Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular
por Xulio Concepción Suárez

Descartes
y sus Meditaciones
(VI)

Publicado en
la Nueva España,
el 20-06-2005.
Francisco Noval.
Profesor del IES "Río Nora"
de Pola de Siero
.

"Tienes un paquete para ti, pero se lo llevó la secretaria', me dijeron. Ya intuía lo que podía ser y me fui rápido a la secretaría del instituto. Allí, encima de la mesa, había un paquete de cartón con las iniciales de KRK ediciones. En ese mismo momento debía comenzar la última clase de filosofía del curso con un grupo de alumnos de 1º de bachillerato. No estaba apresurado, pues me proponía hacer como de costumbre la evaluación final de la materia: qué tal el libro de texto, qué tal de claras las explicaciones del profesor, cómo habían resultado los exámenes, cuál había sido el tono emocional de la clase, qué proponer para mejorar, cuáles han sido las principales impresiones y depresiones. Por cierto que uno de aquellos jóvenes, cargado de ironía, respondería: " Depresiones dos o tres y dos veces hube de acudir el psiquiatra, pero nada importante ". Y otro: " Impresiones ninguna, depresiones...los amores ".

Llegué al aula casi nervioso, con grandes deseos de abrir delante de los muchachos el cartón de Grafinsa y eso fue lo que hice, apenas si guardado el primer silencio de la clase. Apareció de inmediato un libro relativamente pequeño, muy ajustado al tamaño de la mano, con un Descartes en su madurez mirando fijamente al lector desde la portada y en pose artificiosa muy de su época. El título de portada decía: René Descartes. Meditaciones Metafísicas. Edición de Vidal Peña. KRK Pensamiento .

Y a su reverso: " Se rescata en el presente volumen la edición hoy agotada de las Meditaciones metafísicas con objeciones y respuestas de René Descartes que el profesor Vidal Peña tradujo, prologó y anotó para Alfaguara en 1977... ". Les mostré el libro cuya primera y última imagen es una vista del Colegio de los Jesuitas de La Flèche, les hablé del profesor Vidal Peña, de su traducción de las Meditaciones metafísicas de Descartes y de aquella edición de Alfaguara que teníamos en la biblioteca, desde ahora ya siempre acompañada por esta nueva edición de la ovetense KRK.

Para mí era el placer del libro nuevo entre las manos, el placer de reencontrarme con la misma traducción que vio su luz primera allá cuando comenzaba mi trabajo en los institutos de enseñanza secundaria, a punto de hacer ya tres décadas. Feliz de poder presentarles a los chicos a todo un clásico del pensamiento " que el año que viene tendréis que leer y estudiar ", me dejé llevar de las emociones para decirles lo importante que era para nosotros que en Asturias pudiéramos presentar cosas tan bien hechas como ésta.

Tras la clase la urgencia de hojear el libro, de querer leerlo aquí y allá, de pasar páginas y páginas tan clara y distintamente impresas, de buscar y encontrar un pasaje clásico, de ver unidas geometría y finura en una anotación cualquiera, de oler aún si posible fuera la tinta de imprenta... Todo a la vez no podía ser. Así que, más calmado, acudí a la " Nota a la presente edición " del propio Vidal, donde éste se despega con ironía de los elogios de sus nuevos editores para explicar por qué ha optado por mantener aquella introducción de 1977 y restringir la traducción a pequeños detalles, pese a los años transcurridos y las numerosas y nuevas aportaciones a la bibliografía cartesiana. " Lo escrito hace 27 años, confiesa nuestro autor, sigue sonándome bien en lo principal, aunque hoy lo diría de otro modo (tal vez menos " literaturesco ") y matizándolo ".

Para él el asunto central ya señalado en la primitiva Introducción es el del llamado " círculo cartesiano " en la fundamentación racional del conocimiento y en la determinación de la evidencia de la razón, una evidencia que no ha de reducirse única y principalmente a la evidencia matemática, tal como se inclinaba a destacar por aquel entonces. Sí que se han pulido las notas, sin alterarlas sustantivamente y se han añadido dos índices muy útiles para todo tipo de consultas, el primero onomástico y el segundo conceptual. Por último quiere detenerse un momento Vidal en remediar un olvido de la edición primera: haber dado por hecho que no había otra traducción anterior a la suya que incluyera íntegramente junto a las Meditaciones las Objeciones y respuestas . La hubo y fue la de Manuel de la Revilla publicada en Sevilla en 1878. Todo ello para no incurrir en el injusto olvido de los méritos de los españoles del pasado, de tan rancia tradición española.

Feliz reencuentro físico el mío con las Meditaciones metafísicas de Descartes de la mano "con introducción, traducción y notas- de Vidal Peña. Tiempo habrá de releerlas y de disfrutar de ellas. Esta obra abre, además, con toda la dignidad requerida una nueva colección de KRK, KRK " Pensamiento , en la que ya están en preparación o a punto de aparecer otros clásicos del pensamiento: J.B.S. Haldane, Bertrand Russell: El futuro de la ciencia ; David Hume: Diálogos sobre la religión natural ; y Gottfried Wilhem Leibniz: Protogaea . Conocedores del buen hacer de KRK, también esperamos estas nuevas obras con impaciencia.

Artículo siguiente (VII)

Ver artículo
"Córdoba para la amistad" (en PDF)

Otros autores en la páxina

Volver a ÍNDICE de la Esquisa