Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular
por Xulio Concepción Suárez
.

Los signos de puntuación:
funciones para el lector/a, y para el escritor/a.

En ambos casos, pura musicalidad:
el ritmo de la voz; el ritmo de los sintagmas,
de las palabras, de los conceptos, de los pensamientos,
de los sentimientos...
Los puntos, los tonos, las pausas... Pura musicalidad.

1. La importancia de una simple coma..., y de otros signos de puntuación

Sabido es, y cada vez lo comprobamos mejor, que una simple coma cambia todo el sentido de lo que quisimos decir: ni expresamos lo que queremos, ni entendemos lo que nos quisieron expresar, si no somos capaces de escribir o leer usando las comas, los puntos, las comillas..., de forma adecuada al contenido. Así podemos resumir la función de los puntos, las comas.... (hay libros interesantes al respecto, como se citan más abajo). En resumen, la puntuación adecuada (no exactamente ni siempre la correcta), los puntos pueden servir para muchos matices.

  • Agilizan la lectura digital. "Escribir para la red no es como escribir para un soporte impreso... La brevedad es una imposición de las nuevas redes sociales. Con los blogs se está escribiendo más, pero con una puntuación y una sintaxis más pobre... Lo primero que atrae nuestra atención en una página web (antes que las imágenes) es el texto... Son muchos los artículos que se descartan porque su puntuación produce una lectura indigesta...Demasiada información produce un rechazo visual... Frases cortas y contundentes..., primacía del punto y aparte... Unos pocos puntos claros captan mejor la atención del lector" (Silvia Kohan)

  • Apoyan la lengua oral. "La riqueza melódica y gestual con que nos comunicamos al hablar no puede trasladarse a la escritura... Los signos de puntuación son rudimentarias señalizaciones con que orientamos la significación de nuestros mensajes. Imprecisas, a veces; pero necesarias. Un texto sin puntuar planteará numerosas dudas acerca de cómo debe leerse y cuál es su verdadero sentido" (J. Antonio Benito Lobo) .

  • Construyen textos adecuados . "El texto es una gran frase” (Roland Barthes).

  • Crean contenidos. "Esta puntuación tergiversada (según las normas) es una auténtica manera de que los contenidos se multipliquen. Presencia o ausencia de puntuación son igualmente válidas si son significantes... Las libertades son producto de la riqueza de la lengua escrita que el experto sabe descubrir” (Silvia Kohan).

  • Crean estilo. "La sintaxis, la forma de adjetivar, la conjugación verbal..., la puntuación..., ordenan las secuencias de pensamientos bien hilvanados..., dan cuenta de nuestra manera de concebir el mundo... El estilo es la forma con la que el autor da un toque característico a su obra, una especie de faro que permite al lector identificar los textos de ese autor” (Silvia Kohan).

  • Dan entonación al texto. "Nos permiten modular la música del texto según nuestras necesidades; diseñan la estructura; hacen de conectores y establecen separaciones; permiten que el lenguaje fluya; evitan la ambigüedad; sugieren significaciones. En suma, representan las diferencias de velocidad o de entonación del lenguaje y son herramientas para distribuir nuestros pensamientos y configurar un itinerario que guíe el lector” (Silvia Kohan).

  • Despiertan la atención. "Las innovaciones son medidas inteligentes que obligan al lector a concentrar la atención, lo provocan, y necesita elaborar también nuevas estrategias y decodificar el texto” (Silvia Kohan).

  • Estilizan la redacción personal, crean nuestro estilo. "El estilo somos nosotros mismos... El modo en que puntuamos un texto nos delata: no puntuamos igual a los 15 años que a los 50. Tampoco puntuamos igual deprimidos que exultantes... Para el mismo texto puede haber distintas opciones, todas válidas, que dependerán del momento que vive el autor” (Silvia Kohan).

  • Experimentan. "El acto de escribir es un acto de libertad y, por lo tanto, implica elucubrar y probar tanto como queramos, también con la puntuación” (Silvia Kohan).

  • Expresan. "Cuando escribimos un texto..., deseamos que el receptor (el lector) nos entienda, que reciba claramente nuestro mensaje, que lo valore, lo considere original, diferente, que abra un diálogo con el texto. Pretendemos transmitir una idea, una propuesta, dejar claras las razones, persuadir, consolar, confesar nuestros sentimientos y conmover, contar una historia que interese, analizar un problema” (Silvia Kohan).

  • Guían. "Son una guía para orientarnos durante la escritura y orientar al lector..., por eso... requieren un empleo muy preciso y... si se ponen en el lugar equivocado, las palabras dejan de decir lo que el autor quería expresar” (Silvia Kohan).

  • Incumplen reglas a veces, aportan novedades necesarias. "Cuando la puntuación se transgrede y no obedecemos las normas convencionales, lo importante es tener razones fehacientes para ello y que con las violaciones o las innovaciones produzcamos nuevas significaciones” (Silvia Kohan).

  • Innovan. "El actual sistema de puntuación se estabilizó hacia el s. XIX, pero siempre aparecen innovaciones, unas mejor recibidas que otras. Por lo tanto, inventar la que se adapte a nuestras necesidades y a nuestras intenciones no es una idea descabellada” (Silvia Kohan)

  • Juzgan, prestigian o desprestigian. "La sanción social pesa sobre quienes puntúan mal (o desarrollan mal en genaral la ortografía) como una marca de bajo nivel cultural" (Silvia Kohan).

  • Liberan. "La escritura es... una manera de sobrevivr, de romper las estructuras rígidas de la sociedad y de nuestro propio inconsciente” (Margaret Atwood)

  • Marcan, delimitan. "Son marcas convencionales que nos permiten escribir con mayor o menor efectividad según el uso que les demos. De su ubicación y su distribución acertadas depende la transparencia, el aliento y la fuerza expresiva del texto” (Silvia Kohan).

  • Matizan. "Aportan los matices, las intenciones, la claridad, la precisión, indican pausas, destacan la supremacía de una frase sobre otra, modulan el ritmo” (Silvia Kohan).

  • Motivan. "La meta es despertar el interés de los escolatres... Enseñar a los alumnos a desarrollar un pensamiento estratégico y a trabajar desde una lectura afectivo-motivacional de los textos, de los signos de puntuación y sus beneficios" (Silvia Kohan) .

  • Precisan con exactitud. "El acto de contar no tiene nada que ver con la vaguedad, sino con la exactitud de un informe técnico, con la transparencia de la poesía..., con la trascendencia de un ensayo... Y eso se consigue con las palabras y con los signos de puntuación concretos. No creo que uno sepa ver lo que está mirando y contarlo si no sabe puntuarlo con exactitud” (Silvia Kohan).

  • Producen placer. "La puntuación nos permite respirar y detenernos cuando no podemos seguir, preguntar lo que no comprendemos, dudar, reclamar, insultar, descargar la angustia y manifestar júbilo; nos proporciona seguridad y otorga fluidez al facilitarnos el proceso de escribir. Puntuar es un placer por el hecho de que nos ayuda a ser nosotros mismos” (Silvia Kohan)

  • Separan, ordenan, clasifican. "Delimitan frases, párrafos. Nos permiten distribuir las ideas y jerarquizarlas: diferenciar ideas principales y secundarias. Son una herramienta para desarrollar una opinión o defender una idea y determinar el tipo de texto necesario para precisar nuestra posición a favor o en contra de un asunto" (Silvia Kohan).


Ejemplo muy oportuno localizado
por Javi Díaz Sánchez:
entusiasta admirador del lenguaje y sus matices,
ya desde aquellas lejanas, pero tan amenas, discusiones por las aulas...
(muy gratos recuerdos)
.

2. Algunas frases a modo de ejemplo: lo que hace la puntuación...

  • El perro miró al cazador asustado. (¿Quién está asustado?)

  • El perro miró al cazador, asustado. (¿y aquí...?)

  • Vi el coche, saliendo de la carretera. (¿Quién sale de la carretera?)

  • Vi el coche saliendo de la carretera. (¿y aquí...?)

  • Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer andaría a cuatro patas en su búsqueda. (según dónde pongas la coma, puedes aparecer como un gran defensor de la mujer, o como un gran detractor... Prueba a colocar una sola coma, y verás el efecto).

3. Algunos ejemplos tan conocidos como ingeniosos:

El caso de testamento que un señor sin hijos dejó a cuatro posibles herederos, pero (por las razones que sean) dejó el texto escrito sin un solo signo de puntuación. Cada uno lo interpretó para él y así llevó su nota redactada al juez

a) Texto del señor que dejaba la herencia:

"Dejo mis bienes a mi sobrino Juan no a mi hermano Luis tampoco jamás pagaré la cuenta del sastre nunca de ningún modo para los jesuitas todo lo dicho es mi deseo."

b) Textos puntuados por cada heredero en potencia:

  • Juan, el sobrino: "Dejo mis bienes a mi sobrino Juan. No a mi hermano Luis. Tampoco, jamás, se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo”

  • Luis, el hermano: "¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¡A mi hermano Luis! Tampoco, jamás, se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo”

  • El sastre: "¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi hermano Luis? Tampoco, jamás. Se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo”

  • Los jesuitas. "¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi hermano Luis? Tampoco, jamás. ¿Se pagará la cuenta al sastre? Nunca, de ningún modo. Para los jesuitas todo. Lo dicho es mi deseo”.

c) Finalmente, texto del mismo juez que, viendo la imposibilidad de nombrar un heredero, con una interpretación convincente para todos, él mismo redactó uno, y se quedó con la herencia en nombre del Estado:

  • "¿Dejo mis bienes a mi sobrino Juan? No. ¿A mi hermano Luis? Tampoco. Jamás se pagará la cuenta al sastre. Nunca, de ningún modo, para los jesuitas. Todo lo dicho es mi deseo”.

Y el señor juez se quedó con la herencia por unas simples comas, puntos, interrogaciones... (cuestiones sin importancia, vamos..., según fuera el montante de la herencia..., claro).

4. Los ejemplos serían muchos: sirvan otros cuantos tomados de las obras citadas más abajo y de otras situacionees
Puntuación A
Puntuación B
  1. Café, puro y copa a un euro cada uno son... tres euros.

  2. Perdón imposible, que cumpla su condena.

  3. Juan, el director te llama

  4. Él viaja sólo en tren.

  5. Quiero un café solo

  6. Estaré solo esta tarde

  7. No es verdad.

  8. No, se lo dijo

  9. No sé, ¡lo dijo!

  10. No, ¿se lo dijo?

  11. Llamó al alcalde sinvergüenza.

  1. Café puro y copa a un euro cada uno son... dos euros.

  2. Perdón, imposible que cumpla su condena.

  3. Juan, el director, te llama

  4. Él viaja solo en tren.

  5. Quiero un café sólo

  6. Estaré sólo esta tarde

  7. No, es verdad.

  8. No se lo dijo

  9. No sé, ¿lo dijo?

  10. ¿No se lo dijo?

  11. Llamó al alcalde sin vergüenza.

5. Hasta pudiera hacernos dudar mucho un simple coma, ante una posible respuesta que nos parece de perogrullo...
frasecita..
pregunta tonta...
 
  • Vendréis el tío de Juan Pedro González y tú.
  • ¿Cuántos vienen?
 
  • Vendréis el tío de Juan, Pedro González y tú.
  • ¿Cuántos vienen?
 
  • Vendréis el tío de Juan Pedro, González y tú.
  • ¿Cuántos vienen?
 
  • Vendréis el tío de Juan, Pedro, González y tú.
  • ¿Cuántos vienen?
 
  • El conductor nervioso miraba al policía
  • ¿Cuántos conductores se supone que hay?
 
  • El conductor, nervioso, miraba al policía
  • ¿Cuántos conductores se supone que hay?
 
  • El fin de semana se registró un solo accidente mortal, con dos víctimas
  • ¿Cuántas víctimas y accidentes se supone que hubo el fin de semana entero?
 
  • El fin de semana se registró un solo accidente mortal con dos víctimas
  • ¿Cuántas víctimas y acc identes se supone que hubo el fin de semana entero?
 
  • Es alta y delgada como toda su familia
  • ¿cuántos son altos y delgados en la familia?
 
  • Es alta, y delgada como toda su familia
  • ¿cuántos son altos y delgados en la familia?
 
  • No digas palabras que molestan
  • ¿cuántas palabras te molestan?
 
  • No digas palabras, que molestan
  • ¿cuántas palabras te molestan?
 
  • Al llegar, su amigo Juan se marchó
  • ¿quién llega y quién marcha?
 
  • Al llegar su amigo, Juan se marchó
  • ¿quién llega y quién marcha?
 
  • Al llegar su amigo Juan, se marchó
  • ¿quién llega y quién marcha?
 
  • El partido acabó, lamentablemente
  • ¿cómo habría resultado el partido?
 
  • El partido acabó lamentablemente
  • ¿cómo habría resultado el partido?
Referencias bibliográficas:  
  • BENITO LOBO, José Antonio (1992) La puntuación: usos y funciones. Editorial Edinumen. Madrid.

  • KOHAN, Silvia (2010). Puntuación para escritores y no escritores. Saber puntuar un relato brave, una novela, un artículo, un ensayo, un e-mail. Alba ditorial. Barcelona.

Ver cuadro resumen
de los signos de puntuación (en PDF)

Índice alfabético de materias

Volver al menú