hasta juntar mano y piel para llamarla caricia, hasta juntar edad y miedo para llamarla intemperie, hasta juntar belleza y vértigo para llamarla poesía…. Y así hasta nombrar el agua, la amistad, los pájaros, los puntos cardinales, la siembra, pero también el malentendido, la injuria, la mentira, los himnos, las arengas, las oraciones, las guerras…"
(Fernando Beltrán)

 

 

A modo de resumen
por fechas aproximadas.

 

 

Hombre bípedo (huellas de dos pies)
  • -3.500.000 años

 

 

Primeras capturas de animales
  • -2.500.000 años

 

 

Primeros instrumentos más toscos
  • -2.500.000 años

 

 

Primer bifaz (lascas de dos caras)
  • -1.600.000 años

 

 

Primeras cabañas de palos cruzados
  • -1.500.000 años

 

 

Lenguaje articulado (monosílabos)
  • -1.000.000 al -600.000 años

 

 

El primer fuego conseguido
  • -500.000 años

 

 

Herramientas de caza
  • -400.000 años

 

 

Primeros ritos funerarios
  • -350.000 años

 

 

Primeros mangos para las herramientas
  • -300.000 años

 

 

Arte más rústico y sencillo
  • -250.000 años

 

 

Pesca por simple captura
  • -100.000 años

 

 

Caza con instrumentos mejorados
  • -80.000 años

 

 

Pesca con instrumentos mejorados
  • -60.000 años

 

 

Primeros adornos
  • -50.000 años

 

 
Primeros topónimos (nombres del terreno)
  • -20.000
 

 

El arco y la flecha
  • -12.000 años

 

 

La cerámica, ollas, cuencos...
  • -10.000 años

 

 

Domesticación de animales
  • -10.000 años

 

 

La metalurgia
  • -7.000 años

 

 

La rueda
  • -6.000 años

 

 

Primer calzado, zapatos de cuero...
  • -5.500 años

 

 
Utensilios de cobre
  • -5.500 años
 
 
Utensilios de bronce
  • -3.500 años
 
 
Utensilios de hierro
  • -1.200 años
 
 

MÁS INFORMACIÓN interesante y muy didáctica: murales, paneles ilustrativos, cuadros explicativos, esquemas, cuadros cronológicos, folletos, libros diversos..., a disposición en los distintos espacios de las investigaciones del complejo de Atapuerca (Museo de la evolución humana, yacimientos de Atapuerca, Aula de interpretación...). Exquisita atención del personal informativo, monitores y monitoras.

"Homo sapiens, sapiens … Seres cuya inteligencia les hizo amos de la tierra, aunque esclavos también del vértigo y el vacío existencial, lo que les empujó a crear un emotivo conjunto de objetos y creencias que darían lugar a nacimiento de los símbolos, los mitos, la música, el arte, las metáforas y todo tipo de poéticos y espirituales mecanismos de abrigo, de defensa y de consuelo para proporcionarse un punto de apoyo, un punto de luz, un nuevo y distinto punto de arranque que les llevaría milenios arriba hasta condecorarse a sí mismos con el doble marchamo de Homo sapiens sapiens del que hoy, salvajadas periódicas aparte, alardeamos aún encaramados al tren de una historia que no se detiene jamás, pero tampoco nunca olvida del todo sus viejas estaciones de paso"
(Fernando Beltrán).

Información completa en la página web
del yacimiento: http://www.atapuerca.org

Para explicación de algunos topónimos:
Diccionario etimológico de toponimia asturiana (2007).
KRK Ediciones . Oviedo.
Julio Concepción Suárez
.

Ver otros cuadros cronológicos:
descubrimientos, inventos, en la humanidad.

Breve resumen de topónimos en esta misma página

Volver a ÍNDICE de contenidos de la Páxina