Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular

"El prefecto debió ser astur, ya que en el mismo lugar y el mismo día se encontró otra [lápida] dedicada por Gaio Sulpicio el Africano a la divinidad antes citada. Destaca el término "Symmachiariorum Asturum", que se dice que es posible designe a unas tropas de tribus bárbaras que no instruidas a la manera romana no estaban incorporadas al ejército imperial todavía, pudiendo ser también consideradas como aliadas" (el autor, p. 9).

Ujo / Uxo:
mi pueblu

Datos recogidos por
Iván Rodríguez Coto
(2º C. IES. Lena, comienzos de los 90)

Extracto del trabajo (aquellos trabayinos de casa...): unas páxinas a modo de exemplu curráu, y fechu a mano, cuando nun había ordenata ni interné, ni Wikipedia, nin rincondelvago..., nin recorta y pega entavía.

Un gratu exemplu pa nun olvidar aquella manera de aprender ente toos y toas, dientro y fuera de las aulas (de las famosas (j)aulas, que algunos ingeniaban con humor pa la palabrina colgá ya en la mesma puerta de entrá...). Un trabayu esti muy en seriu, como había tamién otros, nun cabe duda.

0. Presentación del autor del trabayu a mano, por supuestu (nun había ordenatas...):

"Hace 9 años que me vine a vivir a Ujo. Por motivos laborales, nos trasladamos todos a este pueblo de sencilla apariencia. La verdad es que no recuerdo muy bien lo que sentí en aquel 1985. Ahora es como si formara parte de este lugar, como si nunca me hubiera separado de sus gentes. Si ahora me marchara, me dividiría en dos.

Es muy probable que a más de 25 km fuera de aquí, nadie conozca Ujo, y si lo conoce no le da importancia. Pero Ujo tiene una historia más que interesante, un presente estable y un incierto futuro que merece ser conocido. Aquí conocerán cosas fascinantes y emotivas, y sucesos importantes.

Me embarco en una de las empresas más ambiciosas, sino la que más, de toda mi vida. Un claro objetivo: decir de Ujo todo lo que pueda, pero con un marcado enemigo: el tiempo. Sería vergonzoso el desentenderme del conocimiento de mi lugar de residencia, del sitio donde más feliz me he sentido. Voy a hacer un exhaustivo trabajo con unos colaboradores de lujo: los propios habitantes del pueblo.

Interesados lectores, suban al tren. Comenzaremos un pequeño viaje. Cierro los ojos, respiro profundamente y me sumerjo en el tiempo".

1. Historia

"Veo a mi pueblo cambiado, distinto. Ahora es mucho más reducido de tamaño y casi otra morfología. ¡Un momento! Silencio todos. Los ujenses murmuran algo. Hablan del concejo Lena. Históricamente, Ujo tiene una importante relación con este concejo, del que formó parte hasta que se separó de él, pasando a formar parte del de Mieres, que se había separado en 1837, es decir, estamos en el siglo XIX. No se entretengan mucho, pues cambiamos de parada.

Estamos ahora en el s. I después de Jesucristo. Ocupan la región los Lugones (pueblo Astur), que son obligados a vivir cerca de los campamentos romanos y Ujo, como parecen demostrar las inscripciones que se conservan en el Museo Arqueológico Provincial y que son las siguientes":

(Siguen unas 20 páginas en PDF, del trabajo completo, 92 páginas muy documentadas para un investigador de aquel bachillerato de los años noventa, en una zona rural. No tienen desperdicio).

2. El Puente la Perrona
(poema de Tono Bayón)

¿Recordáis aquel puente tan famoso
situado sabiamente en buena zona,
tendido sobre un río caudaloso
y que llaman el puente La Perrona?

Cuántas veces de niño y a escondidas,
cruzaba yo por él con mis amigos
y libramos de pagar las dos "perrinas"
pues eran unos tiempos muy caninos.

Unas veces Ricardo nos cobraba,
cuando no era Ricardo, era Regina
y América también de guarda estaba,
y otras veces estaba Isabelina.

No sé cuál de las cuatro era mejor,
para burlar el paso a la otra orilla,
pero había que tener mucho valor
pues podían rmmperte una costilla.

Las muyeres armaban más revuelo
cuando alguno se colaba sin pagar,
pero los "temos" tenían menos miedo
pues no eran muy veloces al andar.

Cuando se hallaban dentro, en la chabola,
era mucho más fácil al cruzar
y todos mis amigos hacían cola
para pasar agachados sin pagar.

Alguna vez te observaban la faena
y era mejor encontrate de Dios
y emprender como un loco la carrera
en dirección a Caborana o a Quirós.

Y, si por mala suerte, te tocaba
el quedar atrapado entere sus manos,
aguantabas estoico la mazcada,
y todos muy contentos, tan ufanos.

Cuántas veces llovía y daba asco,
y pasabas por sus tablas resbalando,
para coger aquel tren llamado "Vasco",
porque, si no, tenías que ir andando.

Lo malo es cuando venía la riada
y el puente río abajo se perdía,
y la gente se quedaba consternada,
pues pasar a la otra orilla no podía.

Pero América y Ricardo resistían,
y cuando el agua quedaba mansamente,
con sudor y con tesón lo construían,
y qué bonito quedaba el nuevo puente.

¡Puente de la Perrona!... ya olvidado.
Pero América está ahí, le sobrevive,
seguro que por dentro está apenada,
pues el Puente fue su hijo..., y ya no vive

***

3. El Cañu Lugarín
(poema de Tono Bayón)

Las aguas bajan casi del cielo,
plasman la imagen en su cristal,
son aguas claras de un arroyuelo
que el caño alumbra cual manantial.

Allá en los bosques murmuradores,
bajo la sombra de algún pomar,
toman aroma, cogen sabores,
que acá en el fondo, el caño da.

Noches de insomnio, nebulosa el alma,
me acerqué al caño para pensar:
sólo su agua calmó mi ansia,
sació mi sed, encontré la paz.

Rodeado de muros de negra piedra,
lluvia de escorias el tren te da,
de ti se ha ido la verde hiedra.
¡Oh, caño mío!... Perecerás.

4. Otras anotaciones de Ujo

  • No podríamos pasar sin citar el puente La Perrona, que fue construido primeramente por un señor llamado Herrera, que sacaba carbón del río, enfrente de la Yasica, que era un pozo para bañarse en el río. Él construyó el puente, si es que se podía catalogar como tal, ya que no eran más que unas cuantas maderas para pasar a la fiesta organizada por el Vasco y la llamada de La Amistad, donde Ujo Taruelo. Empezó a funcionar en 1927.

  • Si hay una palabra que pueda definir perfectamente Ujo, esa es "el centro". Así lo afirma un tal Maquinay: "Ujo es un centro de aprovisionamiento de primera categoría, es un centro minero de gran importancia, aunque con una sola mina y muy pocos mineros, por estar ahí la S. H. E. Es un centro de comunicaciones de la carretera general de Adanero a Gijón, con estaciones del Vasco y Norte". Buenos tiempos los que describe este señor ¡Qué pena que hayan pasado!

  • También Luis Díaz Tejón en su obra "Esta tierra en que nacemos" dice: "Al caminante le gusta la condición de centro, no para él, Dios lo libre, sino porque cree que debe ser agradable sentirse trascendente. El centro impone referencias, relativiza las magnitudes y genera los grandes enigmas; el centro es el origen y la entraña, lo perfecto y lo infinito, lo que existe y lo que no es [...] No es que en Ujo el caminante crea que se proyecte alguna de estas trascendentes concepciones, ni mucho menos, pero desde luego sí se puede afirmar, sin temor a que le contraríen, que es un centro de tres vías, de tres valles, de tres rías, de tres concejos y de tres cuencas".

5. ¿Lo sabe?

  • ¿Cuál fue la recaudación del puente La Perrona, el día de la inauguración? Nueve perronas contabilizadas por Manolo Quiroga.

  • ¿Sabían que al puente La Perrona le intentaron cambiar de nombre? Aparte de Tono Bayón y algunos otros, para pasar el puente de gorra, había que llevar falda larga. Fue don Herminio quien dirigiéndose al cobrador le dijo muy arrestalláu: "Ahora, pa day más renombre al puente, non debéis de cobrar una perrona; tien que ser un real. Así se llamará el Puente Real"

  • ¿Sabían que en Ujo se inventó el deporte de la "pesca del gochu"? Ocurrió cuando la riada del 53 se llevó las corripas de Rosario la de Cabo, apareciendo un gochu en un islote de la escombrera Geli, el de Isabelina y América; echándole agallas al asunto, atravesó el río con el agua al cuello para pescar el gochu, pasándolo a hombros a la otra orilla

  • ¿Sabían que en Ujo Luis es un nombre mítico? Luis Fábregas, Luis el del Cine, Luis Hevia, Luis Rubiera, Luis Caracas, Luis Cantalapiedra...

  • ¿Saben quién trajo a Ujo el cine sonoro? Fue Luis el del Cine, quien estrenó en el Ideal Cinema, los films "Luces de Buenos Aires", "Ay, que me caigo", "Luces de la ciudad", con Jorge Negrete, que causaron sensación en Ujo

  • ¿Sabían que en Ujo, cuando el estraperlo, era el pueblo con más industrias por metro cuadrado? Así figura en las estadísticas del Ministerio de Industria de 1941. Para variar, casi todas eran de fideos.

  • ¿Sabían que en Ujo se llegó a rifar un coche por las fiestas del Carmen? La idea era buena, pero salió el tiro por la culata. Después de catar unos culines de sidra, el tesorero que guardaba les perres sufrió un ataque de amnesia, olvidándose de que era xastre y vivía en La Viñuela, desapareciendo del mapa (¡Qué mala suerte!)!

  • ¿Saben cuál fue el primer contrabando de armas? Se lo cazaron a Floritu cuando intentaba armar a los ujenses con pistolas de madera. La semejanza era tal que la policía las confundió con las usada por Al Capone.

  • ¿Saben que en Ujo hay mucho pirómano? Que no les quepa ninguna duda. No queda otra manera de explicar los constantes y reiterados incendios que nuestros montes sufren, y que han convertido los paisajes de Ujo en rescoldos de una gigantesca hoguera. Nunca olvidaré el tremendo incendio que hubo entre Ubriendes y Ujo.

    Cientos de brazos luchando contra un implacable y feroz enemigo, que no cesaba de avanzar. Esfuerzo, sudor y energía derrochados consiguieron evitar que se quemaran las casas (Vistalegre no quemó por unos metros), pero no pudieron evitar un ennegrecido paisaje de ceniza y árboles quemados. Muchos años han de psar para que se recupere la salud de estos bosques.

    Y, hablando de los montes, aprovecharé el último espacio de este trabajo para señalar las especies de árboles y vegetales más abundantes en un territorio lleno de numerosos prados.

6. Algunos otros capítulos del trabayu

Conclusiones del trabayu

  • "Cuando a comienzos de la evaluación, se me dijo en clase que tenía que hacer un trabajo, sin límite de extensión, pensé en hacer un trabajo sencillo, sin grandes alardes. Pensé en resumir datos tres o cuatro días antes y presentar una docena de folios. Pero dos meses después me vino una fulgurante idea ¿Por qué no hacer un trabajo sobre la historia de Ujo? Mejor dicho, ¿por qué no hacer un trabajo sobre la historia y todos los demás aspectos de Ujo?

  • Estupendo. De repente me sentí ilusionado como no lo había estado en varios años, y comencé un proceso encadenado que me ha llevado a elaborar mi más extenso y completo trabajo. Trabajo al que, a pesar de todo, y por cuestiones de tiempo, se le han tenido que suprimir otras 40 ó 50 páginas más, lo que hubiera supuesto el no va más.

  • He estado durante horas y horas pegado a mi mesa de trabajo, algo sin precedentes, pero he estado porque realmente disfrutaba con lo que hacía y escribía. Me sentí libre para plasmar sin ningún tipo de censura todo lo que Ujo significaba y era.

  • Puede que me haya mostrado irónico en exceso, pero no me importa, ya que he querido dotar, sobre todo, y ante todo, de personalidad a mi esfuerzo. Quiero que todo el mundo que lea este trabajo vea que lo ha hecho un alumno de 2º de B.U.P. con su propio estilo y no un autómata copia-enciclopedias.

  • Una página que se tardaba un cuarto de hora en rellenar, a mí me llevaba 30 ó 40 minutos, al tener que buscar una expresión correcta y unas palabras adecuadas. Lamentablemente, mi proyecto tuvo un tardío comienzo, muy cercano a la fecha de evaluación, por lo que salió cohibido ya de antemano.

  • Una vez terminado, me siento satisfecho y realizado. Todas las horas que anduve de casa en casa, preguntando por el más ridículo de los chistes o el más insignificante de los refranes; mi viaje al Ayuntamiento para para recoger datos fundamentales; mi incursión en una propiedad privada para copiar únicamente un escudo (persecución de perros incluida)

  • Todo ese largo camino que he recorrido tenía ideado redactarlo a máquina de escribir, pero el tiempo, ese inexpugnable coloso que nunca retrocede, me tenía con la soga al cuello y no me lo permitió,

  • Una consecuencia directa de todo ha sido que al concentrarme tanto en Ujo y las técnicas de estudio, el resto de las asignaturas quedaran absolutamente abandonadas, a excepción de la educación física (esto es broma), así que esperaré pesaroso las notas de esta evaluación. No quiero decir que vaya a suspender, sólo que mis notas no serán tan elevadas como cabría esperar.

  • Repecto a Ujo, poco que decir ya. Es un pueblo absolutamente descentralizado por Mieres y Pola de Lena, que le quitan su juventud y su aliento. No veo muchas salidas al estancamiento actual. Es un sitio agradable, sencillo, hogareño, pero todo el que vive aquí corre el peligro de confundirse con el alrededor y sumirse en el olvido.

  • Quizá una promoción más ambiciosa de su ioglesia, alguna que otra construcción dedicada al ocio...

  • Ahora sé 100 veces más de Ujo que hace tres semanas, 200 veces más, 300.

  • Ujo fue algo grande a nivel nacional y ahora es algo pequeño, incluso a nivel de concejo. Yo tengo un gran proyecto, EL PROYECTO, pero ni mi edad ni condición me permiten llevarlo a cabo. Tendré que esperar varios años, y si sigo viviendo aquí, aportaré mi granito de arena. Que nadie piense que son delirios de adolescente, esto va muy en serio...

  • ¿UNA SEGUNDA PARTE SOBRE UJO? Es posible, es posible..."

Volver a ÍNDICE de autores y autoras de la Esquisa

Volver a Esquisa literaria

Volver a ÍNDICE general de la páxina