Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular
 

 

Don Manuel, el Veterinario:
Manuel Rodríguez García

Manuel Rodríguez fue Don Manuel el Veterinario para los ganaderos de Lena durante muchos años, entre los cincuenta y setenta, sobre todo. Así se le recuerda gratamente todavía por las caleyas y caserías de los pueblos; o cuando había que bajar la lengua de los gochos a reconocer sanitariamente por el Veterinario en los días del samartín. Nativo de Ujo, estudió en diversos colegios, hizo Magisterio y Veterinaria en León, así como diversas especialidades de su profesión, que culminaron en su tesis doctoral por la Universidad leonesa también. Desempeñó diversos cargos profesionales hasta su jubilación allá por los años ochenta.

Por su gran labor investigadora y profesional, científica, técnica, humanística, popular..., Manuel Rodríguez recibió varios premios, lo mismo en el campo de su profesión que en el del periodismo, afición que sigue practicando en la actualidad, como leemos en cada número de La Voz de Lena, que dirige Avelino Llera. Es autor de numerosos artículos sobre ganadería, producción agrícola, patología agropecuaria, arboricultura, biodiversidad, zootecnia... Sirva uno cualquiera a modo de ejemplo. Como no era menos de esperar, Don Manuel el Veterinario figura en el libro de Gaudencio Tomillo, El Concejo de Lena en el siglo XX a través de sus personajes (Editorial Trabe, 2004).

Publicado en
La Voz de Lena, nº 392.

"El incendio que asoló hace unos días el parque natural de As Fragas do Fume, en la Comunidad de Galicia. ha puesto de manifiesto la importancia, vital, de estos guardianes verdes de la naturaleza. El espacio protegido de Fragas (una palabra que en la lengua gallega define una gran extensión de monte arbolado) fue regulado en 1997. Tiene una superficie de 9.126 hectáreas e invade cinco municipios.

Constituye por sí mismo una auténtica joya ecológica. Por tanto, no fue exagerado hablar de 'feroz incendio", ya que causó una catástrofe sin precedentes en un valiosísimo parque natural atlántico y casi único de ribera en Europa. Su masa arbórea se compone de robles, tejos, chopos, acebos, laureles, cerezos... (y así hasta llegar a una veintena de especies), veintiocho de helechos y 136 de musgos. En su fauna destacan un centenar de aves diferentes y cuarenta de mamíferos.

En Asturias se localiza la Reserva Natural de Muniellos, situada entre los concejos de Ibias y Cangas del Narcea. Concentra una de las masas robledales más relevantes de España, que alberga animales protegidos, como el oso pardo cantábrico y el milico urogallo.

Desde que el hombre precisó de la naturaleza para subsistir el árbol es esencial en la transformación de su entorno, bien como fuente energética, para la construcción o como mecanismo de refugio. En la actualidad el calentamiento global de la tierra se acelera y los árboles padecen de lleno los duros efectos del cambio climático. No conviene olvidar el papel que juegan en la absorción de dióxido de carbono, que ayuda a compensar el exceso que generamos.

La crisis económica en la región es un hecho incuestionable. El sector forestal puede ser fuente de numerosos recursos y de beneficios económicos, socioculturales y ambientales, siempre que se considere su uso de una forma integral, sostenible y armónica como apuntan los expertos. Sin embargo, la mayor parte de las agresiones que golpean al monte asturiano (incendios, lluvias ácidas, enfermedades y plagas, erosión...) tienen al ser humano como protagonista, bien directa o indirectamente.

Para finalizar, unas palabras del que fue mi buen amigo, el fallecido ingeniero agrónomo Miguel Angel Darla Dory, quien para referirse a una nueva política forestal dijo lo siguiente: "Esperamos que la ambición y el deseo de lucro a corto plazo no prive, una vez más, a esta parcela del país de un bien natural cuya pérdida parcial durante el pasado es hoy irreparable".

Volver
a personajes lenenses

Ver Manuel Rodríguez (II)

ÍNDICE alfabético de contenidos