Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular
por Xulio Concepción Suárez
 

"Tien nuesu chxugarín Pachxuezu
diez cuncechxus prencipales:
Cangas, Murias ya Somiedu,
Palacius, Ibias, Cabrichxanes,
Chxaciana ya Chxeitariegus,
Degaña ya San Emilianu;
cinco dechxus chxiuneses,
ya outrus cincu asturianus"
(Melchor Rodríguez Cosmen,
en el libro El pachxuezu,
habla medieval del occidente astur-leonés
)
.

Cursos de Extensión Universitaria,
Universidad de Oviedo,
en Cangas del Narcea, setiembre 2011.
"Ruta por Las Fuentes del Narcea".
Xulio Concepción Suárez

Por las brañas del Narcea:
sendas, manantiales, topónimos, cabanas...

 
 

Donde nace el río Narcea:
lo dicen aquellas fuentes,
y lo dice la raíz de la palabra
(preindoeuropeo, *nar-, 'agua que fluye, fuente').
 
 

Abajo, en Monasterio d'Ermu (Hermo):
la iglesia'l pueblu.
Una larga tradición monacal,
en relación con el Monasterio de Corias,
flota en la memoria oral
de los lugareños
cada año un poco más desdibujada.

 
 

En la memoria de los lugareños:
el vasar (el vasal), los cacíos,
la masera de amasar el pan...,
muy bien conservados todos ellos

 
 

El conjunto de Braña Narcea:
las cabanas al par del río, las camperas...


Entre la braña y las fuentes,
el senderu, los hayedos,
los acebales, los robledales...

 
 

Un musgo verde intenso
recubre los troncos y las cañas
de algunos árboles
(Usnea barbata)

 
 

Dicen los vaqueros
que lo comen bien
algunos animales del monte

 
 

La braña en su conjunto
vista desde el senderu :
el río, las cabañas, la mayada...

 
 

El detalle de las cabanas:
cada una con su corral circundante,
muy útil en la vida diaria de las brañas
(mecer, separar xatos, curar el ganado...)

 
 

La madre rodeada de tarrales,
al mediodía del estío:
como si todos fueran propios,
vamos...
Así es la vida comunal
en cualquier braña.
Como lo era, tiempo atrás,
en el tiempo de las mayadas .

 
 

Impresionante abedul:
centenario, a juzgar por el grosor del tronco


l'abidul (el biduleiru):
el árbol de madera noble, resistente y ligera
para los utensilios del campo

 
 

Un detalle de la rolla:
antes, madera para mangos,
madreñas, gaxapos...

 
 

Camino de los altos:
entre las aguas que van cambiando
de tonos y murmullos
al ritmo de la pendiente y el boscaje

 
 

El sonido de las mayadas:
cada vaqueiru
conoce el suyo en la distancia,
no le hace falta llegar a la vaca

 
 

Con los cencerros
de formas muy variadas:
de ellas dependen
los sonidos, claro,
que de forma inequívoca,
bien distingue el dueño
desde cualquier distancia.
Para ello está el cencerru...

 
 

Y vamos llegando al alto:
donde aquellas tsagunietsas
y tsagonatsos
justifican el nombre
de las brañas

 
 

Una xaronca (rana muy pequeña) ,
a sus anchas entre las aguas

 
 

Los buenos xatos y xatas
de Cangas:
ya se explican entre aquellas
tupidas yerbas de los altos

 
 

Más fuentes
del río Narcea,
simples manantiales dispersos:
muchas por todo el valle alto
de Las Tsautsinas .

 
 

Cuando se van juntando
para hacer arroyo:
estos grandes ríos
nacen en una pequeña charca...
¡Quién lo diría...!

 
 

Ya casi con el cauce
tallado entre tanto verde:
xunclos, urcias, praderas...
Todo un mundillo diverso
se va multiplicando cauce abajo
y por las riberas de las aguas
(renacuayos, mosquitos, xaroncas,
mariposas, piedras, páxaros,
tonos, colores, sonidos,
mofos, yerbas, frutos silvestres,
plantas, pasos de animales...)

 
 

Y el cauce
casi ya al completo
entre el boscaje monte abajo:
lo cruzamos con cuidado;
las piedras se vuelven resbalosas,
suaves al tacto,
de tonos muy variables
con el juego del sol y de las sombras
entre el ramaje
del hayedo o del robledal.
El tacto de la braña, que lleva el agua...

 
 

El río Narcea
ya con agua espaciosa
por Las Tsautsinas
y El Tsangreiru abajo

 
 

Un detalle
del acebal:
el alimento imprescindible
para el ganado en aquellos
duros inviernos, tiempo atrás

 
 
El material de las cabañas:
piedra, maera, pizarra..., y el arte de los canteros.


Y vuelta a la braña

 
 

Nel Acebu

Xuntáranse más vaqueirus
nel Acebo l'outru anu
que pelus tien una cabra
ya fuechas vinti castañus.

Hóubulus de Buxinán,
La Feltrosa ya Lus Chanus,
Brindimiana L'Acebal,
de Tseirietsa yal Rechanu.

Tsegaban de todas partes;
ya tamién lus asturianus
facían bon furmugueiru:
nun se cabía nel campu.

Atsí taban las de Cangas,
vendendu lus botsus brancus,
escabeche ya rusquías
cun lus petsechus nel carru
[...]

“A la Virxen de L'Acebu
esti ramu tsi'intrigamus,
pa que nus guarde las vacas
que nus críen bonus xatus”

 
 

Información completa en el libro:
Las brañas asturianas,
un estudio etnográfico, etnobotánico y toponímico,

de Adolfo García Martínez, Matías Mayor y Xulio Concepción Suárez

Más sobre la vida de las mayadas

Temas relacionados: Cursos de verano (ver página web),
Rutas de Cangas del Cangas.
Universidad de Oviedo,
organización de Alfonso García Leal.

Volver a ÍNDICE de contenidos de la Páxina