Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular
por Xulio Concepción Suárez

.

ALCEO de Palacio
ALCEO Felgueras

Aldea sobre Palacio (Lena), en el camino que procede a media ladera desde Corneyana y L'Escobal, y pasa por la ermita de Santa Cristina. Actualmente se accede desde La Vega'l Rey por la carretera que se bifurca en Palacio y sigue hacia Felgueras, parroquia a la que pertenece. Está situado a unos 490 m. de altura y dista unos 5'5 km. desde La Pola. Nunca Alcedo entre los lugareños nativos.

Las viviendas de Alceo (lugar con abundantes encinas para contar el nombre también) se fue distribuyendo en torno a la posición estratégica de La Casona: casa solariega actual, bien conservada en piedra, con maderas originales lo mismo en las fachadas que en el diseño interior.

La Casona conserva hoy con buen aspecto sus artesonados, tillaos, cabrios, vigas, portones, cuarterones, teyao, aleros, piedra vista..., y todo un conjunto de materiales respetados por sus dueños sin más cambios que las inevitables huellas del clima en las construcciones de montaña a cierta altura.

La misma posición soleyera y discreta que dio lugar al poblamiento en esta media ladera de Felgueras, se tradujo con el tiempo en los productos de la zona. Por ejemplo en la abundancia y sabor de las cerezas: como Felgueras -cuentan con orgullo los vecinos-, Alceo ye la mapa las cerezas.

Y, en efecto, de fincas como El Cerezaliru y de las cerezales que se daban hasta en los sucos, canturriales, xebes, sotambios y xaratales más pindios, los mozos y mozas de Alceo sacaban cada verano abundantes cestás de cerezas que vendían a buen precio en La Pola; o que exportaban a los cazurros por medio de un cerezaliru que se las compraba al pesu en la estación de Malveo para ganar con la reventa en los mercaos de León. Nel tiempu las cerezas daban envidia los vestíos de las mozas, y había un duru pa gastar en la tabierna -recuerdan todavía muchos abuelos y abuelas de hoy.

Actualmente, la condición topaera del poblado de Alceo (lat. ilicetum, encinar') se viene traduciendo en una evidente construcción y reconstrucción de casas y caserones del pueblo: levantadas nuevas, unas; reformadas, otras; el caso es que durante el verano y fines de semana, el poblado de Alceo Felgueras nunca dejó de renacer en el bullicio de las caleyas.

Para más información, ver
Diccionario Geográfico de Asturias
,
Ciudades, villas y pueblos.

Editorial Prensa Asturiana.
Colaboración de Julio Concepción Suárez.

Volver a pueblos

Volver a Índice alfabético de contenidos