Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular
por Xulio Concepción Suárez

Historia de una escalera
Antonio Buero Vallejo.

Representación por los alumnos/as
de 2º Bachillerato, B.
Dirección de Fani
IES Benedicto Nieto. Lena.

 
 
(en construcción...)
   
 

Representación de la obra
en la propia escalera del centro:
escenario improvisado, por supuesto.

 
 
COBRADOR.-  
 

COBRADOR.- La luz. Dos sesenta. La luz. Cuatro diez.

PACA.- ¡Ya, ya! ¿Es que no saben otra cosa que elevar la tarifa? ¡Menuda ladronera es la Compañía! ¡Les debía dar vergüenza, chuparnos la sangre de esa manera! ¡Y todavía se ríe!

 
 
GENEROSA.- ¡Dios mío! ¡Cada día está más caro! No sé cómo vamos a poder vivir.  
 
PACA.- Se ríe por dentro. ¡Buenos pájaros son todos ustedes! Esto se arreglaría como dice mi hijo Urbano: tirando a más de cuatro por el hueco dela escalera.
 
 
 
 

DON MANUEL.- Hija mía, algunas veces no me respetas nada.

 
 

ELVIRA.- Pero te quiero, que es mucho mejor. ¿Me harás ese favor?

DON MANUEL.- Depende...

ELVIRA.- ¡Nada, me lo harás!

 
 

FERNANDO.- No, no. Te lo suplico. No te marches. Es preciso que me oigas... y que me creas. Ven. Como entonces.

 
 

FERNANDO.- Entonces, me tuteabas y... me querías.

CARMINA.- Era una niña... Ya no me acuerdo.

 
 

URBANO.- Fernando.

FERNANDO.- Hola. ¿Qué quieres?

URBANO.- Un momento. Haz el favor.

 
 

CARMINA.- ¡Eso! ¡Un cobarde! ¡Eso es lo que has sido siempre! ¡Un gandul y un cobarde!

 
 

CARMINA HIJA.- ¡Te necesito, Fernando! ¡No me dejes!

 
 

FERNANDO HIJO.- ¡Pequeña! Carmina, voy a empezar en seguida a trabajar por ti. ¡Tengo muchos proyectos! Saldré de aquí. Dejaré a mis padres. No los quiero. Y te salvaré a ti. Vendrás conmigo. Abandonaremos este nido de rencores y brutalidad.

 
 

Valoración crítica,
por Laura y Zuriñe

  • Carmina (Elena): Siguió al pie de la letra el vestuario que su personaje exigía en todas las ocasiones. Su papel era de los protagonistas, por lo que, debía saberse todo el papel a la perfección, y así lo hizo. Además sabía cómo comportarse en cada momento, sus gestos y expresiones fueron marcados correctamente. Nota: 9.

  • Fernando (Alberto): Su personaje era uno de los protagonistas. Debido a esto, su papel era extenso y supo hacerlo perfectamente, incluso improvisando en algunas partes. Lucía el atuendo adecuado, e hizo caso a la directora cuando esta le decía su posición o cuando le explicaba que tenía que hacer. Nota: 8,75.

  • Urbano (Carlos): Su personaje, otro de los protagonistas, conllevaba un papel importante y también extenso. Su atuendo era el indicado por las chicas de vestuario. Otro rasgo a destacar es que su forma de expresar los sentimientos del personaje, fue de manera perfecta. Nota: 9.

  • Carmina hija (Andrea): Era otra de las protagonistas. Sin embargo, le tocó poco texto debido a la elección de la escena. Actuó perfectamente, tal y como dirección le había indicado. Su vestuario también fue el indicado, perfeccionando mucho el personaje. Nota: 9.

  • Elvira (Jennifer): Su personaje, otro protagonista, exigía un papel bien desarrollado que consiguió. Su vestuario y posición fue el adecuado y sabía cómo comportarse en cada situación. Mostró un gran carácter en la escena de la pelea. Nota: 9.

  • Doña Asunción (Lara): Tenía un personaje breve pero a su vez conllevaba una gran preparación. Lara lo hizo perfectamente, supo meterse en su personaje y actuar con la responsabilidad que dicho personaje le exigía. Se ha de destacar su vestuario ya que era el adecuado, luciendo el atuendo de viuda. Nota: 8,75.

  • Paca (Nerea): Se trataba de otro personaje con poco papel, aunque sí con desarrollo. Conocía muy bien su papel y su posición en cada escena. Su vestuario también asombroso, y se ha destacar el bastón que añadió por su cuenta al personaje. Nota: 9.

  • Cobrador (Roberto): tenía un personaje corto pero de suma importancia, ya que, representa en la obra la sociedad capitalista que había en la época. El papel lo bordó como el resto de sus compañeros y su vestuario y complementos eran los indicados por las chicas de vestuario. Llevó una gorra y un maletín, que junto con los recibos, le disfrazaban perfectamente. Nota: 8,75.

  • Manolín (Manuel): Su personaje era de un niño de unos doce años, aunque no habló en la obra (no tenía un papel a desarrollar en la escena), su actuación fue breve pero buena. El vestuario es lo único que no se destaca, ya que, no llevaba la ropa marcada por vestuario o algo similar. Por esto, su nota es un 7.

  • Don Manuel (Alejandro): Su papel era importante, ya que, su personaje representaba la sociedad alta, que en aquella época era muy escasa. Bordó su personaje, se sabía el texto una semana o dos antes de la actuación, lo que se notó cuando actuó, porque, lo hizo con mucha energía y seguridad. El vestuario también perfecto y su posición en cada escena la adecuada. También se destaca su facilidad para actuar y su soltura a la hora de hablar. También representó el papel de Fernando hijo. En esta actuación sobresalió su forma de expresar cada sentimiento y opinión de su personaje. Su posición en el escenario fue correcta en cada momento, y conocía su diálogo a la perfección. Su vestuario también el indicado asemejándose totalmente con Fernando hijo. Su nota es un merecidísimo 10.

  • Generosa (Leticia): Su personaje era secundario. La actuación fue breve pero la llevó a cabo de forma correcta. Se sabía el papel y supo desarrollarlo perfectamente. Su vestuario también fue el adecuado. También interpretó el papel de Rosa. Se le ha de tener en cuenta el carácter de la escena de la pelea, y el vestuario recomendado. Nota: 8,75.

Crítica de la directora de la obra: Fani.

Ya que mis compañeras Laura y Zuriñe se encargan de la valoración de los actores y la mía, yo, como directora, tendré que valorar su trabajo y el del presentador.

  • Como críticas y encargadas del vestuario y decorado de la obra, Laura y Zuriñe supieron coger mis ideas y plasmarlas en el decorado, inclusive añadiendo algunos detalles que lo hacían un poquito más realista. Teniendo en cuenta de que los recursos eran limitados, todo estaba muy bien. A pesar de que parte del escenario, en un momento, se cae. No tengo ninguna otra pega respecto al decorado.

  • El vestuario estaba realmente bien, y cada uno de los actores buscó lo más parecido que podían encontrar de lo especificado. Aunque tardaron un poco en decirles a los actores lo que tenían que usar, y esto ocasionó algunos desacuerdos de opinión entre los actores, pero que se solucionaron sobre la marcha.

  • Además, ambas compañeras fueron las apuntadoras, que ayudaron a los actores en los pequeños momentos de despiste. Por todo esto mi nota para ellas es un 9 para cada una.

  • El presentador improvisó las introducciones de los actos, y para ser algo espontáneo, lo hizo muy bien, aunque se le notaba algo nervioso. Mi nota para él es un 7.

Crítica a la dirección de la obra (por el único espectador..., el profesor).

Como directora, Estefanía supo ordenar y dirigir a todos los miembros de la obra. Escogió las escenas perfectas para representar, de una duración proporcionada a la hora de clase. Nos ayudó a todos, tanto a actores y actrices, como a vestuario y decorado. Su función de dirección lo llevó a la perfección y se destaca su ayuda como apuntador durante la obra. Nota: 9,5.

 
 

Todo el grupo de clase
participó en la representación:
directora, actores, decoradoras, apuntador..
.

 

Volver a Esquisa

Volver a ÍNDICE general de contenidos