Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular

 

“Pienso con los ojos y con los oídos
y con las manos y los pies
y con la nariz y la boca.
Pensar una flor es verla y olerla
y comerse una fruta es conocer su sentido"
(Fernando Pessoa)

Frases, textos, para los cinco sentidos: la vista, el sonido, el sabor, el aroma..., la piel del paisaje...;
o el silencio creativo,
el murmullo que calma la andadura...

  • "Alumnos, paisajes, montañas..., con los cinco sentidos tras las ventanas del aula...; actividad de observación, escucha o meditación en la naturaleza...; poner los cinco sentidos y ser conscientes del aquí y del ahora cuando permanecen en ella... Si no se puede o se quiere salir, hay otros medios de traer la naturaleza al aula. Algo tan simple, como subir las persianas y descorrer las cortinas debería ser obligatorio por ley" (Katia Hueso).

  • "Apaga la radio y agradece el silencio tan limpio de la primera hora del día" (Antonio Muñoz Molina).

  • Apaga la radio y escucha el silencio" (leemos muy gratamente esi cartelín deslumbrante, tan acertado y al caso, en alguna privilegiada caminata por el bosque)

  • "Baño de bosque... Traducido del japonés, shinrin-yoku..., pues en un bosque podemos sumergirnos con los cinco sentidos igual que en un lago...; inhalar la atmósfera del bosque... Inhalar el éter del bosque es un método reconocido oficialmente en Japón para prevenir numerosas enfermedades...; es fomentado por el sistema de salud pública estatal, es objeto de investigaciones y se aplica en las universidades de medicina y clínicas del Japón" (Clemens G. Arvay).

  • "Bosque..., el bosque sería muy triste si sólo cantaran los pájaros que mejor lo hacen" (Rabigranath Tagore)

  • “Caminar en silencio... Caminar, como el silencio, es una forma de resistencia política. A la hora de salir de casa y moverte te ves de inmediato intervenido por criterios utilitaristas que te aclaran perfectamente a dónde tienes que ir, por qué camino y en qué medio. Caminar porque sí, eliminando de la práctica cualquier tipo de apreciación útil, con una intención decidida de contemplación, implica una resistencia contra ese utilitarismo y de paso también contra el racionalismo, que es su principal benefactor. La marcha te permite advertir lo hermosa que es la Catedral, lo juguetón que es el gato que se esconde ahí, los colores de la puesta de sol, sin más fin, porque ése es todo su fin: la contemplación del mundo. Frente a un utilitarismo que concibe el mundo como un medio para la producción, el caminante asimila el mundo contenido en las ciudades como un fin en sí mismo. Y esto, claro, es contrario a la lógica imperante” (David le Breton)

  • “Como una hoja cae del árbol, así cae un hombre de su mundo. Los pájaros siguen cantando" (Matthias Claudius).

  • “Contemplación, cerebro y camino... A ser posible, hay que llegar caminando a los sitios en los que hay algo valioso que uno quiere descubrir..., que merece ser honrado con el esfuerzo de una caminata...; la caminata tonifica la musculatura y oxigena el cerebro, y predispone para la contemplación de lo que se iba a buscar. Los pasos ordenan la conciencia y el ánimo. La dirección exterior que uno lleva propulsa a la vez el curso de los pensamientos y las palabras" (Antonio Muñoz Molina).

  • "Corrientes aguas, puras, cristalinas,
    árboles que os estáis mirando en ellas,
    verde prado, de fresca sombra lleno,
    aves que aquí sembráis vuestras querellas,
    hiedra que por los árboles caminas"

    (Garcilaso de la Vega).

  • "¡Dichosos los que tranquilamente reposan de su trabajo a la fresca sombra de un árbol y comen un pedazo de pan de borona" (Armando Palacio Valdés)

  • “Escucha los Sonidos de la Vida. Soy todo oídos. Escucho con mis ojos... Voy viajando a través de una ciudad de palabras y voces... Las palabras escritas me llegan como sonidos de voces... Soy una grabadora en marcha... Soy la cámara que quería ser... Soy una mirada que no quiere distraerse ni para un parpadeo. El bosque tiene oídos... Los campos tienen o jos... Las puertas tienen ojos... Las paredes oyen...Sé todo oídos. Escucha los auténticos sonidos de la Vida" (Antonio Muñoz Molina)

  • “Escucha tu aliento.... Mira la eternidad en los ojos de los animales" (Lawrence Ferlinghetti),

  • “Escuchar..., todo se resume en escuchar más a la tierra, ocupamos nuestra cabeza con muchas cosas y nos olvidamos de las lecciones de nuestros abuelos, lo que ellos observaban“ (Kashyapa Yapa)

  • “Escuchar, apuntar... Me gusta el murmullo general del café, libre de música ambiental, el ancho espacio habitado solo por voces conversadoras y sonidos de platos... A veces, si tenía un cuaderno a mano, apuntaba sin propósito frases sueltas que oía, fragmentos de conversación... Pero aún no había empezado en serio el contagio, la manía, aún no salía a la calle con el propósito exclusivo de espiar voces. Eso vino más tarde" (Antonio Muñoz Molina).

  • "Huertoterapia... La observación, el contacto directo y la relación con la tierra y la naturaleza son las mejores fuentes de salud y bienestar que existen" (Mariano Bueno).

  • "Interpretación del patrimonio..., apela a la emoción del receptor y permite así fijar las ideas mediante la experiencia y no tanto por el simple almacenamiento de datos...; un proceso de comunicación estratégica que se desarrolla en función del público al que va dirigido y del recurso patrimonial de que se trate...; una actiividad educativa que pretende revelar significados e interrelaciones a través del uso de objetos originales..., no limitándose a dar una mera información de los hechos" (Katia Hueso).

  • "La naturaleza ofrece todo tipo de presentes capaces de complacer los cinco sentidos: el mar puede saborearse a través del salitre que queda pegado en el paladar, el bosque puede llevarse a casa evocando el perfume del enebro [...], el atercipelado tacto de las hojas del bejeque ayuda a relajarse, y la silenciosa caída de la última hoja de un árbol ya desnudo se convierte en un espectáculo minimalista" (Mónica Artigas, Álex Barnet).

  • “Las ideas proceden de la curiosidad” (Walt Disney)

  • "Leer el paisaje para respetar, prevenir... Respetar los territorios de los animales, sus refugios, sus crías y su alimento, no matar seres vivos de forma gratuita ni tocar y mucho menos degustar plantas que no conocemos, así como saber interpretar las señales del tiempo. En todo ello, nos estamos jugando nuestra seguridad, evitando el ataque de un animal acorralado, la furia de unas avispas cuyo nido hemos removido con un palo o sufrir una intoxicación o reacción alérgica al contacto con alguna planta... Y previniendo que nos caiga una rama encima en días de temporal, una ventisca lacerante en la montaña, una tormenta eléctica en el bosque o pescar una insolación por no haber sabido guardarnos a tiempo en la sombra" (Katia Hueso).

  • "Lo universal es lo local sin paredes" (Miguel Torga).

  • "Los jardineros del paraíso plantan árboles de ánimo, arbustos de alegría, frutas de risa y hortalizas de baile" (Alfred Selacher).

  • "Los viajes son los viajeros. Lo que vemos no es lo que vemos, sino lo que somos" (Fernando Pessoa)

  • "Mira bien tu aldea, y serás universal" (Leo Tolstoi)

  • “Mirar al suelo... Rara vez dejé de ser feliz en los once primeros años de mi vida. Iba por la calle y por los caminos del campo mirando siempre hacia el suelo a ver si encontraba algo: una canica, una moneda, un indio o un vaquero de goma" (Antonio Muñoz Molina).

  • "Mis únicos confidentes eran los árboles, ellos me escuchaban. Eran mis amigos, mis únicos amigos fiables, junto con la Luna" (Somaly Mam) "Sabor y calidad de frutas y verduras... En el campo se corta la fruta verde y se deja que madure en cámara o durante el transporte, y como no lo hace de forma correcta el sabor después no es igual... Las modificaciones genéticas que han experimentado las frutas y verduras han buscado principalmente obtener una mayor producción, mejor estética y que aguanten la cadena de distribución, todo ello en perjuicio de la calidad organoléptica (José Cabrera).

  • “Móvil, ruido, soledad... Lo que más ruido genera es el teléfono móvil... Es el gran símbolo de nuestra sociedad, la gran ficción de estar conectados, la manera de ocultar nuestra soledad” (Pablo d’Ors)

  • "Naturaleza en el aula...Aprendemos a enseñar, que es la mejor manera de afianzar lo que queremos que otros aprendan. Y sólo tener que buscar materiales, aunque sea en el tiempo libre, nos conecta con la naturaleza... Podemos prestar atención a los temas que trata, si tienen relación con la estación del año en la que nos encontramos o con el paisaje que nos rodea... Los audiovisuales deberían ser nuestra última opción: dejan poco a la imaginación y ofrecen una mediación dirigida y plana" (Katia Hueso).

  • "Oídos... Todo oídos: sus pisadas sedosas en el suelo de madera, el grifo del lavabo... Todo oídos, todo ojos, todo tacto..." (Antonio Muñoz Molina).

  • "Olor de heno... El paisaje se iba tiñendo lentamente de un verde claro, sobre el cual destacaban las masas oscuras de los castaños. De la montaña venía un aire vivo; el fresco aliento de los bosques que pasaba por las sienes de la niña refrescándolas. Del valle subía olor de heno recién segado, aroma de flores y frutas maduras" (Armando Palacio Valdés).

  • “Pon tu oído en el suelo y escucha el giro agitado de la tierra, la sobrecarga del mar y los lamentos de los animales moribundos" (Lawrence Ferlinghetti),

  • “Quiero vivir así, con esta ligereza, entre las caminatas y los libros, con el cuaderno y los lápices y la mochila al hombro, con mis botas fuertes y cómodas, que impulsan elásticamente mis talones y los músculos de las piernas" (Antonio Muñoz Molina)

  • “Ruido, ruidos... Existimos en medio del ruido. Acústico, visual, mental. Demasiada información bullendo simultáneamente y llegando por demasiados canales. Estamos permanentemente ocupados, siempre buscando algo que hacer. Con listas de cosas pendientes. Con la radio encendida en cuanto asoma una brizna de silencio. Con la música puesta, el televisor encendido, aunque nadie lo vea; enfrascados en nuestro teléfono, artilugio que encierra la incierta promesa de alejarnos del vacío. Todo con tal de no enfrentarnos al vértigo de la ausencia de sonido, a la aversión que produce una interrupción, por pequeña que sea, de ese zumbido constante que nos acompaña en el día a día, el de la vida moderna, el que existe y el que, con entusiasmo y talante irreflexivo, alimentamos. Miedo al silencio” (Joseba Elola).

  • “Ruido y soledad... Muchos de los problemas de nuestra sociedad tienen su origen en el ruido... No hay más que ver la industria de las apps: Snapchat, Instagram, Facebook, Twitter… Todo el ruido que generan solo hace que la vida de las personas sea más difícil; hacen que la gente se sienta más sola, más inquieta, más frustrada, que piense que su vida es triste. Y todo ello está basado en esa necesidad de ruido” (Erling Kagge).

  • “Rumor de lápiz..., ese rumor que hace el lápiz es el del fluir de las palabras en el pensamiento, las palabras que tienen algo de sonido aunque no se pronuncien, murmuradas separando apenas los labios... Escribo de oído. Cuando afilo el lápiz las palabras tienen perfiles demasiado nítidos" (Antonio Muñoz Molina).

  • “Salgo a la calle..., con la mochila al hombro, el teléfono en un bolsillo, un pequeño cuaderno en el otro, el impulso elástico en los talones y en las plantas de los pues, la mirada alerta a todo" (Antonio Muñoz Molina)

  • "Silencio... Me dice que el silencio le agudiza el sentido de la vista. Es como un cristal de aumento extraordinariamente pulido y limpio. No suele quedarse sin hacer nada mucho rato. Va sabiendo lo que tiene que hacer justo unas décimas de segundo antes de hacerlo" (Antonio Muñoz Molina).

  • “Silencio calmante, sanador... Ante la proliferación de agresiones externas a las que el ciudadano hiperconectado se ve expuesto, el silencio, tan a menudo retratado como incómodo, se aparece como un fenómeno dotado de propiedades calmantes, sanadoras, incluso como algo, simplemente, fascinante” (Joseba Elola).

  • “Silencio productivo, constructivo... En el ámbito pragmático, el silencio me permite aterrizar, prestar atención, me otorga una cierta distancia con respecto a los imperativos de la mente... Aunque solo sea durante cinco o diez minutos, ayuda a ver las cosas con mayor perspectiva. Y puede resultar muy útil en una jornada de trabajo. A menudo nos vemos arrastrados por esa necesidad de ser productivos y, posiblemente, no somos tan creativos, dedicándonos a perseguir objetivos que no son ni esenciales ni fructíferos”. Perdidos en el ruido” (David Harley)

  • "Silencio creativo... El silencio es capaz de transformarnos.... Solo cuando se experimenta su fuerza se da uno cuenta de ello. Sirve para serenar la mente, sí; y también es necesario para ser creativo: las mejores ideas vienen cuando desconectamos, cuando estamos en silencio” (Joseba Elola).

  • "Sonidos que sanan... Si los sonidos tranquilizantes son muy importantes en todos los jardines sanadores, en los centros de pacientes terminales esta es una cualidad... esencial. Los sonidos de la naturaleza consiguen apaciguarnos y relajarnos...; el canto de los pájaros o el de los grillos, las suaves cascadas, las hojas susurrantes y la hierba mecida al viento o el sonido del viento silbando a través de las copas de los árboles. Como el murmullo del agua que corre es especialmente tranquilizante..." (Clemens G. Arvay)

  • "Soy... Las preocupaciones y las obsesiones se disuelven en la observación incesante. Soy no lo que pienso o recuerdo o imagino sino lo que van viendo mis ojos y lo que escuchan mis oídos, el espía en la misión secreta de percibirlo todo, de coleccionarlo todo" (Antonio Muñoz Molina).

  • “También se oyen cantos de pájaros, débiles pero perceptibles, gorriones en las acacias de las calles laterales... Alguna Urraca, alguna algarabía de cotorras... Sonidos de otra época, de otro siglo. La flauta de un afilador" (Antonio Muñoz Molina).

  • "Todos llevamos un paisaje en la retina" (Paco Valero)

  • "Vista, oído, tacto, olfato, gusto... El imperio de los sentidos. Los órganos sensoriales son nuestros puentes con el mundo exterior. Nos orientan en un espacio tridimensional y nos regalan el contacto con los otros: una palabra, una mirada, una suave caricia... Todo cuanto da auténtico sentido a nuestras vidas" (Rüdiger Braun).

  • "¿Por qué murmuras, arroyo?
    ¿y tú, flauta, por qué cantas?
    ¿Qué bocas duermen en la
    sombra del aire y del agua?"
    .
    (Juan Ramón Jiménez).

    ***

    "Cuando me levanto siento el calor del sol,
    y cuando vuelvo al campo
    siento su verdor;
    a mí, como a ti,
    me da la claridad;
    un ciego no vive en la oscuridad"
    (José Feliciano)

    ***

    "¡Qué dulce es el sueño en primavera!
    no me despierta el alba
    hasta que por doquier se oye
    el canto de las aves vocingleras.
    Anoche escuché el ruido
    del viento y de la lluvia.
    Y me pregunto: ¿cuántas flores
    se habrán caído?

    (Men Haoran)

    ***

    "Tú
    eres
    tu presente,
    tu manzana:
    tómatela
    de tu árbol,
    levántala
    en tu mano,
    brilla
    como una estrella,
    tócala,
    híncale el diente y ándate
    silbando en el camino"
    (Pablo Neruda)

    Esquema conjunto de frases de esta página

    Otros trabayos de Xulio Concepción Suárez

    Índice alfabético de contenidos