Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular

.

Las castañas
como símbolo

(13)

Resumen del texto "Nel tiempu les castañes",
pregón del
premiu "Castaño de Lena" 2003
a la Banda de Gaites Güestia.
Pola de Lena
Xulio Concepción Suárez
(...continuación)

El símbolo de las castañas. En fin, las castañas tenían tantos términos como hicieran falta para identificarlas, seleccionarlas, clasificarlas, cuidarlas, curarlas, mimarlas, dosificarlas... a lo largo del año. Había que estirarlas desde setiembre hasta junio, por lo menos: todo un arte y responsabilidad para el ama de casa.

Hasta se consideraba en los pueblos toda una habilidad el hecho de saber administrar las castañas. Recuerdan los alleranos un dicho de sus mayores:

“La muyer que nun tien castañes pa los segaores pel verano, nun tien gobiernu”.

Sin más miramientos: criterio firme y muy tenido en cuenta por los mozos y mozas con perspectivas casaderas en su tiempo.

Castañares con cielo, pero sin suelo. Una interesante costumbre comunitaria sobrevive hoy en los pueblos lenenses: las castañares con cielo, pero sin suelo –que precisan los mayores. Se trata de una forma entre tantas de pagar en especie los servicios a los asalariados, a los colonos, a familias enteras.

Es decir, cuando un componente familiar, o toda la familia incluso, trabajaba durante un tiempo para el señor feudal (el terrateniente), és-te le cedía un espacio (un rincón), para plantar una castañar o varias en su finca.

Sólo una condición imprescindible: el terreno seguía siendo del señor posesor; el fruto y la castañar, del trabajador y la familia por herencia indefinida (una castañar puede durar 200-300 años...)..

La conclusión era evidente: si la castañar se caía, enfermaba o se cortaba, el colono perdía todos los derechos al suelo y no podía plantar otra. Pero ambas partes quedaban contentas: el uno por voluntad, los otros por fuerza de la necesidad.

Era la única forma de cobrar por los trabajos realizados, y mantener a castañas las 12-14... bocas que esperaban comer cada día en la precaria mesa familiar de una inmensa mayoría.

No por casualidad, el primer salario fue en sal: como bien dice la palabra (lo que cambian los tiempos). Y como indican las castañas salarianas ya en época romana.

artículo siguiente

Volver a gastronomía

Volver al cuadru les castañes

Índice alfabético de materias