Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular
por Xulio Concepción Suárez

Auto de Navidad
O un rústico
Auto de Reyes en los pueblos de Lena

....recogido en Herías
de algunas abuelas que escenificaron
la obra en el interior de la iglesia,
siendo bastante más niñas.

Publicado el texto completo en
Andecha lenense, nº 1.
Instituto de Bachillerato
"Benedicto Nieto"
Pola de Lena
año 1991

Recopilación oral,
transcripción,
introducción y notas de

Julio Concepción Suárez

(faltan algunos versos
que ya no pudieron afilvanar
las güelas

tantos lustros después)

Comienza la obra con varios villancicos
recogidos en la edición citada).

- Xuana: !Buenos días, Maruxa!.

- Maruxa: ¡Felices los tengas, Xuana!
¿Cómo periquí tan ceo,
tando tan mala mañana?

- Xuana: Vine por llechi al mercáu,
y de pasu por manzanas,
que tien empeñu 'l mio Pepe
en manda-i-las al so hermenu,
que ya fay d'algunos años
que al probe nu-i las mandara.
Escribuche l'utru día,
y, por cierto, relataba
que ta aquecho muy perdío
y ya de venir tien gana.

- Maruxa: ¿Pel camín habrás oyío
lo que pel pueblu pasa...?

- Xuana: Yo nun me paré cun naide,
ansí que nun sey migaya.
Entós..., ¿qué hay...?

- Maruxa: Que ayir, mal apenas riscó l'alba,
chegaron tres reyes magos.

- Xuana: ¡¡Tres reyes!!
¡Oh, dios, benditu l'alma!
¿Qué trairán per ende?,
¿farán d'alguna xugada?

- Maruxa: Non, muyer,
¡qué han de facer!
Vienen adorar al Ninu Dios,
que nazú n'una cabana.

- Xuana: Y..., ¿de ú son, Maruxa?

- Maruxa: Díxome la nieta Pachu Pepón,
el que vive na Quintana,
que d'un pueblu que ye muy lloñes,
son..., ¡aspera un poco...!, ¡...de l'Arabia!

- Xuana: Y esi pueblín..., ¿ú ye?.
Yo d'eso nun sey migaya.
Pues pa venir tres reyes
d'una tierra tan lexana
a'dorar un rapacín
que nazú n'una cabana,
ye pa quedar con la boca
abierta más d'una cuarta...

- Maruxa: ¡Ay, muyer!,
pues si tú vieras
aquecha xente tan mansa
metese n'aquecha choza,
descalzase ya a l'antrada,
posar la corona 'n suilu,
y al rapacín que choraba
adorallu de rodías...,
¡quedas, mi alma, empapillada!

- Xuana: Y... ¿trixéron-i algo?

- Maruxa: ¿Si trixeron...?
¡Vaya, vaya!
Un trexo maniegas d'oro.

- Xuana: ¡Apuesto que l'urtru, plata!.

- Maruxa: ¡Non, qué plata...!
Trexo-i mirra;
y el utru, una gran caxada
de una cosa que fay fumo
y güel muy bien al quemala.

- Xuana: ¿Que fay fumo...?
Y... ¿tú nun sabes...?

- Maruxa: ¡Nun sey ahora có se chama...!

- Xuana: ¿Será quiciés inciensu?

- Maruxa: ¡Ye verdá, nun m'alcordaba!
Un d'ellos ye más negru
qu'una cazuela afumada;
pero los tres, muncho bonos,
al xuzgalos pela cara...
¿Quiés dir allá?

- Xuana: Sí, por cierto,
aunque ya nun faga chabor
en toa la semana;
y ver que ye pal mio Neñu
el galipu de manzanas
que'l mio Pepe m'encargó
que mercara esta mañana.
¡Doyme por cuntenta y brinco
más alegre qu'unas pascuas!

- Maruxa: Pos voy decite ú s'afaya:
vas pe la caleya alante
y sin parate migaya,
alcuentras una purtiecha
que zarra una corralada;
atopas lluéu una xebe
y un cachu paré asgayada;
achí mesmo ante los güeyos
has ver una pomarada;
vas más achá y hay una torre,
y un puquinín más desviao
una casina perprobe:
achí los tres reis s'afayan.

- Xuana: Achá voy d'una carrera...

- Maruxa: Entós... ¡hasta lluéu, Xuana!
[...

] [faltan versos...]

- Xuana: Ya toy de güelta, Maruxa,
de gozo cuntenta y choca,
que lo que mios güeyos vieron
nun ye a cuntalo la boca.
Vi al Ninu...
¡Juasús, qué cariquina...!
¡Juasús, Siñor, y qué monu!
Entre toos los nacíos,
¡nun hay neñu más hermosu...!
Tamién vi a los tres reyes,
al mismu Neñu al ampar,
humilinos, respetuosos,
sin atrevese a falar;
reparélos..., y doyte la razón:
que n'el restu de la cara
ya dicen bien lo que son.
A la vera de la cuna
taban los padres del Neñu,
sin apestañar un pizcu
nin gorgutar un consuelu.
El Ninín, al chegar yo,
dormía al ampar que choraba;
y yo atristayéme pensando
que si quiciás suañara...
Pa nun facer ná ruyíu,
descalcéme ya a l'antrada,
y de punta, pasu a pasu,
ansí salí del chugar...

- Maruxa: ¡Escucha..., atiende un migayu...!
¿Nun oyes lloyes cantar...?

- Xuana: ¡Anxeles serán del cielu
que al Ninu vendrán festexar!

- Maruxa: ¿Nun sabes qu'el rey Herodes
quexo matamos al Neñu,
y por el grasu intentu
trabayó con gran empeñu?

- Xuana: ¡Qué me cuentas...!
¡Qué me dices...!
¡Qué indinu,
qué condenéu...!
¡Isi home ta empecatéu!
Pues mi alma, si yo lu viera,
pa más que muncho nun valga...

- Maruxa: Serías capaz de mete-i
un brezu per una manga...

- Xuana: Nun fagas burcha, Maruxa,
que i quitaba la so cara:
si-i diera un bon bofetón,
de los que sabe dar Xuana,
curríame más acuchá,
y zurrába-i bien las custiechas,
nu-i dexando sano 'n cuerpo
ninguna de sos vaniechas.

- Maruxa: Sí, né...
Y cuando ya los reyes diban
pel camín de Belén,
enterrogó l rey Herodes pol Neñu,
pa dir vellu él tamién:
facíase muy devotu,
como que l'unto i-ardía
por vellu, por adorallu,
y hasta face-i compañía.
Pero l'intentu de aquél falíu
y lo que arteru tramaba
yera de quitar delante
al que tanto i-estorbaba.
Pero, como tamién Dios ye muy listu,
burchó a herodes...

- Xuana: ¡Qué me dices...!

- Maruxa: Sí..., dexólu co la boca abierta
y otras tantas de narices.
Baxó un anxelín del cielu
a deci-os a los magos:
"¿Con Herodes... munchu güeyu:
que nun vos dé la manía
de dir pel mesmu camín
que trixistis l'utru día...!"
Y los reyes, al marchar,
colaron per utru sitiu,
dexando burchéu a Herodes,
y dando-i ansí nel focicu.

- Xuana: ¡Ay, virxen, cuánto m'alegro!

- Maruxa: Y yo m'alegro tamién.

- Xuana: ¡Que viva'l recién nacíu...!

- Maruxa: ¡Viva'l Ninu de Belén...!

- Xuana: Bueno..., y hasta utru día
que tengamos más vagar,
pos de lo que entrambos vemos,
hay'n tavía que falar.
Da munchos recuerdos en casa,
y hasta l'otra semana,
qu'escurro nun te veré.
¡Adiós, Maruxa...!

- Maruxa: ¡Adiós, Xuana...!.
                           ****

Volver a página literaria

Volver a información

ÍNDICE alfabético de materias